Las bolsas europeas andan dudosas, dando bandazos, pero al final para tener pocos cambios. La estructura sigue siendo alcista, pero la llegada de los 5.000 del Nasdaq Composite y la impotencia del NYSE en su resistencia 11.100, aquí ha desatado ganas de tomar beneficios, y los papelones aparecen de vez en cuando con bastante fuerza.
Todos tendemos a mirar con pesimismo a Wall Street. Que si ya ha subido  mucho que si está sobrecomprado, que si los 5.000 del Nasdaq…pero tengo que volver a insistir en un tema que sigo viendo se está ignorando, y que nos puede descuadrar las cuentas.
 
Puede estar sobrecomprado que lo está, puede haber subido mucho que lo ha hecho, puede star sobrevalorado que lo está…Pero…
 
El nivel de compras de acciones de propias vuelve a acercarse a máximos históricos. Y eso es una lluvia de miles de millones de dólares que cae sobre el mercado, día tras día, y donde da igual la sobrecompra o la sobrevaloración hace subir a los valores. El problema, es que se juzga por que si el sentimiento es extremo, pero esto de las recompras no tiene sentimiento, y nos estamos olvidando del tema. Vean este gráfico:
 
s1
 
Nos olvidamos las recompras y nos olvidamos de los dividendos, los  más altos desde hace muchos años que se están pagando ahora… dicho sea de paso como se puede ver…
 
 
Desde el año 2009, han entrado en el S&P 500 2,1 billones con b de dólares en recompras de acciones propias. Nos podemos hacer una idea del poder alcista que tiene eso, casi tanto como la QE. Y miren donde estamos ahora de nuevo en el gráfico…
 
Y esta es la explicación de por qué no han importado mucho los beneficios a la baja, lo pueden ver en el siguiente gráfico:
 
s2
 
 
Yo no sé si esto va a subir o a bajar, pero por favor tengamos en lo que respecta a Wall Street este factor en cuenta, antes de vender la piel del oso… nunca mejor dicho lo del oso…J
 
Pero ahora veamos la parte negativo. Lo que sí me preocupa, y con eso sí debemos tener cuidado, es con los datos macro de EEUU, que están empezando a apuntar a algo preocupante. Esto si que si fuera a más si pueda dar por tierra con Wall Street.
 
Hace unos años se publicó un informe muy interesante que creo merece la pena que tengamos en cuenta. Me refiero a uno de Jean Luc Buchalet, de la firma Facset, sobre Wall Street y las recesiones.
 
Este analista suele hacer grandes trabajos y éste no es una excepción. Las conclusiones a las que llega son realmente interesantes, sobre todo una: tendemos a pesar que las bolsas son un eficaz detector anticipado de los ciclos económicos, pero nada más lejos de la realidad. El analista de Facset demuestra que las bolsas son un indicador coincidente y nunca un indicador adelantado de las recesiones.
 
Lo que hace Facset es estudiar todas las recesiones desde 1960 a la fecha y ver cómo se comportó la bolsa antes y después de las mismas y las conclusiones son extremadamente claras y rompen el mito de unas bolsas como indicadores adelantados, algo que está muy alejado de la realidad.
 
Desde 1960, la bolsa -con la excepción de la recesión del 2001- nunca ha bajado en ninguna de las 6 recesiones restantes antes del inicio de la recesión de manera considerable. Excluyendo 2001, sale una media de bajada antes de las recesiones de poco más del 2%, lo cual no es absolutamente nada de nada. Las cifras son concluyentes y frías, la bolsa nunca detecta la recesión, sigue totalmente confiada hasta que ésta se produce, esperando indefectiblemente que "esta vez será diferente" y que "será un enfriamiento suave". Es más, incluso en el 2001 hay que recordar cómo a finales de diciembre los analistas de grandes casas, pronosticaban fuertes subidas para el 2001, cosa que evidentemente no sucedió. No comento esto para criticar a nadie, pues bastante difícil es el mercado y cada uno hace lo que puede y todos nos equivocamos, sino en el sentido de lo difícil que es detectar cuándo viene la recesión.
Pero una vez que llega la recesión en todos los casos, menos en uno 1980, se bajó considerablemente en cuanto empezó (aunque aquí se demoró la bajada, también llegó después). A los seis meses del inicio de la crisis económica, la media de bajada es del 7,2%. Pero lo peor y lo que me llama verdaderamente la atención del estudio es el tiempo que tardan las bolsas en recuperarse tras la bajada después de la recesión. Vean estos datos de Facset.
 
- Recesión de abril de 1960 a febrero de 1961: 224 días.
- Recesión de diciembre de 1969 a noviembre de 1970: 413 días.
- Recesión de noviembre de 1973 a marzo de 1975:1055 días.
- Recesión de enero de 1980 a julio de 1980: 142 días.
- Recesión de julio de 1981 a noviembre de 1982: 464 días.
- Recesión de julio de 1990 a marzo de 1991: 220 días.
- Recesión de marzo del 2001 a noviembre del 2001:1610 días.
 
Como vemos, la recesión hará bajar mucho o poco a las bolsas, esto casi nos daría igual, aunque en esta ocasión es mucho lo que se ha bajado, lo malo es el dilatado plazo de tiempo que se necesita para la recuperación, que da una media de 590 días, y si quitamos el valor más corto de la serie, en 1980, de 664 días.
 
La conclusión a la que llega Facset, y con la cual uno no puede estar más que de acuerdo, es que cuando se detecta una bajada causada por recesión hay que abandonar la bolsa de EEUU y en general todas las bolsas. De momento, no parece que EEUU esté cerca de recesión ni de lejos, pero guardemos todo esto en el archivo para cuando haya que sacarlo. Desde luego empiezo a no tener claro que estén tan bien.
 
Aquí en Europa a destacar el super dato de ventas al por menor que hemos tenido en la eurozona en el día de hoy.
 
En este gráfico de Bloomberg se ve muy claro, mejor subida desde 2005
 
s3
 
Caminos totalmente contrario con EEUU, aquí vamos mejorando, allá no lo tengo nada claro.