Bajadas moderadas en las bolsas europeas a estas horas, en un día de fin de trimestre, que al final va a quedar bastante positivo para las bolsas europeas.
 
Hoy hay una cacería de valores con intereses en Sudáfrica que están siendo vendidos con agresividad. Así no es de extrañar que Investec sea el peor del stoxx 600 con caídas del 10% o que Old Mutual, ambos con muchos intereses en ese país caiga el 7%. El presidente se ha quitado de encima al ministro de finanzas, y los mercados creían que este ministro era quien ponía orden en esta economía.
 
Otro sector que lo está pasando mal, y complicando el día en general es el de materiales básicos. Baja 1,7%, a pesar del buen dato de PMI de servicios en China, que no ha sido tenido en cuenta. Está haciendo daño, la corrección de los metales tras varios días de subida. Así, tenemos al cobre por ejemplo bajando 1,4%.
 
Lo más importante que creemos que está pasando hoy es que las sospechas de que estaba habiendo movimiento de capitales en renta variable, saliendo de EEUU y entrando en Europa se está confirmando. Ayer mismo comentamos que teníamos muchos indicios de que esto podría estar pasando, pero no pruebas, pues bien, acaban de aparecer las pruebas y ojo a las mismas.
 
s1

 
Como ven está clarísimo lo que acabamos de decir.
 
Veamos los datos con mayor detalle.
 
Según datos de Bank of America Merril Lynch. Durante esta semana se han dado entradas netas de dinero en las bolsas europeas de 1.500 millones de dólares. ¿Y esto es poco o mucho? Pues creo que lo aclara todo, si decimos que es la mayor entrada de dinero de las últimas 60 semanas. Así, que ojo, porque la subida reciente de Europa, esta vez sí que viene acompañada de dinero fresco, es buena, y fiable.
 
Bank of America dice que la causa de estos movimientos de flujos, es, que por un lado, al desvanecerse según todas las encuestas las posibilidades de que Le Pen, tenga posibilidades de llegar al poder, y por otro ver la debilidad política de Trump, que no ha conseguido convencer ni a su propio partido con el Obamacare, el inversor fuerte lo tiene claro. Trump no es fiable, Europa tiene menos peligro y encima está mucho más barata, pues para allá que mando mi dinero.
 
Me parece algo muy importante. Esto de los flujos de dinero, la mayoría de las veces se mueve en grandes tendencias. Si empieza a entrar, podría estar mucho tiempo así. Es un cambio muy muy importante. Si se termina de confirmar, habría que apostar por Europa mucho más que por EEUU. Europa tiene muchos líos, pero seguramente EEUU tiene otro, y está al frente del gobierno de la primera potencia mundial, y con las ideas poco claras.
 
Hoy se ha dado un dato de inflación en la eurozona claramente por debajo de lo esperado, y esto también es importante y creo que favorable para las bolsas. Porque confirma la teoría del BCE de que la inflación aún está lejos de recuperarse, y da más tiempo de QE y de tipos bajos. De hecho, los instrumentos monetarios de la eurozona, tras el dato, descuentan solo al 35% una subida de tipos del BCE en diciembre contra el 50% de posibilidades que se daba a este suceso ayer mismo. Esto no son buenas noticias para el sector bancario que se frotaba las manos hace poco por el presunto endurecimiento y subida de su margen. En los próximos días, podría haber castigo sectorial. Los tiros no parecen ir finalmente, por dicho endurecimiento de las políticas del BCE ni mucho menos.
 
Veamos ahora un artículo del Dr. Steenbarger:

Patrones conductuales que sabotean a los traders – Primera parte

Aunque no mantengo una consulta privada de terapia/entrenamiento para traders tal vez sea inevitable que los traders me contacten en busca de ayuda tras leer mi libro sobre La psicología del trading. De vez en cuando acepto el proyecto de trabajar con un grupo de traders por la oportunidad de obligarme a utilizar la psicología para mejorar su rendimiento de trading. En los últimos años, calculo que he recopilado datos de cuestionarios de personalidad y ayudado a más de cien traders.

Es una muestra de un tamaño decente y me proporciona unas valiosas ideas sobre la forma de pensar de los traders y los patrones problemáticos que interfieren en su operativa. A continuación, delineo algunas de las cosas que he aprendido gracias a los cuestionarios y las entrevistas con individuos que se ganan la vida con el trading.

