La sesión en Europa en estos momentos es negativa y sin muchas ganas de movimiento ya que hay varios factores que no nos dejan movernos demasiado y además tampoco hay demasiadas ganas de complicarse la vida porque el lunes es festivo en Wall Street, por lo que el volumen irá bajando paulatinamente.
Uno de los factores negativos que tenemos encima de la mesa sigue siendo la situación de Grecia, y por un lado el primer ministro del país dice que muy pronto se podrá llegar a una solución viable en las negociaciones con los acreedores, pero sin embargo enseguida contraataca Alemania diciendo que la pelota está en el tejado griego y que es la responsable de la situación de su deuda. Como combinación de ambos factores, el resultado lo podemos ver en el mercado secundario de deuda en donde hay bajadas de tipos generales en todas partes menos en Grecia, que sigue colocándose ligeramente por encima del 11%, aunque está lejos de los máximos del día.

Por otro lado, el plato principal de la sesión sigue siendo la interpretación de los datos macro en su influencia sobre el par euro dólar, ya que, recuerden, estamos en una revalorización del euro gracias a los malos datos macro de Estados Unidos y mejores perspectivas de los de la zona Euro y que poco a poco están haciendo cambiar el pie de apoyo de ese factor divisa que ha beneficiado tanto los resultados empresariales europeos del primer trimestre como perjudicado a los norteamericanos.

En el par, el factor técnico está influyendo muchísimo ya que seguimos muy lejos de la zona del 1,15 que es por donde ronda una franja de resistencia en donde se mantuvo la cotización a principios de este año mientras esperábamos el disparo del programa cuantitativo, por lo que no era fácil pasarlo a la primera.

El descenso nos ha llevado hasta una zona de soportes bastante clara en donde ayer se intentó un cierto rebote, pero no se consiguió, intentándose ahora haciendo que el par mejore 0,56%, por lo que este nuevo intento es otro lastre para las cotizaciones de las empresas europeas y que añade peso bajista a la sesión de hoy.

Sin movernos de las divisas, el plato fuerte de la sesión lo vamos a tener en unos minutos con el dato de inflación del mes de abril de Estados Unidos, algo que seguramente va a mover mucho al dólar. Tengan en mente que empezamos a tener los datos de la primera parte del segundo trimestre en donde solamente tenemos como positivos fuertes al dato de creación de empleo, y la construcción de viviendas y permisos de construcción, ya que las ventas minoristas y la confianza del consumidor han sido decepcionantes y estos dos datos no son favorecedores para tener una inflación alta, aunque cuenta el dato de IPC como aliado la reciente revalorización de los precios del crudo que sigan revoloteando la zona de los 60,00 $.

En estos momentos el súper sector tecnológico es el peor del día con un descenso de -0,81% seguido de automoción y recambios con -0,69%, mostrando bien a las claras el efecto negativo de ese intento de rebote del euro, seguido de viajes y ocio con un descenso de -0,51%, también con la vista puesta en ese repunte de los precios del crudo.
En estos momentos el súper sector de recursos básicos es el mejor del día con 0,58% seguido de los servicios financieros con 0,09% nada más.

Realmente extraña la lectura que daba ayer la estadística de la Asociación Americana de Inversores Individuales.

Resulta que tiene el mayor número de neutrales desde 1988. Y en cuanto a los alcistas llevan 12 semanas por debajo del 40%, lo cual según datos de Bespoke no se veía desde 1987 nada menos…

¿Y qué pasa en el mercado en estas circunstancias en que se está en zona de máximos y todo el mundo tan poco alcista?

Pues esta firma lo ha calculado.

Se habían dado 6 casos más o menos similares desde 1988.

Al cabo de una semana y de un mes esta circunstancia es un lastre. -0,38% al cabo de una semana cuando lo normal sería un +0,16% en el S&P 500.

En un mes +0,43% cuando lo normal es +0,62%.

Pero al cabo de 3 meses subida media de 3,76% cuando lo normal sería 2,03%.

Pasemos a otro tema.

Ya hemos hablado en otras ocasiones, aunque no últimamente, que resulta una peligrosa táctica tomar posiciones en el mercado a la espera de la apertura de Wall Street basándose en las cotizaciones de los futuros de EEUU en el mercado nocturno, ya que los que de verdad tienen que mover el mercado luego, a esa hora están durmiendo, y los que las están tomando somos nosotros mismos, los europeos.

Esto ha quedado demostrado en un excelente estudio de la web Tickersense.com que ha comprobado desde 1993 a 2008 si había correlación alguna entre estos indicadores de premercado, y efectivamente la hay... pero... negativa, es decir, siguiendo esas indicaciones al revés se habría ganado más que al derecho. La correlación negativa es del 65 %, no excesiva pero si reveladora de que no sirven para acertar la apertura de Wall Street.

Este estudio nos lleva a una conclusión muy importante y de la que debemos tomar muy buena nota. De media y a largo plazo, la cotización de los futuros en el Globex es una señal muy engañosa, y de hecho se tenderá a abrir más en dirección contraria que en la que están indicando, aunque no lo suficiente como para aconsejarnos una táctica de usarlas al revés. En realidad lo que nos indica este estudio es que es una referencia a la que debemos prestar poca atención.

Y también tenemos que prestar poca atención a otras cosas.

Y si, no vean este curioso estudio.

Está realizado por los profesores de la Universidad de Richmond, Tom Arnold, John Earl y David North.

Se han entretenido en ver todas las portadas o noticias principales desde 1983 a 2002, de las conocidas y prestigiosas revistas de EEUU, Business Week, Fortune y Forbes.

Han extraído los diferentes valores que se recomendaban en cada número de estas publicaciones y los valores que eran mal considerados, y a continuación han visto cuál era la rentabilidad del valor. Las conclusiones son claras:

- Una recomendación positiva significa de media ganancias en el corto plazo para los valores.

- Una recomendación negativa significa de media pérdidas en el corto plazo para los valores.

Queda claro que las revistas poderosas mueven mercado en el corto plazo con sus recomendaciones, pero lo curioso del estudio viene ahora:

- La conclusión final a la que llegan tras las oportunas pruebas estadísticas es que cuando un valor aparece en una de estas revistas, de media, en poco tiempo da por terminada una tendencia muy fuerte, que le ha llevado a aparecer en la revista porque estaba en un punto extremo.

- La aparición de un valor en la portada de estas revistas es de media, según los profesores de Richmond, un indicador contrario en el medio plazo.