Las bolsas europeas siguen a la baja, castigadas por el incremento de la tensión que se sigue viviendo en Ucrania. Todos los indicios parecen mostrar que Putin ha decidido meterse en una aventura para tratar de reconquistar Crimea, en un movimiento parecido al que Rusia llevó a cabo en 2008 con parte de Georgia.
 
Los incidentes son continuos y hoy ha habido una toma de aeropuertos de Crimea, y el gobierno ucraniano acusa de que aunque no iban de uniforme eran soldados rusos los responsables.
 
Las bolsas europeas miran con temor todo esto.
 
Ante todo este lío de Ucrania algunos bonos tradicionalmente refugios están volviendo a registrar compras fuertes. Aunque a diferencia de otras ocasiones, esta vez la deuda periférica también está actuando de "refugio" y toda esta situación de inestabilidad ha supuesto más compras, y así los bonos italianos y españoles a 10 años están con rentabilidades no vistas desde hace 8 años, pero hoy han encontrado una excusa para subir tipos en el muy corto plazo en la inflación algo más alta de la Eurozona y que quita presión al BCE para bajar tipos otra vez.
 
Hablando de los otros bonos más tradicionalmente refugio, como por ejemplo los alemanes.
 
Pues bien, quisiéramos poner una nota de prudencia para los que se llevan el dinero a Alemania y satélites. Y deben ser muchos en todo el mundo, porque sólo el que se tema que se rompa el euro y se cobre entonces en marcos, explica que se pueda comprar deuda alemana y similares al nada por ciento e incluso negativa.
 
Interesante leer este trabajo:
 
What Germany should fear mostis its own fear. An analysis of Target2 and current account imbalances.
Paul De Grauwe and Yuemei Ji

Especialmente interesante, un apartado del trabajo.
 
Opinan que el comentario de que si estalla la zona euro, el target 2 les estallaría en la cara a los alemanes, es por falta de comprensión de cómo funciona el banco central europeo. El riesgo podría evitarse limitando la conversión de euros a marcos exclusivamente para los residentes alemanes. Si hace esto, que lo podría hacer perfectamente, forzaría a los países periféricos que han emitido demasiadas deudas a pagar un alto precio con devaluación enorme de sus monedas nacionales.

No olvidemos esto. En un caso extremo se podrían hacer cosas, y esta huída a deuda al nada por ciento no habría servido de nada...
 
Afortunadamente, ahora estamos lejos de escenarios así de peligrosos en la zona euro, pero por si volvieran otros anteriores algún día, donde sí estuvimos al borde de la implosión es bueno recordar este detalle, de que nadie puede obligar a devolver en marcos los bonos alemanes a los no residentes.
 
Por otro lado no le ha gustado a las bolsas el dato de inflación de la eurozona.
 
La verdad es que ha sido bueno, porque cuando se esperaba una interanual del +0,7% ha quedado en +0,8% y eso aleja un poco el peligro de deflación que es un mal asunto. Pero las bolsas ya saben que no funciona últimamente descontando buenos y malos datos macro, sino lo descuentan todo al revés, si la deflación se aleja, el BCE tomará menos medidas, y por lo tanto bajo. Es la lógica contraria a la razón, pero es lo que hay.
 
Aquí tienen en un gráfico de Reuters cómo marcha esta inflación en Europa.

EUIOC

 
Falta incorporar el dato de hoy de +0,8%.
 
En España hemos tenido dato negativo, y esto junto con una serie amplia de malos resultados de algunas compañías importantes en el Ibex hacen que el índice español sea de los peores de Europa.
 
El futuro incluso ha llegado a estar en algunos momentos de la mañana, por debajo ligeramente del nivel psicológico de los 10.000. Realmente decepcionante este Ibex. Ya ni se sabe la de meses que llevamos dando vueltas alrededor de este nivel de 10.000 puntos.
 
Como contrapeso a estas preocupaciones tenemos a un siempre feliz Wall Street, que limita las pérdidas en Europa.
 
Ayer nuevos máximos históricos en el S&P 500 aunque por poco, siguiendo la tónica de todo el año.

SPintra
 
Esta vez la excusa fueron unos comentarios de Yellen sobre el manido tema de la nieve. Dijo que con todo esto de la nieve igual la economía se había resentido y que había que ralentizar el tapering llegado el caso. No obstante esta mañana algunos otros miembros de la FED han dicho todo lo contrario. Ya es que conocido que Yellen es muy favorable a la adopción de políticas laxas.
 
