A estas horas las bolsas europeas bajan con claridad. Numerosas cuestiones corporativas influyen negativamente en el día.
 
  1. El sector de materiales básicos baja con mucha fuerza tras las noticias de que Australia va a imponer aranceles especiales a las exportaciones chinas de acero, por llevarlas a cabo por debajo de coste.
  2.  
  3. El sector petrolero tampoco tiene el día con un petróleo débil.
  4.  
  5. Automoción también con claras bajadas tras decir los alemanes ahora que en investigaciones que han realizado, FIAT, sería presuntamente sospechosa en emisiones ilegales…
  6.  
  7. Además EDF se desploma por anuncio de ampliación de capital, y Philips por ventas malas.
  8.  
  9. Por si fuera poco el IFO alemán ha salido peor de lo esperado.
  10.  
Como vemos la debilidad está plenamente justificada pero yo creo que hay algo incluso más importante que todo esto: Nuestra total dependencia de Wall Street. Y este al llegar a zona de resistencias, muy sobrecomprado, lleva unos días, poco inspirado, además con un mal comienzo de la temporada de resultados. Y en el momento en que San Wall Street se para, como no, nosotros también. Así que parece más importante analizar bien a EEUU que a nosotros mismos. Vamos con ello.
 
Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, el índice más seguido por las manos fuertes es el NYSE, y siempre es importante que lo controlemos de vez en cuando.  Este fin de semana Bespoke daba un estudio sobre los valores quee staban llegando a nuevos máximos de 52 semanas y los que llegaban a mínimos. Y las conclusiones son claras. Sin poder lanzar las campanas al vuelo, porque tampoco se ve eso, lo que si se aprecia es un cambio de tendencia en los nuevos máximos que no se veía desde hace mucho tiempo, y un desplome de los mínimos. En suma que la última subida, basándonos en que son más fiables las que tienen más valores acompañando, es más sólida, que otros grandes rebotes. Muy a tener en cuenta.
 
s1
 
 
La participación en la subida no solo se puede ver en valores sueltos, también se puede ver en los sectores. No es lo mismo subir con unos muy pocos sectores quee stán arrasando y muchos otros en problemas, que con todos colaborando. Y también Bespoke comentaba este fin de semana, que ojo, porque tenemos un fenómeno raro, como es el de que todos los sectores del S&P 500 llevan algún tiempo por encima de la media de 200.
 
Y tan raro, de hecho desde 1990 solo se había visto algo parecido en 4 ocasiones.
 
La primera en 1993, a los 3 meses el S&P 500 subía 1,8%, en 1995 y en ese tiempo subía el 8,8%, en 2003 y a los 3 meses subía el 4,1%, en 2009 y se subía a los meses el 14,4%.
 
Fíjense además en las dos últimas fechas en que pasó esto, 2003 y 2009, fueron anticipos de muy fuertes subidas de varios años.
 
No es un fenómeno a no hacer caso, todo lo contrario, nos muestra que cuando en muy pocas ocasiones todos los sectores colaboran , no es señal de sobrecompra, sino todo lo contrario, señal de fortaleza.
 
Y como ya comentamos la semana pasada, un tercer signo de mejora que menciona igualmente Bespoke en su estudio, es el hecho de que el Russell 2000 haya pasado su media de 200, tras mucho tiempo por debajo. Ojo, porque las dos veces anteriores, en que este índice de “pequeñas” compañías de EEUU, estuvo tanto tiempo por debajo de su media de 200, para pasarla al alza, fueron principios de 2003 y principios de 2009. De nuevo vuelven a aparecer estas fechas que fueron inicio de grandes subidas que duraron en el primer caso, casi 4 años y en el segundo casi 6 años.
 
El que esté índice se esté comportando así, tiene una lectura importante. Llevábamos mucho donde las subidas se centraban solo en los grandes valores. Esto no es un mercado alcista fiable, es un mercado muy selecto, y que en ocasiones buscaba valores defensivos. Cuando las pequeñas compañías se incorporan a la fiesta, es una buena señal, las pruebas de las fechas anteriores, que acabo de dar son muy concluyentes.
 
En cuanto a sentimiento de gestores profesionales de cartera, el que se recoge en Investors Intelligence, ha mejorado mucho, pero sin llegar a extremos de sentimiento contrario peligrosos

s2
 
 
Mercado por tanto más fuerte de lo que parece,  y subida reciente de Wall Street, menos loca de lo que parece, ojo a las correcciones, que podrían ser interesantes si no se estropean las cosas. Las grandes instituciones ya saben que pillaron casi todo el tramo de subida, para pasar a neutrales hace algunos días, en la zona de marraneo que lleva el S&P 500. Pero su actividad es muy baja, más propia de diciembre o agosto, y eso es signo claro de que están esperando algo. No están distribuyendo ni de lejos en esta zona, simplemente esperan. Su incorporación tras una corrección podría ser una señal buenísima. Puede que si no hay corrección, sigan esperando precios mejores.
 
 
Con indicadores como estos, y en un entorno donde todo el mundo espera más caídas que subidas, hay que darle una pensada, puede que Wall Street, esté más fuerte de lo que parece. La subida ha sido muy vertical, y parece claro que necesita una corrección. Pero por ejemplo una corrección hasta la media de 200 del S&P 500 y luego subida a los niveles actuales, podría hasta dibujar una gran figura de HCH invertido. De momento es mucho especular, pero hay que tenerlo en la cabeza.
 
Podría ser una hipótesis, corrección a corto, porque si no va a entrar el S&P 500 en zona de resistencias demasiado sobrecomprado, subida de medio de calado, hasta que a largo, como en un par de años, o año y medio,  aparezcan los problemas, el primer candidato sería la inflación. Que vuelva. ¿Imposible? Teniendo siempre en cuenta que hablo, por ejemplo a dos años vista, para nada. Va a depender mucho del petróleo, que claramente de momento ha tocado suelo. Para subidas más fuertes habrá que tener paciencia. En este gráfico ya se van viendo cosas así.
 
s3

 
Y para cuando dentro de un par de años las cosas se compliquen posiblemente por la inflación y por la imposibilidad de mantener el BCE la política que ha mantenido hasta ahora, provocando la madre de todas las burbujas de bonos tengamos en cuenta este gráfico:
 
s4
 
 
Los polacos, Italia y España, tienen a sus bancos hasta las trancas de deuda pública, y seguramente más que van a tener…