"The IMF has been of recent extremely generous in its suggestions on what we should do or not do, and we are really thankful for that. But the viewpoints of the Governing Council are in a sense different… And frankly, I would like the IMF to be as generous as they have been towards us also with other monetary policy jurisdictions, like for example issuing statements just the day before an FOMC meeting would take place." – Draghi, antes de la última reunión.
Realmente, la postura del FMI está siendo bien diferente al considerar al ECB y a la Fed. En el primer caso, muy agresiva recomendando la Institución que se tomen nuevas medidas expansivas que ofrezcan un campo abonado para consolidar la recuperación. Pero, siendo una condición necesaria que el ECB tome nuevas medidas expansivas la suficiente, donde el FMI también está siendo muy persistente es en recordar a las autoridades políticas sobre la necesidad de que apliquen nuevas medidas integradoras a nivel europeo y reformas estructurales/ajustes fiscales a nivel doméstico.

Me temo que sólo la autoridad monetaria europea, pese a todo, seguirá en mayor o menor medida las recomendaciones del FMI. No por la recomendación en si, como por su racionalidad.

¿Y qué dice sobre la Fed? En este caso el FMI sólo repite que la normalización de la política monetaria debe ser ordenada. Pero la Institución supranacional no avanza mucho más con respecto a las tareas pendientes que precisa la economía norteamericana para consolidar realmente su recuperación. ¿No es preciso hacer más?.

PIMCO auguraba ayer mismo en un nuevo informe que la permanencia de tipos de interés nulos anticipaba el final del bull market actual y tipos de la deuda entre 2.5/4 % entre 3-5 años. En su opinión, el nivel de tipos de interés oficiales era coherente con un escenario de crecimiento bajo y baja inflación. ¿Demasiado pesimista? Entonces, ¿por qué no suben los tipos de interés de la deuda? Hay dos posibles repuestas: 1. Las advertencias de PIMCO tienen muchos más seguidores de lo esperado; 2. La credibilidad de la Fed y las compras de papel, son mas efectivas de lo que algunos podrían haber esperado. Y se prolongan en el tiempo, algo ciertamente inquietante.

Ayer conocimos un dato que probablemente dará mucho que hablar en el futuro. Las ventas al por menor crecieron en USA durante el mes de abril apenas un 0.1 % en cifra total y recortaron un 0.2 % el dato sin autos. Muy por debajo de lo esperado, apenas fueron matizadas por una revisión al alza del dato del Q1. Luego, quizás la economía creció algo mas (y algo más es mucho considerando el dato plano conocido) pero ahora mantiene un ritmo en el Q2 inferior a lo previsto.

Con todo, no se inquieten demasiado: partiendo de los niveles bajos de ventas a principios del año, el dato subyacente conocido ayer aún supone un aumento del 3.6 % frente al promedio del Q1. Pero, esto no impide que el dato en si sea demasiado débil como para no poner en cuestión la fortaleza de la recuperación económica. Y de nuevo con ello volver a debatir sobre el margen de maniobra que tiene la Fed. O el Gobierno norteamericano.

Casi siete años tras el inicio de la Crisis aún mantenemos enormes dudas sobre su evolución futura. Pero, al menos, los mercados financieros parecen no tenerlas considerando como el dato de ayer fue compatible con compras de bolsa y deuda. Y con un USD al alza. Pero esto también puede plantear nuevos interrogantes. Aunque ya tendremos tiempo de debatirlo en el futuro.

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España