Fuertes bajadas hoy en las bolsas europeas, atemorizadas por la fuerte caída a su vez en Wall Street.
 
Un Wall Street que ha vuelto a fallar de nuevo en las grandes resistencias. En los 11.100 del NYSE y en los 5.000 del Nasdaq.
 
Pero tampoco olvidemos que, al margen de sectoriales absolutamente enloquecidos y que hay que evitar, como biotecnológicas por ejemplo, el resto del mercado sigue teniendo entre bambalinas el fuerte de apoyo de la ingente cantidad de recompras de acciones propias que están entrando.
 
Europa lo sigue teniendo mucho mejor, pero claro… la gran pregunta que nos hacemos es…¿y puede subir Europa si baja Wall Street?
 
Pues depende de cómo hagamos la pregunta…

Me explico, basta con echar un gráfico de spreads entre el stoxx 600 y el S&P 500 por ejemplo para ver:
 
1-      Si el S&P 500 se desploma duramente nunca ha subido el stoxx 600, eso es imposible y debemos tenerlo claro.
2-      Pero si ha habido períodos de laterales en el S&P 500 e incluso de laterales bajistas o de bajada más o menos normal con Europa subiendo. En la historia ha habido de todo.
 
Así que estas serían las reglas del juego a considerar.
 
Preocupación sólo si el S&P 500 pierde la media de 200, mientras tanto lo que nos dicen los gráficos ahora mismo es corrección en Europa de la extrema sobrecompra que se tenía.
 
El Ibex está haciendo el pull back normal y habitual al 11.200. Es importantísimo ver qué hace ahora. El futuro ha llegado a tocar 11.240. Meterse por debajo alarma roja entraría en lateral. Pero romper los máximos anteriores ahora sería billete directo mínimo a la zona 12.000-12.200.
 
Mientras tanto las divisas siguen siendo otra pieza clave en el puzzle.
 
Uno de los temas de conversación recurrentes, es la diferencia tan grande entre lo que ha subido el Dax y lo que ha subido el Ibex. Pues bien en este artículo de mi compañera de redacción en Estrategias de Inversión, Rocío Fernández, se comenta un tema que me parece interesante, vean esta cita:
 
José Iván García, director de análisis y estrategias de KAU Finanzas, explica que “tenemos que tener en cuenta que el Ibex 35 descuenta el reparto de dividendos restando del valor de la cotización el importe bruto que reparten las compañías, con lo que una empresa que reparta fuertes beneficios, éstos serán restados de su cotización y el Ibex 35 reflejará un menor valor como resultado de esa resta en la cotización. Pero es innegable que una empresa que puede repartir un fuerte dividendo tiene más valor que una que no reparta (y ese dividendo ha ido a los bolsillos de los inversores), y cuantos más beneficios repartan las empresas, menos valor acumulativo reflejará el Ibex 35, cosa que es contradictorio”.  En cambio, el Dax es el único de la zona euro que incorpora en su cuantificación, tanto dividendos, como ampliaciones, mientras que el resto de índices europeos no, con lo que compararlos es como comparar peras con manzanas.

Así, el estupor que causa oír que el Dax está en máximos históricos, mientras que el Ibex 35 le falta un 37% para llegar a su cima (máximos históricos registrados en noviembre de 2007 en los 15.945,70 puntos, puede llevar a error. Es cierto que al selectivo español que cogemos como referencia siempre, el Ibex 35, le resta aun un largo camino para coronar los máximos históricos, pero si cogemos el Ibex Total Return, observamos que España sí está a la altura de Alemania, pues el Ibex con dividendos y ampliaciones cotiza en zona de máximos históricos.
 
Desde luego que cuestión a tener en cuenta.
 
Volvamos al tema de la semana, el dólar. Ayer en una entrevista me preguntaban sobre si había oído los rumores sobre que los grandes fondos están girando su posición a favor del dólar. Efectivamente esos rumores andan por ahí, pero desde luego las cifras nos muestran claramente que puede que alguno que otro lo esté intentando, pero desde luego la mayoría sigue largo de dólares. Lo pueden ver en este gráfico, donde se ven las posiciones netas en dólares abiertas, de todas las divisas conjuntas, en el mercado de futuros de divisas de Chicago.
 
s1
 
Como pueden ver las posiciones largas en dólares son espectaculares, las mayores desde hace muchos años, y no se ve que se haya iniciado siquiera un cambio de posición de estas grandes manos fuertes, que son los que copan este gráfico.

Es más, son tan espectaculares que dan hasta miedo, por la ley de sentimiento contrario. En otras ocasiones en niveles tan altos de posiciones abiertas el dólar index ha corregido enseguida.
 
En este artículo de donde he sacado el gráfico se habla bastante de esto:
 
 
Y si aciertan los largos en dólares y los tipos empiezan a subir, pues igual para bolsa es bueno ver este gráfico:

s2
 
 
Como ven, en época de subida de tipos los que más tiran son los valores de crecimiento de tamaño pequeño.
 
  
Hablábamos ayer de lo sobrecomprada que está la biotecnología, hoy quisiera dar un vistazo a un sector, que aunque ahora anda algo subido de tono, desde luego ni de lejos la burbuja biotecnológica, es un sector interesante, para buscar compras en las correcciones. Es el de los REITs en EEUU. De las Socimi en España, aún no termino de fiarme, pero los REIT están funcionando muy bien, en esencia son vehículos de inversión que compran inmuebles, principalmente para explotarlos con alquileres por ejemplo. Vean esta tabla, con lo bien que lo han hecho últimamente:
 
s3
 
s4
 
 
Desde luego donde no parece que vayamos a hacer fortuna es estando pasivos en los fondos tradicionales.
 
Me han impresionado estas cifras, vean esta cita:
 
A largo plazo es casi imposible superar al mercado. Por ejemplo en el caso de España en Fondos de Inversión con 15 años de historia, solo 2 de 368 fondos superaron al IBEX35. Un 5% de los fondos de inversión. En los fondos con 10 años de historia fueron 16 de 1.117 (sobre el Índice Total de la Bolsa de Madrid). Un 1,4% del total de fondos para ese periodo.
Este no es un hecho aislado, sucede lo mismo en todo el mundo. Veamos el siguiente estudio de Vanguard:

s5

 
Recomiendo leer el artículo entero, porque habla de cosas muy interesantes, y explica bien cómo ahorrar en estos tiempos difíciles:
 
Comienza a invertir pronto, con regularidad y en pequeñas cantidades