- La mayoría de los problemas de trading son variantes de la ansiedad por el rendimiento. La ansiedad por el rendimiento ocurre cuando una actuación que generalmente es automática se convierte en objeto de un escrutinio excesivo. Esta atención al rendimiento crea un efecto de interferencia en el que ya no se actúa de forma natural. Esa ansiedad por el rendimiento frecuentemente interfiere con el rendimiento atlético, el hablar en público, el rendimiento sexual y la realización de exámenes. Cuando los miedos por el resultado de una actividad dominan la misma, es lógico que el rendimiento se resienta.

- La ansiedad por el rendimiento se produce tanto durante épocas de éxito en el mercado como durante épocas de pérdidas. No es tan raro encontrar traders a los que se les da bien asumir unas pérdidas adecuadas, pero que se vuelven temerosos cuando tienen un beneficio y lo toman prematuramente (es decir, antes de alcanzar sus objetivos de beneficios). Las interferencias en el rendimiento tras las rachas de pérdidas no son más perjudiciales que las interferencias por la presión que sienten los traders al ganar dinero.

- Los traders frecuentemente intentan reemplazar el diálogo interno negativo con otro positivo mientras operan. Esto es un error. Cuando los traders están realmente inmersos en el mercado y centrados en la pantalla no debería producirse ningún diálogo interno.

- El perfeccionismo es la fuente más habitual de ansiedad por el rendimiento entre los traders. Los traders tienden a estar orientados al logro y a menudo se fijan metas elevadas. Estas metas de rendimiento contribuyen a su tensión cuando no las alcanzan. En general, es una buena idea reemplazar las metas de rendimiento con las metas de procesos. En vez de fijar una meta de ganar $250.000 al año, los traders deberían, por ejemplo, fijar una meta de seguir su plan de trading (entradas, tamaño de las posiciones, salidas) en al menos el 90% de las ocasiones.

- El perfeccionismo lleva a los traders a operar en exceso. Operar en exceso es la fuente más habitual de pérdidas de los traders que he entrevistado. Los traders operan en exceso cuando sienten una presión interna para ganar dinero que les ciega a lo que está ocurriendo en los mercados en ese momento. Operar cuando la volatilidad es baja, operar fuera de su plan o sus puntos fuertes, operar para intentar compensar una pérdida anterior y operar con unas posiciones imprudentemente grandes son algunos ejemplos de operar en exceso.

- Los traders que dominan la ansiedad por el rendimiento a un nivel de tamaño (por ejemplo, 5 contratos) frecuentemente se vuelven a encontrar con esa ansiedad una vez que aumentan significativamente su tamaño (por ejemplo, a 50 contratos). Generalmente calibramos nuestras emociones por las cantidades en dólares que ganamos o perdemos. Esto hace que operar con 50 contratos resulte mucho más difícil que operar con cinco, aunque los patrones sean idénticos.

- Los traders a menudo creen que tienen peores problemas psicológicos de los que en realidad tienen. Cuando los patrones de ansiedad por el rendimiento han interferido con su operativa durante un periodo de tiempo considerable, los traders a menudo se convencen de que tienen unos problemas emocionales fuertemente arraigados que necesitan una psicoterapia intensiva. A menudo, la percepción de sí mismos de que están dañados – de que emocionalmente están mal – es un problema mayor que la ansiedad por el rendimiento en sí, lo cual es un problema fácil de solucionar.

Ciertamente, hay otros problemas, aparte de los relacionados con el miedo a no rendir que pueden interferir con el trading. Muchos de estos se describen en mi libro. Lo que hace que la ansiedad por el rendimiento sea única es que puede afligir a los traders de mucho éxito tanto como a los principiantes. Esto es porque la raíz de buena parte de esa ansiedad – el perfeccionismo – tiende a estar presente en los individuos más orientados al logro y con mayor éxito. Es verdaderamente un arma de doble filo.

En algún punto entre los extremos de la presión por el rendimiento y la pereza indulgente hay un término medio en el que los traders pueden centrarse en mejorar sin sabotear sus resultados. El trading es como salir en una cita: querrá mantener sus expectativas iniciales a un nivel razonable, disfrutarlo mientras dure y, si se acaba, aprender de la experiencia. En la segunda y última parte de esta serie, examinaré algunas estrategias que los traders pueden utilizar para superar la presión por el rendimiento.


Traducido del original: “Behavioral Patterns that Sabotage Traders – Part One”, de la recopilación de artículos del Dr. Steenbarger en www.brettsteenbarger.com/articles.htm