A estas horas continúa la tendencia alcista sin mayor novedad en las bolsas europeas.
 
El mercado sabe que Grecia es y será un problema, pero cada día le importa menos. La tendencia es sólida, y nadie olvida que dentro de unos días empezará a actuar la QE, factor que no debemos menospreciar de ninguna manera.
 
Desde luego quien no lo olvida es el mercado de renta fija. Hoy la gran noticia es que la mayoría de bonos de la eurozona a 10 años están tocando mínimos históricos, menos Grecia claro está, y todo es por el descuento de las compras de la QE. Vean en este gráfico el descenso constante de rentabilidades del bono alemán a 10 años.
 
 
s1
 
Sinceramente a mí me parece que esto es la madre de todas las burbujas de bonos. Es como cuando la burbuja inmobiliaria española, que siempre se negó, hasta que se pinchó y entonces fueron los malvados especuladores. Ahora como va de cara son sabios inversores que en su sabiduría compran bonos por los que tienen que pagar por ellos, faltaría más. Como haya un repunte de rentabilidades serán los malvados especuladores, que en su maldad sin límites querrán que les paguen un poco de tipo de interés y todo por tener bonos, qué desfachatez.  Si es que son de la piel del diablo.
 
La tendencia alcista nos está trayendo un viaje conocido pero que hacía tiempo que no nos visitaba. Las sesiones lentas y cansinas tan típicas de tendencias al alza, donde el intradía es misión imposible salvo en momentos muy puntuales. En este gráfico del Vdax el gráfico de volatilidad del Dax, se ve cómo el mercado conforme subimos se va tranquilizando.
 
s2

 
¿Y se podría ser más alcista todavía? Sin duda que sí, porque Wall Street sigue vegetando desde hace mucho y sin romper las resistencias de verdad, si al final el NYSE rompiera ese 11.100, Europa aún se contagiaría más aún.
 
Así que mientras la volatilidad siga baja cada uno debe revisar su sistema. Porque uno de los fallos que más se comente es intentar seguir siempre con el mismo método, tanto en baja como en alta volatilidad, y los mercados son muy distintos según sea un caso u otro.
 
Además en la sesión de hoy, tenemos una infinidad de resultados que digerir en toda Europa, y en el Ibex no es una excepción.
 
Un Ibex que cada vez está más cerca de la súper resistencia 11.200. Si la pasa sale volando. Pero lleva muchos años parándose siempre a su altura, hay que asegurarse bien.
 
Mientras matamos el tiempo en este lento día, estudiemos algunas cosas interesantes.
 
Veamos una forma interesante de entrar en mercado. Ponerse largo de los valores que salen de los índices de bolsa y a la vez cortos de los que entran...  ¿Contra la lógica? Verán cómo no.

Ibex desde 1997 a 2005. Si contamos a los 3 meses de la fecha efectiva de entrada o salida según un estudio realizado por un servidor.

Valores que ENTRAN Valores que SALEN

El 65% está bajando El 16 % está bajando
El 35% está subiendo El 84% está subiendo
Media de bajada -3,12% Media de subida +9,16%

Es decir:

El 65 % de los valores que entraron en el Ibex desde 1997 a 2005 bajaba a los tres meses y dando igual que fuera la tendencia alcista o bajista. Sólo el 35 % subía en ese plazo de tiempo.

La media de bajada general, contando valores alcistas y bajistas, es del -3,12 %.

Es decir, podemos concluir que un valor que entra en el Ibex tiene un 65% de posibilidades de bajar y que en los tres meses esa bajada sea de una media de más del 3%.

Y esto no es solo una curiosidad en la bolsa española, pasa en todas partes.

Según un estudio de Bill Hester, analista de Hussman Funds, desde 1998 los valores que han sido suprimidos en EEUU suben un 11,4% anualizado desde el día en que salieron hasta primeros de abril de este año, mientras que los que entran sólo lo hacen en un 0,4%.

Como vemos la diferencia es abismal y no deja lugar a dudas.

Si se considera sólo el año siguiente a la variación, para verlo en un lapso de tiempo más corto, los que salen ganan de media el 31,4 por ciento y los que entran el 2%.

La explicación tiene mucha lógica. En muchas ocasiones los valores que salen de los índices son valores bajistas, a los alcistas casi nunca los sacan, y al revés con los que entran. Los que salen entre que ya son bajistas, por si mismos, encima venden agresivamente los fondos, desde que se hace el anuncio hasta el día efectivo del cambio, cuando llega la fecha, están ya tan sobrevendidos que les cuesta bajar más y lo que pasa es que entonces suelen subir.

Mismo proceso pero a la inversa para los que entran.

Hay hedge funds en el mundo que se ponen en spread: cortos de todos los valores que entran los índices y largos de los que salen, a partir de la fecha efectiva del cambio, y suelen tener rentabilidades bastante consistentes en el tiempo.

Todo este tema, está ampliamente explicado junto a muchas otras pautas estacionales en el Libro Leones contra Gacelas.
Muchos lectores preguntan si podríamos explicar cómo se calculan esos datos que damos a menudo hablando de bonos, cuando decimos que la rentabilidad o yield de las notas a 10 años o de los bonos a 30 es un tanto por ciento. Ahora está todo esto muy de moda, con todas esas rentabilidades que están subiendo o bajando con fuerza.

Siempre, cuando hablamos de renta fija de los distintos países, prestamos mucha atención a los precios de los futuros para poder operar, pero pocas veces nos fijamos en las rentabilidades por tener un cálculo algo complicado.
Para arrojar algo de luz sobre este concepto, vamos a echar mano de un texto que publica la propia FED de Nueva York en donde lo explica paso a paso. Es este caso, vamos a ver cómo se calcula de forma aproximada la rentabilidad de las notas del tesoro y bonos de EEUU en el caso de que las mantuviésemos hasta el vencimiento.

Para poder realizar el cálculo vamos a necesitar una serie de variables, que son:
TI = Tipo de interés del bono o nota en su emisión.

VN = Valor Nominal.
T = Años para el vencimiento.
PC = Precio de Compra.

Vamos a seguir paso a paso el ejemplo que nos pone la FED:

"¿Cuál es la rentabilidad de la inversión de una nota a 7 años emitida con un precio de 99,709$, con un tipo de interés anual del 7 7/8, pagado cada seis meses?"

Lo primero que nos encontramos es la manera "rara" que tienen de expresar el interés anual, el 7 7/8. Para pasarlo a lengua cristiana sólo debemos sumar a 7 el resultado de dividir 7 entre 8.

Una vez solventado este problema, continuamos. La fórmula que debemos aplicar es ésta:

Rentabilidad = {TI + [VN - PC]/T}/[(VN +PC)/2]
Empecemos a rellenar los campos:
TI = 7 7/8 = 7,875
VN = 100$
T = 7 años
PC = 99,709$
Sustituyamos en la fórmula:
Rentabilidad = {7,875 + [100 - 99,709]/7}/[(100 + 99,709)/2]
Vayamos calculando:
Rentabilidad = {7,875 + 0,0415714}/[99,8545]
Rentabilidad = 7,9165714 / 99,8545
Rentabilidad = 0,0792810 == 7,93%

Bueno, nunca está de más conocer por culturilla financiera este tipo de cosas.