Las bolsas europeas se mueven a estas horas con descensos. 

Y todo hay que anotarlo en el debe de la FED. 

Tampoco es que sea su culpa, no se puede mantener esta situación demasiado tiempo, lo veremos más adelante en este artículo con el gigantesco balance de la FED. 

Pero realmente lo que está molestando hoy al mercado no es el hecho de que la QE tenga los días contados, posiblemente hasta septiembre, sino el cambio de sesgo en cuanto a la primera subida de tipos de interés.
Ayer los futuros sobre fondos federales descontaban al 75% de posibilidades de que en julio ya estarían al alza los tipos de interés.

Hasta ahora se descontaba que pasaría eso pero tan pronto.

La reacción inicial no ha sido buena. Pero ahora la gran apuesta que debe hacer cada uno, es, ¿podrá un mercado que ha subido cerca del 200% por el dinero de la FED seguir manteniendo el tipo?. El tiempo lo dirá,

El caso es que unos por otros la casa sin barrer en Europa.

Y aquí tenemos el lateral que lleva entre pecho y espalda el eurostoxx

stoxx


El gran lastre va a seguir siendo Wall Street , vuelvo a preguntarme por segunda vez ¿podrá seguir subiendo y subiendo sin los 85.000 millones de dólares mensuales y encima con perspectivas de subida de tipos?

Una opción muy válida es un lateral de todo el año, no la descartemos.

Ya comentaba hace algunos meses en esta misma sección, que se decía en bolsa, que suele ser tradicional que cuando un nuevo presidente llega a la FED las bolsas suelen dar algún sustillo. Es como si fuera tan importante, que lo es, la función de esta persona para las bolsas, que les diera un poco de miedo el nuevo que llega.

Pues bien ayer Bespoke investigó esto de forma científica.

Desde 1945, ha habido siete cambios de presidente, este sería el octavo cambio.

Menos en un año, en 1978 con Miller, en todos los demás en algún momento del año desde que se inició su mandato, se estuvo bajando un % relevante.

En 1945 con McCabe el 6,5%.
En 1951 con Martin el 1,7%.
En 1970 con Burns el 18,7%
En 1979 con Volcker el 5,8%.
En 1987 con Greenspan el 32,8%
En 2006 con Bernanke el 4,6%.

No es más que una anécdota curiosa, sin mayor relevancia, la realidad es que al final del año tras el inicio de su mandato sólo en dos ocasiones el S&P 500 terminaba bajando. Y la media anual da subida de 6,59%.

En fin, en cualquier caso siempre recordemos lo importante que es la FED, tan importante que ha pagado a golpe de talonario cada punto que ha subido el S&P 500 en los últimos años, por mucho que queramos pensar en milagros de las empresas, vean este gráfico de Zero Hedge:

balance

balanc


Fuente: http://www.zerohedge.com/news/2014-03-19/most-important-chart-trading-fomc-statement 

Como ven, la línea verde el tamaño del balance la FED, la azul lo que ha hecho el S&P 500 desde el 2012... Ahora se acaba la fiesta, ¿será posible que siga subiendo la línea azul cuando la verde se caiga? Este es el gran reto para las bolsas.... asunto a seguir....

Como alguno de ustedes me preguntó que cómo iba la comparación esa famosa que se puso de moda, un tanto absurda, entre 1929 y la actualidad, aquí tienen un gráfico comparativo, aunque ya el tema se va olvidando lentamente

historico

Fuente: https://31.media.tumblr.com/7062bf6ebb394621fb3a1ba47b0b5df0/tumblr_inline_n2p1noXm6w1sr2715.png

Pasemos a otros temas, repasada la actualidad.

Rohm McEvan publica un artículo en la revista Stocks and Commodities del mes de abril, donde reivindica el low-frequency trading. El autor dice que ante los nervios y las prisas del trading de alta frecuencia con muchas operaciones constantes, él prefiere las operaciones lentas, y dedicar el tiempo a vivir bien. Él intenta no sufrir el estrés de las operaciones rápidas, y sus ideas pueden venir a muchos inversores más tranquilos en la operativa.
Para ello recomienda detenidamente un método sencillo, que él asegura al final no tiene nada que envidiar a los rápidos.

Se limita a calcular al cierre de cada sesión en el Dow Jones, es de suponer que esto funcionará bien en cualquier otro índice bursátil los valores que suben y los que bajan en NYSE. Este dato aparece publicado por todos lados. El da esta lista de índices y ETFS como aplicables a la estrategia:

Since I am using the NYSE advance-decline data, I will
be following the Dow Jones Industrial Average (DJIA). You
could use exchange traded funds (ETFs) that track the DJIA
such as the SPDR Dow Jones Industrial Average Trust (DIA).
You could also follow a similar strategy using the NASDAQ
advance-decline data and its appropriate indexes, or ETFs such
as PowerShares QQQ Trust (QQQQ) or the NASDAQ-100
Equal Weighted Index Fund (QQEW).

Él se ha construido una hoja excel, donde anota cada día los valores que suben y los que bajan del NYSE (siempre del NYSE aunque luego aplique las entradas a otros índices).

En la tercera columna de la hoja excel calcula lo que llama el AD%, cuya fórmula es:

The formula for the daily AD percent change is ((Advancing issues minus declining issues) divided by (Advancing issues plus declining issues)) x 1000

Es decir, valores que suben en NYSE en el día menos los que bajan y el resultado se divide por el resultado de sumar los valores que suben y los que bajan, multiplicando todo por 1.000.

En la cuarta columna calcula el acumulado de la columna anterior que va arrastrando, y por fin en la última columna calcula la media de 1 año de la columna anterior, es decir del acumulado.

La técnica es simple, si el acumulado está por encima de su media de 1 año se entra en bolsa, si está por debajo se está fuera.

El resultado es sorprendentemente bueno, da muy pocas señales y suele andar bastante fino, eso sí las señales son de largo plazo.

Impuso estar largo entre el 95 y el 98.

Dentro entre el 2000 y 2002.

Dentro entre el 2003 y 2007.

Dentro desde el 2009 mediados de 2013, donde ya no miré más.

En total habrá sacado casi 12.000 puntos entre 1995 y mediado 2013, cuando con el clásico buy and hold se habrían sacado 8.000 y con unas variaciones y volatilidad tremendos.

Un método sencillo, que puede dar ideas para complemento de otros métodos además. Parece una idea bastante válida para trabajar en el laboratorio.

Es de destacar que el autor no plantea la posibilidad de ponerse corto en las fases contrarias. Y ya saben lo que les he comentado muchas veces a este respecto. Dada la asimetría de las bolsas, que se mueven muy diferente cuando van al alza que cuando van a la baja, no suele ser una buena idea intentar pillar cortos en fases bajistas, siempre hablando del medio plazo. El sufrimiento, los rebotes tremendos a la contra, las declaraciones e intervenciones políticas para que suban de nuevo, acaban por volvernos locos, al menos esa es mi experiencia personal. En cambio, cuando se va al alza, las cosas van más lentas más tranquilas, y con rebotes a la contra mucho menos enervantes.