Tenemos a las bolsas europeas subiendo gracias al impulso inicial, causado por buenos datos macro en China, por el cierre positivo de algunos índices de EEUU, y por las declaraciones más conciliadoras de Putin. 

Esto último algo dudoso, durante la mañana las regiones pro rusas de Ucrania, han desmentido a Putin y han dicho que este domingo harán un referéndum, y durante todo el día la OTAN está advirtiendo que no ve esos presuntos movimientos de retirada de tropas rusas de la frontera con Ucrania. 
En cualquier caso tras el tirón inicial toda Europa se ha metido en un aburrido lateral, donde está metido toda la mañana a la espera de lo que pase con Draghi. Aunque es de suponer que no va a pasar nada, nunca se sabe con estas cosas.

Por lo demás, en todos los gráficos europeos diarios, el lateral es total, y es inútil divagar, solo queda esperar a que rompan por algún lado.

Especialmente hay tensión en el euro ya que se teme que si Draghi no hace nada, pueda atacar la resistencia del 1,40. Esto es una partida de póker, sentados a la mesa todos los bancos centrales. Todos quieren bajar su divisa. Pero claro, alguno tiene que perder. En el póker dicen, cuanto te sientes a la mesa, mira a tu alrededor quien es el “primo” que es al que hay desplumar, y si no encuentras a ningún primo… es que… ¡eres tú!... Pues ya saben, en esta partida de divisas quién es el primo, y aquí estamos con el euro haciéndonos polvo a todos con una fortaleza que no se corresponde con los deteriorados fundamentales de la eurozona.

Si Draghi no hace nada y atacan el 1,40 y es sobrepasado, el euro ya entra en la zona de “no confort” y muchos políticos se van a poner nerviosos y empezarán a presionar a Draghi… puede que hasta los alemanes… Hay que recordar siempre que una divisa demasiado fuerte como está, causa los mismos efectos macro que una subida de tipos de interés más o menos moderada. Y no estamos para subidas de tipos de interés precisamente.

Sigo destacando, como ya comenté ayer, la fuerte rotación de los valores de riesgo hacia los valores defensivos, que se está dando en Wall Street.

El Russell 2000 por ejemplo de pequeñas compañías no para de bajar, mientras el S&P 500 sigue lateral.

Ayer Bespoke daba un dato importante a este respecto.

La correlación normal entre ambos índices en años anteriores era de 0,99. Es decir altísima, casi se movían a la par.

Pero desde que ha empezado a caer el Russell la correlación entre ambos ha caído al 0,299… ¿Es esto sostenible? ¿Acabará el S&P 500 también cayendo? Esto ya lo debe decidir cada uno…

De momento veamos el gráfico del Nasdaq Composite que tiene mucha miga.

nasd


Como vemos podríamos estar ante un hombro cabeza hombro. Y si no lo fuera tampoco importa mucho, la cuestión es que la figura tiene muy mala pinta e implicaciones bajistas, si rompe la línea clavicular, que…
- Está pegada al soporte súper psicológico de los 4.000 puntos.

- Está pegada a la media de 200, no menos psicológica.

No hace falta deducir mucho para darnos cuenta de que como todo eso caiga Wall Street va a tener problemas, y será difícil que los valores grandes no se vean contagiados.

En cualquier caso, cuidado con ponerse contra esta tendencia del mercado de liquidar valores de riesgo, y meterse en defensivos, vean este interesante estudio. ¡La tendencia es nuestra amiga! ¡y comprar valores machacados es un gran error!

Muchos inversores se preguntan: "bueno, quizá lo mejor será liquidar los que mejor me han ido al menos en parte y dentro de lo que cabe y meterme con algunos que lo hayan hecho peor". Por ejemplo en lios de cosas raras de internet estilo Twitter y demás…

A priori puede parecer lógico, pero antes de hacer eso sería interesante que le diera un vistazo a este estudio.
Lo hizo un profesor de la Washington State University, en concreto Richard W. Sias.

En dicho estudio el autor especula con un intento de demostración de que al final las tendencias existen, lo cual rebate la teoría de la eficiencia del mercado, y para ello intenta comprobar si los valores que lo han hecho mejor en los seis meses anteriores, de media, tienden a hacerlo mejor en los siguientes seis, y los que lo han hecho peor en el último semestre tienden de media a hacerlo peor en el siguiente; por tanto, si las estrategias de momentum funcionan.

Para poderlo comprobar, se ha remontado a 20 años atrás y las conclusiones son muy claras: las estrategias de momentum funcionan, luego los sistemas para operar automáticos, tienen una base cierta, y están basados en la lógica, pero además ha encontrado algo muy interesante, una pauta estacional.

Resulta que en su estudio se ve que la clave de que estas tendencias funcionen está en los últimos meses de cada trimestre. Si quitamos el mes de enero que es un mes, como ya sabemos, bastante peculiar en la "estacionalidad", resulta lo siguiente:

1- En 20 años las estrategias de momentum dan un beneficio medio de 59 puntos básicos si es un mes que no es final de trimestre, por ejemplo abril o mayo o noviembre, por decir algunos.

2- Pero la media si es mes fin de trimestre sube a ¡310 puntos básicos!.

3- Conclusión: las estrategias de momentum son siempre rentables, seguir la tendencia da su fruto, pero especialmente, casi cinco veces más si es mes de fin de trimestre.

Por lo tanto, la clave de su cartera podría estar en junio de nuevo para los valores que mejor lo han hecho y debe llevar mucho cuidado en ese mes con los que peor lo estén haciendo.

Dos factores muy claros ha encontrado el profesor en su estudio que explican el fenómeno:

1- Los institucionales tienden a liquidar a fin de trimestre los peores valores y a comprar los mejores, por una simple cuestión estética. Simplemente no quieren que en sus informes trimestrales aparezca que tenían valores malos en cartera, quieren que aparezca que la cartera actual está constituida por los mejores.

2- Los institucionales venden en el último momento valores en los que estaban en pérdidas para generar las minusvalías correspondientes por motivos fiscales, y tienden a aguantar más los que están ganando igualmente para diferir pagos.

3- Por tanto, los valores que mejor lo hayan hecho en meses anteriores tenderán a hacerlo mejor si estamos en un mes en que sea fin de trimestre y, sobre todo, si es un valor donde los institucionales, que son los que generan la pauta, tienen mucha participación, si es un valor en manos de particulares esto no sucederá.

Y atención a estos datos que vienen a continuación. El autor está convencido de que este fenómeno irá en aumento, es decir, será una pauta que, por muy conocida que sea, cada vez se reforzará más, por una razón muy sencilla, teniendo en cuenta el fuerte aumento de la participación institucional en el mercado que cada vez tiende a ir a más.
Vean estas cifras que a mí me han dejado sorprendido, no se por qué tenía en la cabeza que los institucionales en EEUU siempre habían sido mayoritarios, como lo son aquí ahora pero estaba muy equivocado y si no vean:

1- Según datos del NYSE, en 1950 los institucionales sólo tenían ¡el 7% de la capitalización del mercado! Es decir, el mercado era de los particulares al completo.

2- Pero en 1970 había subido al 28%.

3- Y en 1990 al 41%.

4- En el 2000 hablábamos del 46%.

5- ¿Y en la actualidad? Un impresionante 70%. Ya pueden ver cómo han cambiado las cosas, el mercado ahora sí en manos de los leones aunque esto no ha sido siempre así.

El autor ha comprobado en períodos de pocos años y a medida que aumenta el número de institucionales aumenta la fuerza de esta pauta. No me extraña lo más mínimo, creo que acabamos de dar con una de las claves de por qué en los últimos años pautas más sencillas, pero efectivas, como la magia del primer día se cumplen mejor de lo normal. Los institucionales cada vez son más fuertes y generan con su comportamiento pautas que en algunos casos cada vez son más fuertes. En la actual situación de mercado, donde el inversor final prácticamente no existe, son ya los reyes absolutos.