Ya hemos comenzado a escuchar las primeras advertencias sobre el fuerte crecimiento de la "banca en la sombra". Al final, no es más que la alternativa a la financiación bancaria

 Y en la zona EUR se partía de niveles tan bajos que el fuerte crecimiento en los últimos años podría incluso confundirse con una sana diversificación de las fuentes de financiación del sector privado. Pero, en Estados Unidos la proporción de financiación a través del mercado ya supera ampliamente porcentajes del 60 % lo que ha llevado a la propia Yellen a advertir que estarán muy pendientes de su evolución a futuro. Mientras, en la zona EUR con niveles de financiación no bancaria inferiores al 30 % aún podemos estar tranquilos. ¿O no?

http://blog-imfdirect.imf.org/2015/05/07/securitization-restore-credit-flow-to-revive-europes-small-businesses/

El título del Blog anterior patrocinado por el FMI ya plantea uno de los debates más relevantes en la Crisis: ¿se acentuó por la restricción de financiación generada por el desapalancamiento y saneamiento de la banca? Después, ya lo saben, vino una regulación más estricta y una supervisión mejor (extrema). ¿Asumir nuevos riesgos de crédito en un contexto de debilidad económica en estas condiciones? Complicado. Las medidas de política monetaria cuantitativa en el fondo han favorecido una mayor profundidad de los mercados de crédito no bancario, aunque la desintermediación ha tenido costes en términos de distorsionar los mercados y facilitar excesos en los precios de los activos. Más tarde, una vez que se comienza a debatir el inicio de la normalización de tipos, vemos como reaparece el riesgo de iliquidez.

If financing is the lifeblood of European small businesses, then the effect of the financial crisis was similar to a cardiac arrest (FMI).

Las pequeñas empresas suponen en estos momentos más del 90 % del producto del área Euro. Su financiación es por tanto fundamental. Otra cosa, como decía antes, que las encuestas de financiación de la banca muestren tres cosas: 1.que la recuperación de la demanda de crédito ha sido lenta; 2. Que la oferta de crédito desde la banca, aunque limitada, ha sido suficiente; 3. Que la demanda solvente de financiación ha sido muy limitada.
Con todo, la Titulización se ha convertido para muchas autoridades en un objetivo cuyo cumplimiento puede protegernos frente a otras crisis como la que (aún) estamos superando. Las mismas autoridades piden más transparencia, más infraestructura y apoyo financiero oficial para que se desarrolle este mercado. El ECB ha hecho algo de esto con el mercado de ABS, aunque en el fondo a corto plazo ha facilitado su estrechez. Con todo, es importante recordarlo, dos crisis financieras seguidas en un periodo limitado de tiempo no suelen tener el mismo subyacente. Así, la hipotética restricción de financiación es complicado que se reproduzca en el futuro próximo. Más bien, lo contrario con riesgos derivados de un exceso de liquidez y búsqueda de rentabilidad por parte de inversores que no están acostumbrados a gestionarla.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España