Pasemos a otro tema.
 
Algunos lectores me han pedido que refrescara un indicador que comenté hace bastante tiempo y que leí a Linda Bradford que trabaja usando el ADX. Así que vamos allá. Lo he visto aplicado en numerosas formas, incluso Visual Chart tiene el indicador en forma de sistema, lo cual puede facilitar las cosas, luego les pongo el enlace, y así pueden profundizar en el tema. No obstante, no me gusta aplicarlo como un sistema en sí, sino en la propia sesión en que da la indicación entrando y saliendo en intradía en la misma sesión. Prefiero usar el indicador a veces, no de forma sistemática, como generador de señales de entrada y luego ya torear la salida usando análisis técnico clásico u otros métodos. Pero como generador de señales de entrada tanto al alza como a la baja funciona muy bien.
 
Primero, para los lectores que no lo conozcan voy a explicar que es el ADX tal y como lo describo en mi libro Leones contra Gacelas.
 
El sistema compara dos indicadores direccionales. El +DMI y el -DMI. Mediante una serie de cálculos, se compara el cierre actual con el anterior y si, por ejemplo, es más alto se suma una determinada cantidad en el +DMI y se resta otra determinada cantidad en el -DMI, lo cual provocará que ambas líneas se separen. Si hay tendencia y los cierres continúan subiendo, las líneas cada vez estarán más separadas y nos estarán marcando que existe tendencia.

Cuando la tendencia se vaya desgastando los cierres tenderán a ser diferentes y las líneas tenderán a juntarse. Wilder recomienda comprar cuando la +DMI sube por encima de la -DMI y vender cuando la +DMI baja por debajo, pero yo no recomiendo este método de ninguna manera o al menos sin otros filtros o señales de confirmación.
Wilder también usa un tercer indicador, el ADX, que no es más que una media de las diferencias entre los dos indicadores direccionales. Cuando los dos indicadores son iguales el ADX tiende a ser nulo y aumenta conforme los indicadores se alejan. Así pues, con esta sola línea volvemos a tener una representación más clara del concepto de tendencia. Cuando el ADX es alto hay tendencia, cuanto más alto suba más tendencia habrá pues las dos líneas básicas de tendencia estarán más separadas.
 
Por último, se usa en casi todos los programas de análisis gráfico otra línea más, la ADXR, que es un ADX retardado. Muchos operadores se colocan las dos líneas ADX y ADXR y las utilizan para generar señales de la misma forma que hemos explicado en capítulos anteriores que se utilizan las dos líneas del oscilador estocástico o del indicador MACD. La forma de interpretar el ADX sería la siguiente, o al menos esta es la que yo recomiendo ya que hay alguna diversidad de opiniones y teniendo en cuenta que lo mejor es utilizar el parámetro 14 para todas las líneas:
 
- Si el ADX está por encima de 20 (hay autores que defienden el 17 y otros el 23, motivo por el cual yo me he quedado en el punto medio), existe fuerte tendencia, indiferentemente que sea bajista o alcista. Pero en estos niveles hay que vigilar si sigue creciente pues podríamos estar en período de fin de tendencia. El indicador no es tan fino como su autor pretendió.
 
- Si el ADX está próximo a 0 no hay tendencia.
 
Bien, una vez entendido esto, éste es el método.
 
1- Usaremos un ADX de 12 períodos y con parámetros de 28 períodos para las +/- DMI.
 
2- El ADX debe ser superior a 30.
 
3- Para la compra el + DMI debe ser superior al - DMI ; para la venta -DMI debe ser superior a +DMI.
 
Cuando compremos:
 
1- La apertura del día debe ser con gap a la baja desde el mínimo de la sesión anterior.
 
2- Se coloca una compra en stop en la zona del mínimo del día anterior.
 
3- Si salta stop, por debajo del mínimo del día actual.
 
4- Hay que proteger los beneficios con trailing stop y salga de la posición antes del cierre, salvo que se vea un cierre muy firme. En ese caso se podría intentar aguantar hasta el día siguiente.
 
Cuando vendamos, todo al revés.
 
En el siguiente enlace de Visual Chart, que ya saben es mi programa de análisis de referencia, donde tienen más datos: