A estas horas la sesión en Europa, es de total transición, sin cambios relevantes, excepto algunas tomas de beneficios matinales en Europa, y destacando la bajísima volatilidad. Durante la mañana, salvo los bandazos iniciales, el mercado apenas se mueve.
En este gráfico del futuro del dax, vean debajo el ATR cómo está cayendo a zonas de baja volatilidad, donde la operativa intradía se complica muchísimo por la falta de movimiento.
 
 
Por debajo de la zona 90 más o menos podemos considerar mercado en muy baja volatilidad, y tenemos que cambiar las tácticas intradía de forma radical. No se puede operar igual con el ATR más alto que ahora por el camino que lleva.
 
Por cierto que ya que tenemos este gráfico, tenemos otra de las claves del mercado actual. Los operadores siguen temiendo que el Dax no pueda con la cota superpsicológica de los 10.000 puntos y nos frene a todos y por eso hay cierta pasividad.
 
Por debajo, desde luego seguimos teniendo red de seguridad y sus posibles medidas.
 
Así pues, mercado tranquilo, a la espera de ver lo que hace el BCE.
 
Mientras, hoy muchos comentarios respecto a lo difícil de entender que en Wall Street se comprara furiosamente bonos a largo, hasta mandarlos a rentabilidades no vistas por bajas desde julio pasado, y a la vez se compre bolsa… Es algo desconcertante, salvo que recordemos lo que hablamos ayer de las recompras de acciones propias.
 
Hablando de la deuda de EEUU, hoy Bespoke da un dato muy interesante, que nos da idea del charco en que se ha metido la FED con su gigantesco balance fruto de la compra masiva de deuda. El plazo medio a que han comprado son 10 años, es decir, que van a tener pastel durante mucho, mucho tiempo, y evidentemente la capacidad de acción en caso de haber de nuevo problemas mucho más limitada. Por cierto, que hoy se espera una birria de un dato de PIB, pero dicen que es por la nieve que no hay que hacerle ni caso, pues nada, así sea, anda que solo faltaba que la economía no estuviera tan fuerte…
 
Aquí la clave es el BCE. Dicen en Citi que dan un 40% de posibilidades de que el BCE sorprenda con una QE o algo parecido, si eso pasa, ojo, el Ibex se va a 12.000 mínimo por ejemplo. Si no pasa y se limitan a bajar tipos, tasa negativa, y prometen que en cuanto se ponga esto feo sacan la QE, seguramente seguiremos alcistas en plan tranquilo, y si Draghi defrauda nos meteremos en el lateral de cabeza otra vez.
 
El problema, es que esto es como en el fútbol, cuando llegan las últimas jornadas, el equipo de Europa siempre depende de los resultados de otros equipos. Wall Street puede subir con Europa bajando, al revés no es tan fácil… luego, además de ganar el  partido con el BCE necesitamos que Wall Street al menos empate el suyo J
 
Como decíamos, no nos engañemos, que en esta subida que estamos viendo en Europa, al margen de que como en EEUU también hay un gran componente de recompras de acciones propias, hay también una gran rotación a valores muy defensivos.
 
Vean por ejemplo este gráfico de Reuters actualizado del sector de utilities:
 
s2
 
Ya ven, como un toro. Según Morgan Stanley el 72% de los valores defensivos lo están haciendo mejor que los índices, y tras un estudio han determinado que esto solo se ha visto tres veces en los últimos 10 años.
 
Si vemos este otro gráfico de Reuters:
 
s3
 
Nos hacemos una idea rapidísima de a quién le siguen huyendo todos… al sectorial financiero, especialmente a los bancos. No han subido ni la tercera parte que las utilities en el año y ya ven cómo está la valoración. Si las cosas fueran bien, quizá este fuera el sector a tomar el relevo. Si se viera rotación de defensivos a sectores como éste, serían cuando Europa podría tener el gran defensa. Mientras utilities sea el que más sube, significa cautela de los grandes operadores, lo cual no quiere decir aversión total al riesgo, porque si no estarían fuera del todo. Ni en defensivos ni en nada. Por cierto el spread de moda, sigue siendo corto de deuda italiana y largo de la española, apostando a que se abre más el spread entre ambos.  
 
Otra apuesta que están haciendo las manos fuertes es la de vigilar al Nikkei. Y vigilar al Nikkei para intentar anticiparse a posibles correcciones del S&P 500 que no puede subir eternamente. Personalmente me ha sorprendido la correlación tan fuerte entre el Nikkei y el S&P 500, aunque algunas excepciones como entre los años 2009 a 2012. Vean este gráfico que publicaba ayer Marketwatch:

s4
 
Marketwatch, comentaba que los expertos vigilan los soportes del Nikkei, porque en 2007 el Nikkei avisó rompiendo soportes antes. No sé qué grado de certeza tendrá esto, pero por si acaso vamos a fijar más claramente los soportes del Nikkei.
 
s5
 
Pues a la vista está. Soporte vital en los 14.000 puntos más algo de filtro. Soporte natural que además coincide con la línea clavicular de una figura de hombro-cabeza-hombro, que no augura nada bueno, si se confirmara, que de momento no lo ha hecho. Por si acaso lo vigilaremos de cerca.
 
Y aprovecho otro gráfico del artículo de Marketwatch antes citado:
 
 
¿Será esta vez la excepción de que se corta la QE y no hay algún que otro susto? No lo podemos saber, y lo que está pasando ahora no quiere decir nada, porque la realidad es que aún no ha terminado la QE y sigue entrando dinero mensualmente y mucho… este otoño será la prueba de fuego.
 
 
Por cierto, una contradicción en medio de tanta euforia. Se han publicado datos  de Short Interest en EEUU, vamos de posiciones cortas. No son muy fuertes, en el S&P 500 alrededor del 6% de la capitalización, pero ojo son las mayores desde diciembre de 2012… Se repite un dato parecido en casi todos los índices.  Insisto en que no es un % alarmante, es soólo un detalle.