De nuevo pintan bastos hoy en las bolsas europeas.
 
Técnicamente la realidad es que como desde hace bastantes días seguimos dentro de una zona técnica de corrección de sobrecompra, sin mayor historia. Aún seguimos muy lejos de niveles inquietantes, y la tendencia de fondo sigue siendo alcista. Pero alguna vez había que corregir y en ello estamos.
 
Varios factores además están pesando negativamente.
 
1-      China ha dado un PMI de manufacturas en 49,2 para poner los pelos de punta. Inicialmente nos lo hemos tomado bien, por la lógica rara de las bolsas de que mejor, porque así toman medidas, pero muchas compañías están diciendo durante la mañana, peor porque los chinos van fatal y me van a comprar menos, con lo que la cotización baja. El sectorial de materiales básicos del stoxx 600 baja 1,2%.
 
2-      Decepcionantes los datos de PMIs de servicios y manufacturas de la eurozona. Especialmente preocupantes y ha pesado claramente en las bolsas el de Francia mucho peor de lo esperado. Ha sido un dato tras el cual las expectativas que se tenían de recuperación económica de la eurozona se han enfriado notablemente.
En este gráfico, se puede ver un resumen, del panorama:

s1
 
Desde noviembre que no había bajadas claras en estos indicadores.
  
3-      El desplome de Ericsson del 8% tras sus malos resultados también lastra a su sector.
4-      Y cómo no, el lío de Grecia, caminando lentamente hacia el default, sin que su gobierno parezca tener demasiado interés en evitarlo.
5-      Y ya en menos medida, tampoco ha ayudado un mal dato de ventas al por menor en UK, mucho peor de lo esperado.
 
También hay muy buenos resultados en el día como los de Pernod Ricard, o muy especialmente los de Michelín que está todo el día subiendo violentamente.
 
Debemos seguir atentos a Wall Street, en concreto con los índices del Nasdaq Composite ligeramente por encima de nuevo de la resistencia psicológica de 5.000 y del NYSE que vuelve a ver atacadas sus resistencias.
 
A ver si al final tanto pensar que Europa mejor que EEUU, nos van a dar la sorpresa…
 
Hay muchos resultados saliendo en el día, y es difícil hacer previsiones en Wall Street, pues según como vayan reaccionando las compañías, pueden modificar el curso de la sesión.
 
Mientras tanto se sigue hablando del trader que vivía en un adosado patatero en Londres y conducía un cacharro de sus padres (casi tan malo como el McLaren de Alonso). Yo sigo sin creerme nada de que el fuera el único causante del flash crash del 2010. Es posible que hiciera trampas, pero aquí hay mucho más de lo que dicen, y seguro que más de un León está bien callado… Pero les está viniendo de maravilla… ahora pasará como cuando en las pelis, detienen al supuesto asesino en serie, y se dan cuenta que no era el culpable porque aparece otra víctima. En el próximo flash crash dirán que desde la cárcel se conectó con un OVNI y manipuló…
 
Interesante trabajo de investigación bursátil el que aparece en este artículo:
 
Stock Market Losses With Low Interest Rates
 
 
El autor  intenta desmitificar lo que muchos inversores creen de que en un entorno de tipos de interés bajos, la bolsa tiene que moverse muy bien.
 
Para ello selecciona el período marcado en rojo en este chart:
 
s2

 
Como ven si hacemos abstracción de la época actual, desde la Gran Depresión del 29, la época con tipos más bajos.
 
Pues bien lo que era entonces el S&P 500 que no era 500, era sólo de 90 valores, no se movió para nada al alza, de hecho fue un largo período turbulento y solo al final, fue cuando realmente subió
 
s3
 
Un inversor que por ejemplo entrara en mercado en 1934, casi 9 años después estaba en el mismo sitio, uno que entrara en 19367, tuvo que esperar 13 años…
 
Y lo peor fueron los drawdons de todo el período que se ven a simple vista, y que en el artículo aparecen este cuadrito:
 
s4
 
En fin, que la historia demuestra, que esto de los tipos bajos no es tanta garantía de nada como parece…
 
Hablamos mucho de bolsa, pero los bonos también son muy interesantes. Veamos una simple estrategia en bonos de largo plazo.
 
La firma CXO llevó a cabo un estudio, de estrategias muy simples en bonos, por ejemplo la de comprar los mejores fondos en bonos en cada momento e ir renovando. Los resultados son muy interesantes, lo pueden ver en esta tabla:
 
s5
 
Para entenderla, lo que los analistas de CXO plantean es lo siguiente:
 
Desde 1997 a 2015…
 
1-      Ver que pasaría si cada mes, miramos el fondo de bonos que lo haya hecho mejor en los últimos 3 meses e invertimos en él.  Esta sería la TOP 1 CXO.
2-      Lo mismo, pero en lugar de meter el dinero en el mejor, en los tres mejores. TOP 3 CXO.
3-      Lo mismo pero con los 6 mejores.
 
La tasa de crecimiento anual compuesto, da 13,86% en el primer caso, 11,24% en el segundo y 9,34% en el tercero. ¡No está nada mal! Mejor que las bolsas, y sin sufrimiento…así de claro…la renta fija también tiene muchos encantos.
 
Lo malo es que en el TOP 1 la volatilidad es muy alta y el ratio de Sharpe es más bajo. La combinación mejor es la de tomar los 3 mejores. Los resultados buenísimos.
 
+11,24% anualizado en unos 19 años.
 
Peor drawdown algo más del 9%, sin comentarios comparado con la bolsa.
 
En el 71,7% de los meses se ganó dinero.
 
Si quiere profundizar en el estudio y ver en los fondos en que se basó que es lo más interesante, lo pueden ver en este artículo:
 
 
Los fondos fueron:
 
  • T. Rowe Price New Income (PRCIX)
  • Thrivent Income A (LUBIX)
  • Vanguard GNMA Securities (VFIIX)
  • T. Rowe Price High-Yield Bonds (PRHYX)
  • T. Rowe Price Tax-Free High Yield Bonds (PRFHX)
  • Vanguard Long-Term Treasury Bonds (VUSTX)
  • T. Rowe Price International Bonds (RPIBX)
  • Fidelity Convertible Securities (FCVSX)
  • PIMCO Short-Term A (PSHAX)
  • Fidelity New Markets Income (FNMIX)
  • Eaton Vance Government Obligations C (ECGOX)
  • Vanguard Long-Term Bond Index (VBLTX)