A esta hora el mercado sigue por debajo de los máximos de ayer y metido estrictamente en una operativa basada en titulares mientras esperamos a la reunión del Eurogrupo en donde se va a discutir la propuesta realizada ayer por Grecia y con los ojos puestos en la decisión de Alemania.
El titular que más ha creado una reacción en el mercado ha venido tras datos macro importantes como por ejemplo los de PMI preliminares de febrero tanto de Francia como de Alemania y las ventas minoristas de Inglaterra, generando una reacción contraria que nos ha vuelto a dejar prácticamente sin variación en los índices más importantes.
 
Para empezar, el PMI de Francia de manufacturas ha quedado bastante peor de lo esperado, porque en vez de acercarse a la zona de expansión se ha metido todavía más en la contracción, y el mismo dato en Alemania no es que se haya metido en contracción, pero no tiene variaciones con respecto al mes anterior y se queda en 50,9, demasiado cerca de la contracción para el gusto de nadie.
 
Lo anterior sigue mostrando que las manufacturas en la eurozona tienen un problema, pero también todos los ojos están puestos en los efectos beneficiosos de un euro barato, pero claro, nadie se atreve a reaccionar en consecuencia mientras no nos quitemos del horizonte los problemas de Grecia, aunque sigamos teniendo un problema en Ucrania, ya que siguen apareciendo movimientos de tropas rusas dentro de la zona del Este y no tiene aspecto de solucionarse.
 
Pues bien, el PMI de la zona euro ha mejorado en todos los aspectos con respecto al mes anterior, tanto el compuesto, como manufacturas, como servicios, pero sólo el de servicios y el compuesto han quedado mejor de lo esperado, por lo que las manufacturas siguen lastrando.
 
Después, hemos tenido un golpe que se ha notado en todos los índices cuando han salido las ventas minoristas de Inglaterra peor de lo esperado y si quitamos la venta de gasolina, son peores todavía.
 
La reacción alcista ha venido cuando un portavoz del gobierno alemán se ha puesto a hablar sobre la reunión del Eurogrupo y en donde una sola frase ha conseguido animar al mercado, en concreto cuando dice que el mero hecho de pedir ayuda al resto de los socios ya es una buena señal. Alemania también se ha defendido diciendo que es mentira que el ministro de finanzas Shaeuble no quiere una solución en Grecia y también ha elogiado los esfuerzos realizados en los últimos años y considera que han tenido éxito porque se ha vuelto a crecer en el país.
 
En definitiva, estos comentarios han conseguido suavizar las declaraciones de ayer de Alemania en donde se dio por sentado que rechazaba el acuerdo. Además, otros alemanes en puestos relevantes de la Unión Europea dicen que quizá se necesitaría otra reunión del Eurogrupo la semana que viene para acabar de encontrar un acuerdo, por lo que las esperanzas siguen teniendo vida y además todo va muy en consonancia con el estilo europeo, que es jugar prórroga trás prórroga hasta conseguir el acuerdo al borde de la extenuación.
 
En estos momentos estamos bajo el influjo positivo de los comentarios anteriores y el súper sector bancario está mejorando 0,54%, algo que es positivo para la periferia gracias también a un especial empuje que está teniendo Banca Monte dei Paschi di Siena gracias a que uno de los principales accionistas dice que participará el aumento de capital porque quiere un porcentaje estable en el banco y además se comenta también que las reformas del sector que se puede llevar a cabo en Italia son favorables a sus intereses.
 
También, el sector petrolífero está mejorando 0,61% y los recursos básicos también 1,19%, consiguiendo romper un poco la mala tendencia de las últimas sesiones al ver que las reservas de crudo en EEUU semanales de ayer, no subieron tanto como se esperaba, aunque es una excusa demasiado ligera.
 
Los peores del día son las empresas de inversión inmobiliaria con un descenso de -1,28%.
 
En el mercado de divisas el cruce euro libra ha conseguido compensar gran parte de las pérdidas del día precisamente por las malas cifras de venta minoristas de Reino Unido por lo que más que fortaleza del euro, es debilidad de la libra.
La debilidad del euro la vemos en el cruce euro dólar que está descendiendo -0,34% muy pendiente de lo que pueda pasar con Grecia.
 
Hablando de divisas, hoy hemos sabido que la compañía de ingeniería francesa Alstom en los próximos dos años tiene intenciones de reducir a la mitad la fuerza laboral de su fábrica de Suiza, ya que el aumento de la cotización del CHF con respecto al euro, hace que sea muy poco competitiva dicha fábrica en comparación con otras instalaciones dentro de Europa.