Las bolsas europeas a estas horas tienen bajadas claras.
 
El causante ya se lo pueden imaginar, cómo no Grecia.
 
Parece que la propuesta griega tiene problemas de aceptación especialmente por parte del FMI. Este organismo es el único de la troika sin motivación política, y estima que la propuesta publicada por Grecia, no tiene más que un 7% de recortes de gastos, vía gastos en defensa, y el otro 93% se presume que se va a conseguir vía subida de impuestos especialmente sobre sociedades. El FMI considera que esto hará más dura la recesión, y no se conseguirán esos objetivos fiscales.
Tsipras, en cuanto ha visto estos titulares, ha contestado agresivamente como suele ser costumbre en él, diciendo que no se quiere llegar a un acuerdo y que la troika defiende otros intereses. Y además ha confirmado que se ha rechazado su propuesta.
 
Además por si fuera poco, muchos parlamentarios de su partido y del que tienen en coalición se muestran en contra de aprobar en el parlamento griego la propuesta.
 
También se ha dicho que la UE no quiere mañana debatir un acuerdo político con Grecia, y quiere que sea un acuerdo técnico con el Eurogrupo aunque se tenga que estar toda la noche trabajando.
 
Según el Wall Street Journal a Grecia se le reclamaría lo siguiente:
  
Se estima que el impuesto de sociedades al 29% es demasiado alto en entorno recesionario, y se le pide como máximo 28% y que ajuste lo que falta por otro lado.
 
Se le piden muchos más ajustes en pensiones de los que ha propuesto.
 
No se está de acuerdo en su propuesta del IVA que recaudaría un presunto 0,74% del PIB, cuando lo mínimo que se estima sería el 1% del PIB
  
En fin, lo que ha sido Grecia desde el 2009 en que se descubrió que había falseado sus cuentas, y lo que nos queda, el tira y afloja habitual.
 
No hay mucho más margen porque el BCE ha subido de nuevo hoy la ayuda ELA y los bancos griegos están muy muy cerca de quedarse sin colaterales, y sin ellos el BCE cortaría el grifo.
 
s1

 
Con todo este enredo es comprensible que las bolsas se hayan enfriado, a la espera de ver qué pasa con todo esta ceremonia de la confusión.
 
Desde el punto de vista técnico el futuro del Dax, a pesar de la espectacular subida de los dos días anteriores de momento no ha conseguido gran cosa, como puede verse en gráfico adjunto:
 
s2

 
Ha chocado contra el techo del canal bajista en el que se mueve desde hace mucho, y ahí se ha dado inicialmente la vuelta a la baja. Mientras no rompa dicho canal al alza no hay mucho que hacer.
 
Y mientras, Wall Street tampoco lo tiene muy claro. Ya hemos comentado en otras ocasiones que el NYSE es el gráfico que más miran las manos fuertes. Pues bien si le damos un vistazo:
 
s3
 
Está como todos los grandes índices, en una figura inquietante de cuña ascendente. La figura se activaría si pierde la directriz inferior. En cambio si consiguiera pasar de 11.256 tendría mucho mejor aspecto.
 
Sigamos con análisis técnico.
 
El MACD no suele ser un buen generador de señales. Al menos eso pensamos intuitivamente... hasta ahora...  porque un estudio viene a demostrar que así es. Desde luego en estado puro no sirve para operar y debe ser usado como filtro tan sólo, como demostró un interesante estudio que pueden leer en este enlace:
 
 
El estudio realizado por Gunter Meissner, Albin Alex y Kai Nolte, es de lectura obligada para los que les guste el análisis técnico.
 
Lo primero que demuestran es la inutilidad del MACD para operar como generador de señales, ya que probado con los 100 valores del Nasdaq en un período de 10 años nos daría un pobre porcentaje de aciertos del 32,73%.
 
Pero ojo porque los autores proponen un MACD alternativo que ellos llaman MACDR2 que obtiene un ¡89,39%!, lo cual me resulta absolutamente impresionante.
 
Les resumo sus conclusiones:
 
1- Primero crean lo que llaman el MACDR1, que es el MACD tradicional pero con cambios interesantes. Se intenta la eliminación de las muchas señales falsas en movimientos laterales y para ello solo se abre posición cuando las líneas habituales del MACD se crucen al alza, en el cierre del tercer día después del cruce, si antes no se han vuelto a cruzar en dirección contraria.
 
Además, para evitar los lentos giros que hacen volar los beneficios, se introduce un stop profit o stop de beneficios cuando se gana de 3 a 5%.
 
2- El MACDR2 tiene todas las variaciones del MACDR1 pero además varias cosas más que lo hacen aún mejor.
 
La señal de compra o venta sólo se llevará a cabo si la diferencia entre las medias que componen el MACD es mayor que un porcentaje del precio del valor. Se recomienda entre 0,5 y 3,5%. Y ponen un ejemplo para que se entienda. Si el valor cotiza a 100 y al tercer día de un cruce una línea del MACD vale 1 y la otra 2. La diferencia de las medias del MACD es de 1, es decir, si se usara el filtro del 1%, ésa sería una señal a seguir.
 
La idea es entrar sólo cuando la tendencia es violenta, da pocas señales pero más fiables, sobre todo cuando se aplica a muchos valores a la vez, siempre hay alguno dando señal. Si se aplica sólo a índices las señales pueden ser raras, por lo que habría que hacerlo menos sensible.
 
Pues bien, probaron el MACDR1 en 314.645 días de trading y estos fueron los resultados:
 
El MACDR1 funciona mejor con filtro de tomar beneficios con un 3% de ganancias, lo cual da el ¡61,6%! de porcentaje de aciertos y el ¡4,92% de beneficio medio por operación¡ ¡Ahí es nada!
 
Y para terminar:
 
¿Por qué nos dedicamos a esto? este artículo sobre psicología del trading del doctor Steenbarger puede que nos ayude a entenderlo.

Por qué soy un trader

El trading ofrece lecciones sobre la vida; es un microcosmos de la vida.

En el trading aprendemos a dominarnos a nosotros mismos, incluso mientras afinamos nuestras habilidades.

El trading nos enseña a identificar y perseguir las oportunidades a pesar de la incertidumbre.

El trading requiere que entendamos y respetemos el riesgo, sin que nos paralice.

El trading nos empuja a buscar situaciones que ofrecen más recompensa que pérdida, a aferrarnos a lo que nos beneficia y a salirnos de lo que no.

El trading requiere que estemos preparados y que seamos disciplinados, que continuamente aprendamos y volvamos a aprender.

El trading nos enseña que hay ocasiones en la que hay que ser agresivo, ir tras nuestras convicciones con confianza; también nos enseña el valor de la prudencia y a proteger lo que tenemos.

El trading nos llama a ser pacientes – y a actuar con decisión; a creer en nosotros mismos – y a ser conscientes siempre de nuestros puntos vulnerables.

El trading nos anima a ser más de lo que somos siendo más de quienes somos cuando damos lo mejor de nosotros mismos.

Traducido del original: Why I Am A Trader