Hoy tenemos una sesión algo rara porque no tenemos consistencia en el movimiento y eso que tenemos algunos buenos datos que deberían apoyar el buen cierre de Wall Street de ayer.
Sin embargo, el mercado de momento se comporta como si estuviera a la deriva, sin convicción, algo que solía pasar en los períodos vacacionales antes de la crisis, sólo moviéndonos con motivos contundentes.
 
Ayer no tuvimos datos macro de importancia pero hoy sí los estamos teniendo y el mercado no se pone de acuerdo en su interpretación. La sesión está claramente dominada en Europa por los PMI de servicios y compuestos, en los que en general hemos quedado muy bien, casi todos mejores de lo esperado, salvo Italia, pero por encima de 50, y por fin pasa a expansión el de Francia, aunque el compuesto sigue con problemas.
 
Además, las ventas minoristas de la eurozona en la interanual despuntan al alza de forma fuerte, por lo que debería ser también positivo junto con una bajada del desempleo en Portugal.
 
Todo lo anterior, en general, debería dar un respiro al BCE sobre la deflación y, quizá esa decepción sea un motivo para no ver subidas contundentes hoy.
 
Lo que sí es motivo para presionarnos a la baja es el mismo dato que en Europa pero en China, ya que el PMI de servicios de China ha bajado fuerte hasta justo los 50, sí sí, 50, al borde de la contracción.
 
Este dato de China debería ser malo para las materias primas, los productos de lujo y los coches. Precisamente, los coches nos dan una de cal y otra de arena. Los resultados de BMW son mejores de lo esperado y es uno de los principales puntos de apoyo del DAX, pero el resto de valores, incluyendo a Volkswagen, están en negativo, lo que hace que sean el peor súper sector del día con -0,64%.
 
Viajes y ocio también está dañado con -0,53% y no parece aprovechar la fuerte bajada de los precios del crudo reciente que nos pone en 98,5$, pues IAG en el Ibex está bajando -2,7% creando un nuevo mínimo del año y amenaza con acelerar las pérdidas porque está otra vez por debajo de la parte baja del canal bajista que nos guía desde los máximos del año.
 
El protagonista del Ibex es Telefónica, ya que la oferta por la filial brasileña de Vivendi le ha metido -1,5% abajo y es un montón de puntos en contra del Ibex que es de difícil compensación, por lo que el futuro de nuestro índice cae -0,33% y el súper sector de telecos baja -0,05% y fue peor al comienzo de la sesión. Telecom Italia, la empresa con la que va a jugar Telefónica para financiar la operación, baja -5%.
 
Por otro lado, el mejor del día es el súper sector de químicas con +1,34%  por mejoras en todos los valores alemanes superiores al +1%. Bebidas y alimentación +1,33% y bienes personales y del hogar +1,21%.
 
Por otro lado, el mercado de deuda empezó positivo para los activos de riesgo con bajadas en la periferia pero nos hemos dado la vuelta y subimos tipos en todas partes, algo que casa con buenos datos macro y punto para pensar en algo que ayude a la inflación. España sube al 2,52%, Italia al 2,72% y Alemania sube al 1,16%. Con respecto a esta última hay que estar atentos a bajadas fuertes de precio porque los institucionales ya se quejan de la baja rentabilidad, lo que hace presagiar problemas de demanda en las subastas, así que el mercado puede corregir los precios en breve. Aquí el problema principal está en la deuda de Grecia que se dispara la rentabilidad al 6,23% por más evidencias de que Bruselas podría retirar a la Troika de Atenas antes de lo pensado y el mercado tiene miedo a problemas porque todavía ve vulnerable a su economía y eso también pesa en los activos de riesgo de la periferia.