Ya estamos a mitad de semana y el mercado sigue preso de la volatilidad que proviene de las interpretaciones de los datos macro y sus efectos sobre las divisas.

Ayer tuvimos un día realmente malo por esa fuerte recuperación del euro contra el dólar tras datos macro positivos en Europa y negativos en Estados Unidos, como por ejemplo ese déficit comercial que puede poner la revisión del producto interior bruto del primer trimestre en negativo, lo que aleja la necesidad de subir tipos.

La interpretación a corto plazo de los datos macro son lo que genera volatilidad en todos los mercados y hoy hemos sido menos.
El comienzo de la sesión en Europa ha sido bastante difícil porque hemos tenido los PMI de servicios de la zona euro y algunos de los países miembros en donde no los ha habido malos, aunque Alemania ha quedado ligeramente peor de lo esperado, pero sigue en buenos niveles, todo compensado con una espectacular subida del dato de España que en general refuerza el aumento de previsiones económicas de ayer de la Comisión Europea.

Con todo lo anterior, el euro, tanto contra el dólar como contra la libra, se acercó a los máximos de este mes, que puso otra vez nerviosos a los operadores generando ventas en las bolsas.

Sin embargo, no hemos conseguido superar esos máximos, primero porque apareció el PMI de servicios de Reino Unido mejor de lo esperado, lo que dio cierta fortaleza a la libra y en este par se reforzaron las resistencias.

Además, los mínimos de la sesión en el futuro del índice alemán están en la parte baja del canal bajista que nos está gobernando últimamente y que de momento no permite que se acelere la tendencia bajista.

El mercado de riesgo giró al alza subiendo de media 0,5% en el momento en que aparecieron los datos de ventas minoristas de la zona euro de marzo que han quedado mucho peores de lo esperado, no sólo sin crecimiento, sino con descensos, por lo que el euro ha visto reforzada sus resistencias y se ha alejado de los máximos de la sesión, dando un respiro a los mercados de riesgo.

Como podemos ver, tenemos idas y venidas que entran dentro de un contexto de alta volatilidad mientras esperamos a un importantísimo dato de creación de empleo de abril de EEUU que conoceremos el viernes y que será un punto de apoyo para que la Reserva Federal tomó una decisión sobre los tipos, así que todo está dentro de ese cambio de marea por las intervenciones de los bancos centrales en los mercados.

Dado que tenemos una alta volatilidad sea cambiamos frecuentemente de dirección, vamos a recordar que en el número de agosto de 2012 de la revista Technical Analysis of Stocks and commodities, aparecía un artículo de Ashwani Gujral, titulado, la técnica de la última hora de trading.

Explicaba una técnica muy interesante que opera durante la última hora de trading de cada día, para salir en la primera del día siguiente.

Asegura el autor que hay un 80% de posibilidades de obtener un 2% en cada entrada.

Vaya por delante que el autor es un trader la India y que sus estudios están aplicados sobre este mercado. No obstante en el número de este mes aparece un lector americano que lo ha estado observando en EEUU y funciona igual.

El autor recomienda esperar a la última hora del día, y ver en que clase de día nos movemos, alcista, bajista o de rango confuso.

Si es alcista, recomienda buscar sectores y valores para comprar. Y si es bajista para cortos. En rangos laterales se pueden buscar aunque haya algo de tendencia ligera pero con el volumen reducido a la mitad.

Busque en concreto estos patrones en el gráfico diario:

1- Un valor o sector que esté rompiendo un rango previo en la dirección de la tendencia del día con aumento del volumen inusual.

2- Valores que tras tocar un techo suelo, se están dando la vuelta, con volumen inusual.

Usa una media simple de 20 a 30 en los gráficos y un canal de Donchian de 20 para tener una idea más clara.
En general la idea es sencilla, en un día alcista, buscar valores o sectores que están iniciando un rally, con subidas claras y fuerte volumen en la última hora, para salir en la primera hora tras la apertura del día siguiente, y al revés con las ventas.

El autor selecciona cada día, al menos dos valores o sectores. Hay que seleccionar los más claros.

El objetivo estaría en el 2% de ganancias y asegura que la media de fallos es sólo del 80%.

Para considerar ruptura en los casos 1 y 2, exige al menos una distancia del 3% respecto al cierre del día anterior.

No hay que conformarse con cualquier cosa, hay que buscar la ruptura clara de rango y el volumen alto. No es fácil encontrar el modelo, y ello conlleva buscar entre muchos valores cada día.