Los mercados europeos a esta hora se están tomando un merecido descanso tras tener una sesiones bastante movidas y un comienzo de mes fulgurante.
 
Este reposo que nos hemos encontrado desde ayer, coincide con la zona de influencia del dato de creación de empleo de Estados Unidos de febrero que conoceremos mañana y que es determinante para intentar adivinar las intenciones o perspectivas que pueda tener la Reserva Federal con esa intención suya de subir de forma gradual los tipos de interés este año.
 
Ayer conocimos que el ADP nos dio una sorpresa porque se esperaba un descenso a 190.000 pero sin embargo quedó por encima de los 210.000, por lo que es cambios de dirección y colocación por encima de los 200.000, hace que haya bastante precaución acerca de lo que nos podemos encontrar el viernes, porque si tenemos una lectura más fuerte de lo esperado con un nuevo descenso de la tasa de desempleo, el mercado puede ponerse hasta cierto punto nervioso.
 
Recordemos que la Reserva Federal está dando muestras de una clara división entre los que piensan que todavía hay caso para subir los tipos de interés y los que piensan que la economía está fuerte pero sería una temeridad subirlos. Esta última visión es la que hace que todo el mundo a los datos macro les esté buscando una lectura que muestre cierta fortaleza, pero no demasiada, por lo que en cierto modo parece que somos una especie de cocinero en donde estamos echando la suficiente nuez moscada como para que no sepa soso pero que el sabor no sea fuerte.
 
Hoy también tendremos referencia al mercado laboral, ya que conoceremos el dato de peticiones de desempleo semanales y seguirá siendo positivo que se mantenga por debajo de ese nivel psicológico de los 300.000.
 
Las referencias a la Reserva Federal no terminan aquí, ya que también conoceremos en Estados Unidos los pedidos a fábrica, recordemos que hubo un incremento notable de los inventarios en la última lectura del producto interior bruto, y además conoceremos el ISM de servicios, vigilando muchísimo si se ven en el sector cifras de contracción.
 
Todo lo anterior por lo que respecta al tema macroeconómico, que también afecta a Europa porque se espera que el Banco Central Europeo tome medidas para frenar la deflación. Hay que decir que el reciente despertar de las materias primas junto con el precio del crudo hace que gane la idea de que podríamos tener algo un poco más suave de lo normal, pero aun así se podrían ver medidas porque más de uno dentro del BCE ha dicho que hay que mitigar los efectos secundarios de tener un bajo precio del crudo demasiado tiempo.
 
Ayer tuvimos mucho movimiento con el precio del crudo por la especulación que se suele hacer habitualmente entre el martes y el miércoles con la presentación de las cifras de reservas semanales del Instituto API y las oficiales que se presentan al día siguiente por parte del Departamento de Información Energética. En resumidas cuentas, miren cómo está cambiando de dirección, o por lo menos marcando un suelo claro, el precio de referencia en Estados Unidos:
 
wti

 
Siguiendo con las consecuencias del precio del crudo, hay que decir que el súper sector está subiendo en este momento 0,49% y sigue alejándose de los mínimos de este año con intentos bastante serios de cambiar la dirección, fíjense al cierre de ayer como cerró el RSI a semanas por encima de la directriz bajista de los máximos en sobrecompra nada menos que de 2014.
 
petrol

 
Con semejante panorama, no hay que extrañarse del potencial que tiene Repsol y también la mejora que podría tener Sacyr.
 
Pero el protagonista claro las últimas sesiones no es otro que las mineras, el súper sector de recursos básicos hoy otra vez es el mejor del día con un ascenso de nada menos que el 3,39%, con muchos valores subiendo más del 4%… Y eso que Moody’s le ha rebajado el rating y puesto la perspectiva en negativa a BHP Billton. El mercado no se lo está tomando en serio precisamente porque con los descensos que han tenido históricamente, está ya más que descontado, pero es que además, cuando Glencore presentó resultados, su presidente dijo que las materias primas habían hecho ya un suelo al ver que había un cierto sostenimiento de la demanda desde China y además todos los recortes de producción que había hecho todo el sector, por lo que desde ese momento hemos tenido un empuje alcista bastante importante.
 
Vean el gráfico adjunto del súper sector al cierre de ayer, cómo estamos dando extensión a la superación de los máximos del mes pasado y buscando la sobrecompra, apoyados por esa fuerza comparada con el Stoxx 600 que tiene sus medias cruzadas al alza desde principios de febrero, lo que hace que lo esté haciendo mejor que el índice de referencia, así que la entrada de dinero de gestión activa es más que evidente.
 
rebas

 
Por otro lado, hay que ser conscientes de la mejora del súper sector bancario, que aunque ahora mismo solo este subiendo 0,12%, la periferia está experimentando una subida realmente importante con los bancos españoles superando algunas figuras bajistas recientes muy apoyados en los comentarios desde el Banco Central Europeo diciendo que están mirando formas para evitar daños a los bancos por parte de los tipos negativos, lo que está aliviando la presión sobre los márgenes, por lo menos lo esperado por el mercado.
 
Como se puede observar, toda la situación empeoró cuando el súper sector perdió la directriz alcista desde los mínimos de la crisis, pero en este momento está saliendo de la sobreventa y ese despertar se está notando más en la periferia que en el resto.
 
banks

 
Por último, veamos la visión a medio plazo del SP 500.

Como cada fin de mes actualizamos el seguimiento del “Sistema TRADERALIA Mini S&P 500” en gráfico de velas mensuales y con media simple (SMA) de 12 periodos.
 
Al cierre de la última sesión de FEBRERO de 2016, el futuro del Mini S&P cotiza en los 1.928 puntos y por debajo de su SMA de 12 meses situada en 2.026 por lo que el "Sistema TRADERALIA Mini S&P"mantiene la posición corta o vendida abierta el 31-12-2015 en 2.036 puntos. Dicha posición, al cierre de la sesión del lunes 29 de febrero de 2016, acumula desde su apertura unas plusvalías latentes de 108 puntos o 5.400 $ por contrato.
 
Sin tener en cuenta dicha posición actual, el balance acumulado de trades ya cerrados (entre agosto 1998 y diciembre 2015) arroja un resultado positivo de 2.090 puntos o 104.500 $ para un único contrato del futuro del Mini S&P y con solo 15 operaciones en todo el periodo.
 
Pueden ver la explicación del sistema y la tabla de operaciones y rentabilidades acumuladas en los últimos 17 años en el siguiente enlace:

sptrfeb