Las bolsas europeas se mueven algo a la baja en la sesión de hoy, haciendo la digestión de las fuertes subidas de días recientes.
 
Además hay un par de cuestiones que no invitan a los operadores a las complicaciones.
 
Por un lado a las 19h15 habla Yellen en la Universidad de Harvard. Últimamente ya he comentado muchas veces, que Yellen, no tiene la capacidad de comunicación con los mercados de sus predecesores, Greenspan y Bernanke. Por ello, el mercado se suele poner nervioso cuando tiene que decir algo, porque es bastante imprevisible. Incluso con pocos días de diferencia ha dado mensajes que parecían diferentes.
 
Por otro lado da la casualidad de que el lunes estarán los mercados cerrados en EEUU, y en Reino Unido. Cuando cierra EEUU las sesiones suelen ser extrañas y normalmente de poco movimiento. Y en cualquier caso el cierre de Londres, corta un flujo de órdenes muy importante que llega desde allí a las bolsas del continente. Total que muchos operadores de ambas plazas no querrán complicaciones hoy con un puente de tres días por delante. Un aspecto a tener claramente en cuenta.
 
A estas horas el sectorial de materiales básicos es el mejor con una subida del 1%. Pero el sectorial bancario está en negativo, un 0,3%. Ante el brutal desplome del español Banco Popular desde ayer, y que ha vuelto a poner sobre el tapete lo peligroso que es estar invertido en bancos europeos.
 
El problema de lo del Popular es que todos se preguntan ¿y será la última? Porque siempre es la última, pero al final siempre amanece de repente otro día, en que los accionistas del banco X europeo se ven masacrados por una nueva ampliación de capital. Tener acciones bancarias europeas hoy en día es levantarse asustado cada mañana por si se encuentra uno con la sorpresita de turno. Lo podemos maquillar como queramos, que si así el banco de turno será más solvente, etc. pero de cara al accionista, esto es un calvario.

Roche es la estrella del día con una subida de casi el 4%, ante buenas noticias en el ensayo en fase III que desarrolla en un medicamento contra el cáncer.
 
La situación general sigue siendo igual. Si miramos al jefe, al S&P 500, demasiado soporte por debajo, de hecho no ha podido con él, demasiada resistencia por arriba. No se puede descartar un marraneo en lateral que dure bastante, ya iremos viendo.
 
A destacar cómo la bolsa de China, sigue mandando un mensaje inquietante, aunque en los últimos días estén un poco olvidadas.
 
Hoy han cerrado nada menos que su sexta semana consecutiva de pérdidas. Un informe muy negativo sobre los beneficios de empresas industriales ha vuelto a poner en rojo el día.
 
Pero lo importante es que reflexionemos sobre que seis semanas bajando son muchas, y esto no es, como es lógico, porque sí. Es porque las dudas sobre su economía van siendo cada vez mayores. Y ya sabemos por experiencia que cuando en China hay problemas, acabamos todos con problemas también. No perdamos de vista su divisa. Siguen siendo muy hábiles los chinos, la mantienen estable más o menos frente al dólar, que es siempre el cruce que ocupa los titulares, pero frente a todas las otras divisas como puede ser el euro, el yen, el dólar australiano, divisas asiáticas, lleva una devaluación de toma y pan y moja. Es decir China mediante esta vía exporta sus problemas a otros lugares.
 
Tampoco podemos dejar de comentar que las manos fuertes siguen muy de cerca la evolución de los sondeos sobre el Brexit. Es algo que ha impedido que muchas de estas grandes manos fuertes entren en mercado. Si sale que no al Brexit, que será lo más normal, ahí podremos tener una muy buena baza alcista. Si por sorpresa saliera que sí, vamos a tener un verano muy complicado, con pérdidas graves. Es lo mismo que con España y las elecciones. El mercado aparenta cierta indiferencia al respecto, pero cuidado que determinados resultados podrían causar una oleada vendedora muy importante. Dos factores de riesgo, a tener encima de la mesa, hasta finales del mes que viene cuando ambos tendrán su resolución.
 
Cambiemos de tercio.
 
Quisiera recomendar un libro que acabé de leer ayer mismo. Su título:
 
Crowdlending, invertir como un profesional.
 
Autor: Jorge Segura.
 
Editado por: Estratega financiero.
 
Es un libro fácil de leer, con sus 129 páginas, y que creo aporta una posibilidad nueva de inversión, que la verdad nunca me había planteado. Me parece muy novedoso.
 
El crowdlending, no es una novedad, viene pisando fuerte, y poco a poco, parece una alternativa a la financiación bancaria, con el tiempo, porque aún le queda. (Otro competido en ciernes para el ya de por sí complicado modelo de negocio actual). Pero lo que sí es una completa novedad, es el enfoque que le da el autor. En primer lugar explica muy bien, con un lenguaje fácil de entender, en que consiste todo esto. Y a partir de ahí, creo que es difícil encontrar otro libro donde se estudie esta nueva figura financiera, desde el punto de vista de inversión.
 
Desarrolla un concienzudo sistema de inversión en Crowdlending, con todos los parámetros estudiados y las posibles rentabilidades a obtener.
 
Detalla los puntos débiles y fuertes del sistema. Muy especial mención al importante tema de la diversificación.
 
Y la verdad no tiene mala pinta el sistema.
 
No deja ni un detalle sin cubrir, como por ejemplo, explicar la fiscalidad que puede tener, legislación, situación en España.
 
En suma el libro es muy muy práctico y al grano, sobre cómo se puede invertir con buenas bases en este nuevo negocio.
 
Mis felicitaciones al autor. Libro muy recomendado.