Las bolsas europeas a estas horas están todas con alzas.
 
Ante todo sigue siendo clave la fortaleza de EEUU. NO corrige ni por casualidad, y esto nos tapa muchas goteras en Europa. Mientras siga así es vital.
 
El sector de tecnología hoy es clave en la subida, gracias a las subidas de SAP, mayor fabricante de software europeo y de ASML, la empresa holandesa de servicios para semiconductores, ambos tras dar buenos resultados. Gracias a esto, el sector de tecnología del stoxx 600 se ha ido a máximos desde el mes de enero, con todo el Brexit recuperado y mucho más.
 
El sector del automóvil es el segundo sector en clave alcista del día, gracias a los resultados de Volkswagen que han sorprendido a todo el mundo. Cuando se han publicado sobre las 11 de la mañana, el Dax ha saltado como una bala al alza, y de hecho ahora es de entre los grandes, la bolsa que más sube, gracias a este valor que ha ganado mucho, y eso que tiene sobre su cabeza el numerito del fraude de las emisiones ilegales. Lo que habría ganado si no hubiera sido por eso habría sido entonces de escándalo.  Volkswagen sube ahora casi el 6,5% y es el mejor valor del eurostoxx 50, y decisivo para la bolsa alemana.
 
Por lo que va de campaña de resultados en Europa, que aún es poco, de momento los resultados medios están siendo mejor de lo esperado, lo cual olvidado el Brexit, por el momento es una buena noticia.
 
Una reflexión respecto a esto. El mercado lleva varias veces haciendo lo mismo. Amagar pero no dar. Desplome en agosto de pocos días, y subida violenta. Desplome violento en enero y subida violenta. Desplome violento con el Brexit y subida violenta. Es importante que no pensemos que esto es la forma de comportarse habitual, con lo cual esto de la bolsa es fácil. Tras una fuerte caída dejamos pasar unos días y a comprar como locos. Esta es una serie muy corta de sucesos. Y está llevando a muchas personas a arriesgarse mucho en cada caída. Y el problema es que muchas veces no se para, y cuando eso pasa se lo lleva todo por delante. A nivel de índices se da menos veces, pero a nivel de valores sueltos cada dos por tres. Así que no se trata de comprar como locos ante las grandes caídas, las cosas son bastante más complicadas.
 
Sigamos repasando la jornada. La oveja negra del día, es el sector minero. Por un lado tenemos a Anglo American bajando 6,5% nada menos tras haber revisado a la baja sus cifras de producción de mineral de hierro y de cobre para el 2016. Hay otros valores como BHP Billiton que también han dado cifras de producción que no han convencido.
 
A destacar que el dólar sigue fuerte, lo cual debilita al euro, y esto es bien recibido por las bolsas.
Y es que la batería de buenos datos macro de EEUU que se han dado en los últimos días, ha cambiado un poco la perspectiva, y ahora hay más posibilidades de subidas de tipos, y más tras ver que el lío del Brexit no era tan fiero como parecía.
 
La libra se aprovecha de la cifra de paro por debajo del 5% y con la mayor tasa de empleo desde que se dan datos (1971). Además de comentarios del banco de Inglaterra, que dejan ver que no están las cosas demasiado mal en la economía británica.
 
El petróleo ayuda a las compañías de su sector con una subida de alrededor de 0,5%. Hoy tiene dato de inventarios lo cual ya saben suele darle mucha volatilidad.
 
Hablando de volatilidad, el VIX está al menor nivel desde el verano de 2014. Creo sinceramente que este indicador necesita un pase por el taller con bastante urgencia, pues no marca realmente la volatilidad existente, como debería ser su cometido. No parece que tengamos ahora la menor volatilidad desde hace 2 años. Yo me fijo más en algo mucho más sencillo, y menos lioso, como es el ATR la media de rangos diarios. Una medida de volatilidad más eficaz que el VIX y además hasta se puede entender cómo se calcula… Vean este gráfico del S&P 500 con el ATR y como vemos ni de lejos es el más bajo desde el 2014 como el VIX
 
s1

 
Ha bajado mucho, pero aún sigue por encima de los niveles que fueron normales durante el año, cuando pasaron los sustos.
 
Hace tiempo que no revisamos como va Wall Street, por PER. Así que vamos a darle una mirada. Veamos PER a 12 meses comparado con sus medias históricas. Fuente: FacSet.
 
s2

 
Como vemos está a 19,4 muy por encima de sus medias de 5, 10 y 15 años. Está caro, qué duda cabe, pero muy lejos de valoraciones de burbuja, simplemente caro.  No es algo peligroso.
 
Aunque esta es una foto muy estática. Tengamos en cuenta la inflación, y nos saldría esto otro:
 
s3
 
 
Quisiera recomendar ahora, un buen artículo de Gonzaga, nuestro profesor de largo plazo en el programa anual de formación, que pueden leer aquí:
 
Escuela de inversión: Como mejorar tus beneficios con el control del riesgo (I)
 
http://slowinver.com/control-del-riesgo/?mc_cid=9f61e72d3a&mc_eid=6c34ac3925
 
Vean una cita:
 
A veces se confunde el control del riesgo con los stops, cuando no es lo mismo.

El stop loss es el riesgo de una sola posición. Pero debes conocer el riesgo de todo tu capital, que es lo realmente importante.

La máxima pérdida en que podría incurrir tu método de inversión.

Ahora bien, la máxima pérdida, ¿en cuanto tiempo?

De momento, consideramos la máxima pérdida en una sola operación.

Este riesgo por operación se suele establecer en un 2%. Del capital total, claro.

Esta cifra es arbitraria. En realidad depende sobre todo de la frecuencia de operaciones que hagas: si haces una compra-venta al mes, puede ser demasiado prudente.

Si cada día haces un par de operaciones, pues imaginate: un 2% de riesgo por operación sería grandísimo.
Pero de momento demos por buena la cifra del 2%.

¿Cuanto tienes que invertir en una acción para tener ese riesgo?

Para saberlo, ahora si que es necesario saber el stop loss que vas a usar en la operación.
La fórmula es muy sencilla:
 
s4

 
Los inversores en acciones solemos hablar en porcentajes. Los inversores en futuros o en divisas, en euros, dólares, o pips, o en cualquier otra unidad.

Pero la idea es siempre la misma. Por ejemplo, si establezco mi máximo riesgo en 2%, y el stop lo dejo un 14% por debajo del precio de compra, pues debo comprar: 2/14.

Es decir 1/7: el 14,2% de mi capital.

Invirtiendo el 14% del capital en esa operación, sabemos que nunca perderemos más del 2%.