A estas horas las bolsas europeas se encuentran al alza, pero alejadas de máximos del día.
 
Al final Draghi tras la decepción del 3 de diciembre, ha optado por volver a conseguir la confianza de los mercados, y ha dado más de lo que le pedía, vuelven LTROs, a tipos bajísimos y sobre todo, tasa de descuento más debajo de lo esperado y las compras aumentan 20.000 millones de euros, cuando se esperaban 10.000. Por si fuera poco la tasa de refinanciación baja de 0,05% a 0. Dicen que van a comprar deuda corporativa. ¿Qué más quieren las bolsas? Sólo le ha faltado al hombre… bajarse los pantalones, y perdonen la expresión vulgar.
 
No va más señores, el BCE no puede hacer más ni se puede gastar más dinero, si a las bolsas no les parece bastante, pues es lo que hay.
 
La reacción inicial ha sido muy buena, como no podía ser de otra manera, y ha llegado por ejemplo el futuro del Dax muy cerca del nivel clave psicológico de los 10.000 puntos. Casi los ha rozado.
 
Pero entonces ha llegado la gran corrección. Pues muy claramente por lo siguiente:
 
  1. Pues por este gráfico que ya lo puse ayer pero dada su importancia lo vuelvo a repetir.

s1


En ningún momento desde que existe la QE del BCE ha servido más que para paliar desastres en las bolsas, pero nunca las hizo subir en serio. Todo se había descontado meses antes, mucho antes, en cuanto empezó de verdad se vendió. Compra con el rumor, vende con la noticia.

En pequeña escala hoy pasa lo mismo, el tramo reciente anterior ya descontaba esas medidas, algo menos todo sea dicho, pero hay quien vende con la noticia.
 
  1. El S&P 500 está muy atascado en la zona de resistencias entre el 2000 y la media de 200 que está poco más arriba. Tras salir las noticias de Draghi, se ha disparado, pero en cuanto ha llegado a la zona dichosa, le han metido un papelón de órdago, y nos ha contagiado a los demás.
 
  1. Y el petróleo se está poniendo tonto desde hace un rato. Hay noticias que parecen indicar que todo eso de la congelación de la producción en los niveles de enero, es un cuento chino. Como lo de que viene el coco, en versión petrolera, para los cortos. Pero de verdad bien poco, y menos con Irán que no quiere saber nada del tema.  Hay que ver algunas cosas del petróleo. Que a lo mejor las ramas no nos dejan ver el bosque.
 
Está muy bien la subida reciente del crudo. Ha sido por motivos psicológicos. Los operadores han empezado a pensar que todo tenía un límite y que en la zona de veintitantos había demasiados intereses creados, como para ponerse cortos.
 
Pero ahora si quiere seguir subiendo necesita sustento fundamental.
 
Tras el efecto psicológico, ahora se vuelve a mirar lo que importa, oferta contra demanda, reservas acumuladas. Y tenemos una mala noticia, las reservas siguen creciendo y no confirman, al menos por el momento. Lo pueden ver en estos gráficos de Ned Davis Research hasta la semana pasada.
 
s2

  
Como podemos ver en este otro, la subida de 2015, tampoco fue confirmada por una bajada de los inventarios, y al final todo acabó mal. De momento seguimos en la misma situación. La subida ha estado muy bien, pero la realidad es que el mercado está inundado de petróleo… mucho más que el año pasado.
 
s3

 
De la misma firma aquí tienen una tabla comparando ambas situaciones de subida
 
s4
 
 
En fin, y resumiendo mucho las cosas, las bolsas europeas, lo que ven es que el BCE ya más no puede hacer, con lo cual que no pidan más medidas porque no puede ser. Aquí termina el asunto. De hecho el euro contra la lógica, se pone a subir algo, dando por hecho que no habrá más medidas. Pero ojo. Va a seguir siendo un dineral, pero un dineral, que entra cada mes. Todo lo que ha hecho el BCE hoy en condiciones normales es superalcista y para desarrollar un tramo alcista de los buenos. Pero las bolsas europeas dependen de muchas cosas. Del petróleo, que es muy difícil de controlar. De las resistencias del S&P 500 que están justo ahí, y mientras él no pase, si es que pasa, nosotros no podemos ir mucho más allá. Y cómo no, todas estas medidas extra de hoy, tampoco es que le vayan a venir excesivamente bien a los bancos en sus perspectivas de rentabilidad.
 
Draghi esta vez ha cumplido. Ahora las bolsas deciden.

¿Lo mejor? Que los bancos suben más del 3% en el stoxx 600, y han llegado a subir más, es una muy buena reacción en este tema del BCE que es espinoso para el sector.
 
¿Lo peor? Que muchos, entre ellos el nuestro, ante este aluvión de dinero, se van a relajar y a no efectuar las reformas estructurales necesarias, para apoyar al BCE en su labor. Queremos que nos lo resuelva todo el BCE y eso no puede ser…
 
No olvidemos mientras tanto, que todo esto sucede, con las grandes instituciones largas desde hace algunos días. La clave está en esas resistencias del S&P 500, que la verdad no lo tiene fácil, incluso por encima aparecen nuevas resistencias muy complicadas… Y lo de que Europa no siga al jefe, es tan difícil…