Las bolsas europeas lo vuelven a pasar mal hoy.
 
La excusa es el sectorial de materiales básicos. Como el dólar remonta, está bajando y eso pesa mucho.
 
Pero a mí no me vale mucho esta excusa. Desde ayer estamos viendo de nuevo esos papelones tan clásicos en Europa, que casi nunca son seguidos en Wall Street y que siempre son síntoma de otra cosa. Y esto tiene toda la pinta de que se debe a que al haber llegado el eurostoxx y otros índices al tope de arriba de esas figuras triangulares de las que estamos hablando mucho en los otros días, sueltan papel pero vamos, como cosacos. Y esto se debe clarísimamente a que tienen mucho respeto a lo que pueda salir en el Brexit. Salvo que los sondeos giren a que sea prácticamente imposible que salga el sí, podríamos estar con historias de estas perfectamente hasta el día 23. El Ibex un poco más, porque eso de que las elecciones no influyen, vamos a dejarlo estar. Hay programas encima de la mesa para estas elecciones, que en el mercado serían recibidos con mucho temor. Es otro hito de temor para las manos fuertes.
 
Si miramos en este gráfico la rentabilidad de los diferentes activos desde el año 1800, vemos que el mejor ha sido la renta variable con +6,75% anualizado, seguido de los bonos con el +3,5%.
 
s1

 
Fuente: https://twitter.com/gmaujean
 
No está mal lo de bonos… pero claro, eso era antes, porque cualquiera compra bonos europeos ahora…
 
Ya les he manifestado mi gran temor muchas otras veces sobre todo esto de los tipos negativos. Es algo surrealista y que va contra la naturaleza de las cosas. No se puede pagar por prestar, y cobrar porque te presten, no tiene lógica. Y lo único que lo sostiene en pie es el pensar que habrá otro más arriesgado que comprará a un precio más alto que tú, y con rentabilidad más negativa, y este a su vez pensará que ya habrá otro que a su vez le compre. ¿Y en qué se diferencia esto de un fraude piramidal, donde el que entra el último se queda sin dinero? Pues francamente, en muy poco.
 
Ahora el BCE empieza a comprar bonos de empresas, con lo cual el numerito de los tipos negativos se traslada a ellas. Vean el gráfico de la rentabilidad de los bonos a 1 año de Siemens.
 
s2

 
Como se ve un poco pequeño el cuadradito blanco de la rentabilidad, se lo transcribo: - 0,097%.
 
¿Quién en su sano juicio le paga encima a Siemens por hacerle “el favor” encima de dejarle dinero?
 
Pues dos explicaciones:
 
  1. 1.- Porque ya no aspira a cobrar nada por sus ahorros, ya que tiene que pagar por tenerlos, y busca algún sitio donde pierda pero poco. Porque la otra alternativa es tenerlo escondido, con el riesgo de robo y demás
  2.  
  3. 2.- Porque esperar encontrar a alguien dentro de poco que le compre el bono más caro, lo cual no será fácil por cierto, con lo patatero que es el secundario de este tipo de bonos.
  4.  
  5. 3.- O porque definitivamente por el mar corre la liebre y por el monte las sardinas, como en la canción infantil.
 
Hemos perdido el oremus, esto no tiene lógica. Y claro, no es de extrañar comentarios como el que le achacaban ayer a Commerbank, que pensaba construir grandes bóvedas para guardar el dinero en efectivo porque el BCE le cobra el 0,4%.
 
Las distorsiones que se están abriendo con otros mercados son enormes, vean este gráfico de Bloomberg
 
s3

 
 
Y mientras, ni fluye el crédito en la eurozona, y muchos menos en España, ni mejoran las perspectivas de inflación, ayer el indicador forward de expectativas a 5 años al 1,43% menor en mucho tiempo, y el crecimiento pues tampoco es demasiado brillante. Algo falla por algún lado.
 
La revista Funds People publica un artículo muy interesante a este respecto, vean esta cita:
 
Sorprende el dinero que hay invertido a nivel global en bonos con tires inferiores al 1%. Adam Mossakowski, gestor de Insight Investment (boutique de BNY Mellon IM), lo ha calculado.

De acuerdo con sus cálculos, de los 26,4 billones de dólares que hay invertidos en deuda soberana en todo el mundo, 16,3 billones (aproximadamente el 62% del total) están en bonos que ofrecen rentabilidades inferiores al 1%. De ese volumen, 7,4 billones de dólares están en emisiones con una tir negativa, mientras que los 8,9 billones restantes ofrecen una rentabilidad de entre el 0% y el 1% (ver gráfico). “Los planes de pensiones y las compañías de seguros no han hecho otra cosa que comprar bonos en un momento de tipos de interés ultra-bajos. Cuando estos empiecen a subir, no quiero ni pensar en sus efectos y el dolor que provocará”, afirmaba el famoso inversor estadounidense Jim Rogers en el Amundi
 
Merece la pena leer todo el artículo completo:

¿Cuánto dinero hay invertido en bonos con tires inferiores al 1%?
 
http://es.fundspeople.com/news/cuanto-dinero-hay-invertido-en-bonos-con-tires-inferiores-al-1
 
 
Y no pensemos “bueno, ya lo arreglarán”, es imposible que esto pueda ponerse feo de verdad…Pero hay que recordar que en los mercados la palabra imposible no es muy útil. ¿Quieren ver un ejemplo?
 
s4

 
Esta es la evolución del valor Valeant, pasa de poco más de 10 en 2011 a 270 en el 2015 y ahora vale otra vez poco más de 10. El autor del gráfico lo llama esto el pattern Torre Eiffel.
 
Fuente: Kimblechartingsolutions.com
 
Como ven sí que es todo posible en el mercado…
 
En fin… las manos fuertes siguen esperando el día del Brexit, vean el gráfico de la libra:
 
s5

 
Fuente: https://twitter.com/JStanleyFX
 
Como ven una figura triangular enorme. Este tipo de figuras tienen siempre una salida o por arriba o por debajo de gran violencia. Es de suponer que va a reventar por algún lado en cuanto se sepa el resultado del Brexit. Si recuerdan lo que comentábamos ayer en esta columna, también el Ibex, el eurostoxx, están con figuras muy similares. Es posible que tengamos un antes y un después en los mercados europeos con el Brexit, según lo que salga. Muchos analistas en varios medios, están advirtiendo de la violencia con que suelen romperse estas figuras, y con razón.