Europa sigue atrapada en sus propias contradicciones.
 
Esta mañana hemos tenido una apertura al alza, motivada por una serie de buenos datos macro en China, pero como suele ser habitual, el dinero ha quemado en las manos a los operadores, y papelón rápido.
 
Hay pocas novedades, y las cosas siguen igual que estaban. Mientras el futuro del dax no pase con claridad el 9.800 ni mirar las subidas. Más bien hay que mirar lo contrario, cuidado con que no pierda el soporte 9.600 porque las cosas se van a complicar. Europa está dejando muy claro que tiene muy poca fuerza, y no baja porque tiene el soporte del apoyo total del BCE que si no….
 
Al que le va mejor desde hace tiempo que a Europa en general es al Ibex 35. Vean el spread entre el Ibex y el eurostoxx 50 que claro lo deja:
 
s1
 
Como ven el spread no para de subir desde hace casi un año contra el eurostoxx 50. Es decir, que el Ibex sube más que la media europea en las subidas y/o baja menos en las bajadas.
 
Lo cual no quita para que el Ibex tampoco esté interesante mientras no pase de la resistencia 11.000-11.200.
 
A destacar lo mal que lo está pasando toda la mañana la bolsa rusa, con bajadas claras, ante el miedo a los operadores a las sanciones económicas, por las tropelías de Putin en Ucrania, y el miedo a que extienda su sistema de desestabilización a otros países.
 
Pasando a Wall Street, sigo recordando que le queda poco al S&P 500 de subida cómoda pues el número psicológico de 2.000 puede ser problemático de pasar.
 
Vean en este gráfico la de semanas que tardó en pasar cuando llegaba a 1.000.
 
 
s2
 
Por ejemplo, en el 2009 cuando se iba de subida costó 15 semanas de lucha atravesar el 1.000 con claridad al alza.  En el 2003 fue peor aún, casi 20 semanas.
 
Posteriormente, cuando actuó como soporte, como puede verse, también dio mucha guerra y costó mucho pasar.  Casi siempre suele suceder con los números redondos de los grandes índices.
 
 
A cierre del viernes el S&P 500 llevaba ya sin una corrección del 10% exactamente 1.025 días de calendario.
 
No es algo normal, de hecho desde 1928 solo se ha visto una racha superior en 4 ocasiones. Según datos de Bespoke fueron estas:
 
Racha que terminó el 25 de agosto de 1987, poco antes del gran crash con 1.127 días de calendario.
 
Racha que terminó el 9 de febrero de 1966 con 1.205 días.
 
Racha que terminó el 9 de octubre de 2007, poco antes del inicio de la devastadora caída de años que llegó después, con 1.673 días.
 
Y la mayor fue la racha que terminó el 7 de octubre de 1997 con nada menos que 2.553.
 
Como vemos estas rachas pueden ser mucho más largas, incluso del doble, aunque muchas de ellas terminan de muy mala manera.
 
Otro dato interesante, en este caso positivo, es que con la bajada de rentabilidades de la renta fija, hoy por hoy la rentabilidad por dividendo de casi todas las bolsas desarrolladas es mayor que la rentabilidad de su deuda a 10 años.
 
Así por ejemplo el S&P 500 tiene rentabilidad media por dividendo del 1,91% frente a rentabilidad de notas a 10 años del 2,5%, en este caso no es mejor pero está cerca.
 
Pero por ejemplo la rentabilidad por dividendo del 4,57% contra 2,57% de rentabilidad de la deuda a 10 años.
 
En UK tienen 4,66% en bolsa contra 2,57% en bonos.
 
En Alemania 2,76% en bolsa frente a alrededor del 1,4% en deuda.
 
Interesante en este estado de casos la extraña evolución de las recomendaciones del banco más influyente del mundo, Goldman.
 
Vean este artículo de Zero hedge.com
 
Two Weeks After Upgrading Stocks, Goldman Downgrades Stocks
 
Hace pocos días, les contaba que me parecía un poco extraña la subida de objetivo del S&P 500 de Goldman cuando reconocían que la sobrevaloración era de casi el 40% partiendo de la media desde 1.928.
 
Ahora en el artículo se cuenta cómo han hecho una extraña corrección, según la cual, pasan de repente el S&P 500 a neutral a 3 meses, pero sobreponderar a 12 meses. Un poco curándose en salud.
 
Aquí tienen el cuadro de las recomendaciones
 
s3
 
Según ellos la razón de este cambio a corto es el peligro de una venta masiva de bonos que arrastre a ventas en las bolsas.
 
Dada la influencia de este banco, siempre es bueno estar atentos a sus movimientos.
 
Personalmente ya saben lo que pienso, el mercado a estas horas no está guiado por compras de agentes normales históricamente hablando, está guiado por las recompras de acciones propias y ese es el parámetro a vigilar. Vean este interesante gráfico con el índice S&P 500 de recompras, contra el S&P 500. Vean que bien lo siguen haciendo los valores que tienen recompras, cuando este índice empiece a caer o a dar divergencias la subida habrá terminado, mientras no sea así, es muy dudoso.
 


s4


 
Muy llamativo como al índice de recompras, no le afectan las caídas, pero sí que cuando empieza a decaer anticipa claramente las caídas posteriores del S&P 500 normal. Sinceramente creo que no lo debemos perder de vista.
 
 
Para poderlo seguir habitualmente hay que usar este ticker: SPBUYUP
 
El índice está formado por los 100 valores del S&P 500 con las mayores recompras. Como vemos si estamos en esos valores sufrimos los drawdons mucho menos espectaculares.
 
Aquí tienen un gráfico comparado de los últimos años:
 
s5
 
Como ven gana bastante más el S&P 500 Buyback, es la clave de todo, esto de las recompras.
 
 
En el enlace lo pueden ir ustedes mismos controlando de vez en cuando.
 
Hay ETFs que replican este muy eficiente índice, que puede ser una muy interesante forma alternativa de estar en bolsa. Al menos bajo estas circunstancias donde las recompras marcan la pauta.