Subidas claras en las bolsas europeas a estas horas, que retoman así su tendencia alcista, que han conseguido neutralizar el pésimo dato de PMI de manufacturas de China que se ha dado esta mañana, mostrando fuerte contracción en el sector. Se ha ido a 49,2 muy por debajo de lo esperado, y también de la línea 50 que es la clave. 

El sector de aerolíneas además está bajista, tras la tragedia del accidente aéreo del avión Barcelona- Dusseldorf que se ha estrellado en Los Alpes. Lufthansa que es la dueña de la compañía a la que pertenecía el avión baja muy duramente. La tragedia humana, es enorme. 
La clave técnica más importante del día es que el futuro del Ibex está consolidando la ruptura de la importantísima zona de soporte del 11.200. Mientras no vuelva a meterse por debajo de ese nivel, eso es vital, tiene la vía libre para llegar como poco a la zona 12.000-12.200, aunque es de suponer que el número redondo y psicológico 12.000 hará de las suyas. Tras mucho tiempo en que no teníamos más remedio que calificarlo como lateral, ha llegado el momento de definir ya al Ibex como todos los otros índices europeos, menos Grecia. El Ibex ya es alcista. Evidentemente si se volviera a meterse por debajo de 11.200 cuidado.

Los PMI de la eurozona han estado bastante bien, y son compatibles con la recuperación, lenta, pero recuperación, que se sigue viendo en muchos países de la eurozona. Esta es otra buena baza para el Ibex, ya que en España, los datos se recuperan mejor que en otros.

Los datos macro de EEUU que han sido mejor de lo esperado, por una vez se han interpretado correctamente, y ha prevalecido lo bueno que tienen para la economía, en lugar que aquello de los tipos de interés.

El futuro del Dax vuelve a la lucha en estos momentos contra la cota psicológica de los 12.000.

La tendencia es alcista en toda Europa y no suele ser una buena idea ponerse contra la tendencia.

Dada la importancia de las divisas en la situación actual de mercado, vamos a dar un vistazo a las posiciones abiertas de grandes especuladores en los mercados de futuros sobre divisas de Chicago publicadas el pasado viernes por la noche.

Según datos de Reuters, si tomamos, todas las posiciones en dólares unidas, tenemos largos por 38.590 millones de dólares, desde los 44.310 millones anteriores. Es la primera vez en 12 semanas que se baja de los 40.000 millones. Parece que las palabras de Yellen, si se puede confirmar que han sido interpretadas como un alejamiento de las subidas de tipos, esta es la demostración. Sin exagerar claro, porque sigue habiendo un dineral largo.

Aunque la rebaja se ha visto en determinados cruces como el yen, que baja el número de contratos netos cortos de 59.387 a 48.054. Desde luego en el euro no parece que nadie se crea nada. Porque de 61.271 largos abiertos que había en futuros la semana pasada se ha pasado en esta a 56.329. Y de cortos se sube de 242.344 a 250.103. Con lo que el neto corto aumenta aún más de 181.073 a 193.774.

Donde sí que ha habido cambio de tercio es en el franco suizo. De 8.380 netos cortos, se ha pasado a 2.235 netos largos.

Interesante trabajo, el reflejado a continuación donde los autores se preguntan si el uso de las bandas de Bollinger puede ser un sistema operativo válido con diferentes parámetros.

Bollinger Bands: Buy Low and Sell High?

www.cxoadvisory.com/3493/technical-trading/bollinger-bands-buy-low-and-sell-high/

Pues bien tras leernos el trabajo, una vez más se demuestra, que las cosas tan simples, no terminan de dar ventajas claras para nada. En este gráfico por ejemplo se resumen los resultados desde 1993 a 2009, de comprar y mantener, y usando las bandas de Bollinger

s1


No se ve ninguna ventaja.

Pasemos a otro tema.
Un concepto que me gusta transmitir a los alumnos de mis cursos, es el de que las tendencias se forman en los gaps de apertura, y casi nunca durante las sesiones.

Por ello un operador que se cierre por las noches y se vuelva a abrir por las mañanas ganaría muy poco.

Si miramos un gráfico de la subida, por ejemplo, de 2.003 al 2.006 del S&P y otro sin los gaps de apertura, veremos que casi el 90% de la subida está en los gaps.

La pura realidad es que en los gaps se descuenta todo, y luego el interior de las sesiones, y cada vez más, son una guerra entre maquinitas dando bandazos con destino a ninguna dirección.

Y cuantas más maquinas hay, más se refuerza este tema. No esperemos nunca milagros en el intradía, hay días muy tendenciales, pero los bandazos en la inmensa mayoría de los días, estarán ahí, por lo que es bueno tener un método que no se duerma y tome beneficios cuando los haya sin esperar grandes cosas.

En un artículo titulado: You Get Paid to Hold Overnight de la web

adamhgrimes.com/

se explicaba este tema.

Es algo atrasado pero nos sirve como ejemplo.

Espectacular por ejemplo como refleja este fenómeno, el gráfico de Apple, la estrella tecnológica que ha terminado en el Dow Jones:

aple

Desde enero del 2010 hasta donde termina el gráfico, hace como dos años y pico que es hasta donde llega el gráfico, el valor prácticamente había doblado, pero un operador que se hubiera cerrado todas las noches y hubiera vuelto a abrir en cada apertura, no solo no habría ganado nada, sino que habría perdido dinero.

Toda la subida de Apple estuvo en los gaps de apertura, y las sesiones, no eran más que un ring donde las manos fuertes se dan cachiporrazos los unos a los otros.

Otro ejemplo está en este otro gráfico de un valor del Nasdaq:



En suma, tengan en cuenta esto, en su operativa, las tendencias se forman en los gaps de apertura, si usted es seguidor de tendencia, es una mala idea cerrarse por las noches, mejor quedarse quieto. Este fenómeno de los bandazos intradía es especialmente relevante desde hace muchas sesiones.