Las principales bolsas europeas se mueven en estos momentos claramente a la baja.
 
No ha gustado el enfriamiento que lleva Wall Street en los últimos días, en cuanto el S&P 500 legó a la altura de resistencias mayores. Él ha sido la principal fuente de inspiración alcista se diga lo que se diga.  Y por lo tanto este enfriamiento nos tiene que afectar. Cada día que pasa queda más claro que las cosas de EEUU en muchas ocasiones son más importantes que las nuestras propias.
 
Además tiene EEUU más motivos para enfriarse, ya que valores importantes como Microsoft o Google (Alphabet) cayendo mucho en el fuera de horas tras malos resultados.
 
El sector de automoción es el que peor lo está pasando tras varias compañías que lo integran, como Daimler, dando resultados mucho peor de lo esperado.
 
Daimler baja casi 5%, tras resultados y después de decir que lleva una investigación interna sobre el proceso de certificación de sus test anti polución en EEUU, según petición de las autoridades de dicho país.
 
Volkswagen tampoco tiene el día, aunque en este caso parece por sobrecompra pues ha subido casi 12% en dos días.
 
Peugeot que también tiene problemas de investigaciones baja 2,5%.
 
El petróleo sigue contentando a las bolsas cotizando a 43,61. Aunque no contenta a todo el mundo.  Los bonos empiezan a recelar que si el petróleo se sigue animando, igual la inflación pasa a ser preocupante por baja, a todo lo contrario, y el bund ha tenido su peor semana desde finales del año, con ventas agresivas. Vean gráfico diario.
 
s1

 
Las bolsas, aunque aún no se note, puede que llegue un momento donde no vean tan bien que suba el petróleo. De momento sí, porque saca del pozo en que están metidas las petroleras. Pero el BCE ya lanza mensajes de inflación normalizándose hacia dos a tres años, y eso significaría parada de la QE. Pero es algo que aún parece lejano.
 
En Europa se han publicado los datos de PMI. Como puede verse en este gráfico de Capital Economics, no permiten albergar demasiadas esperanzas de crecimiento claro en la eurozona por el momento.
 
Y en Japón, este mismo dato, muestra dudosos resultados en la estrategia ultra laxa del Banco de Japón
 
s2

 
Fuente: markit.
 
Hemos subido durante mucho tiempo por los bancos centrales, pero parece que el paradigma, en cuanto EEUU ha cortado, se ha terminado. Y ya las medidas de los otros bancos centrales como Japón, o BCE, no parecen tener efecto claro en las bolsas. De hecho no la tienen desde hace un tiempo.

s3

 
Volviendo a Wall Street, vean los titulares que aparecían ayer en las noticias.
 
s4

 
Pues sí, el gigante de gigantes en bolsa, no está pasando por un buen momento, desde el momento en que el mercado intuye que sus ventas de iphone no van también como se creía.
 
Su gráfico de semanas es claro, como pueden ver a continuación. Se acaba de comer con patatas fritas, la directriz bajista mayor.
 
s5

 
Mientras no la rompa, el gráfico sigue formando un gran triángulo descendente de largo plazo. Y este valor pesa mucho en todos los índices en los que está.
 
Aunque el caso es que las tecnológicas no lo han hecho mal en lo que va de año, vamos a echar un vistazo de quien lo ha hecho mejor por sectores en el primer trimestre. Verán que finanzas y cuidados de la salud han sido los lastres. Mientras que consumo de bienes básicos y sobre todo utilities han sido los sectores estrella.
 
s6

 
Fuente: http://stockcharts.com/articles/dont_ignore_this_chart/2016/04/a-dramatic-shift-in-sector-rotation-this-month.html
 
De nuevo vuelven voces de la FED a decir, que pueden subir los tipos más de lo esperado. Muchos no lo vemos tan claro. Pero claro, podemos pensar, hombre, la FED nunca se equivoca, lo tienen todo controlado ¿seguro? Voy a recordar este párrafo de mi libro Leones contra Gacelas, sobre este tema:
 
Si nos vamos a lo que sucedió desde 1974 hasta 2012, cuando la FED se pone a subir tipos, siguiendo datos de la organización Hirsch, tenemos lo siguiente:
 
1- Última subida de tipos en 25 de abril de 1974. Los tipos pasaron del 5 al 8% en 465 días. Hubo recesión posterior.
 
2- Última subida de tipos en 5 de mayo de 1981. Los tipos pasaron del 5,75 al 14% en 1344 días. Hubo recesión posterior.
 
3- Última subida de tipos en 1 de febrero de 1995. Los tipos pasaron del 3,25 al 6% en 362 días.
 
4- Última subida de tipos en 17 de mayo del 2000. Los tipos pasaron del 5 al 6,5% en 322 días. Hubo recesión posterior.
 
5- Se empezó a subir tipos el 30 de junio del 2004, cuando los tipos estaban en 1,25%. La fase muy larga, pues dejó de subir tipos en 2006,  pero al final hubo recesión, o más que recesión, fue una depresión.
 
Pues bien, el 9 de diciembre de 1974 ya estaba bajando tipos otra vez, solo ocho meses después. El 2 de noviembre de 1981 bajaba tipos otra vez, seis meses después. El 6 de julio de 1995 bajaba tipos, solo cinco meses después. El 3 de enero del 2001 bajaba tipos de nuevo tras acelerar el pinchazo de la burbuja con las últimas subidas que habían sobrado, es decir unos ocho meses después.
 
En la última etapa ya saben que pasó, los tipos a cero....
 
Menudo palmarés, después de recordar esto, aún me da más miedo, no le tiene el punto pillado la FED a lo de subir tipos, aunque claro, esta vez, será diferente, como siempre. Los datos macro cada vez peor… De todas formas estos son procesos lentos, por las cifras antes indicadas…