Considerables bajadas en Europa a estas horas.
 
La sorpresa que ha causado el gobierno chino al devaluar inesperadamente el yuan chino en un 1,9%, ha traído como consecuencia lógicamente el encarecimiento de sus importaciones.



 
En un mercado como este de mediados de agosto, donde cualquier movimiento se exagera por la falta de volumen, se ha montado una cacería de valores con más exposición de ventas a China.
 
Algo exagerado el castigo, pero los peor parados, están siendo todos los valores alemanes y franceses relacionados con automoción, repuestos, o similares, un sector realmente muy influyente en Europa, el sectorial de artículos de lujo, y muchos valores sueltos, entre ellos, por ejemplo Inditex en España. Inditex tiene fuertes ventas on line en Asia y la mayor parte, como es lógico las tiene en China.
 
El sector de automoción es vital para el Dax y ahora mismo baja nada menos que el 3,65%, está siendo decisivo en la sesión, porque si el dax cae nos vamos todos con él. Vamos a echar un vistazo al gráfico del sectorial del stoxx 600 de automoción que está interesante, en este chart de Reuters.



 
 
 
Como ven en la subida del Dax hasta abril fue decisivo con una fortísima subida. Ahora se ha canalizado como el dax en un canal bajista, aunque a diferencia del índice alemán el sectorial no ha conseguido salir. De momento ha corregido el 38,2% de Fibonacci de todo el gran tramo al alza anterior.
 
Además tampoco ha ayudado al Dax, en nada, el mal dato de indicador de confianza empresarial del Instituto alemán ZEW. Pueden ver el dato en este enlace:
 
 
Y por supuesto tampoco pueden los operadores fiarse mucho del S&P 500 que podría perfectamente en dos zancadas de nuevo irse a probar suerte con la media de 200.
 
La confirmación de que el acuerdo con Grecia para el tercer rescate, de forma técnica que aún no política, está listo, no ha tenido ninguna repercusión para un mercado que parece haber olvidado ya este tema, hasta que dentro de algún tiempo volvamos a las andadas. Porque Grecia no va a pagar, y todos los que han firmado el acuerdo lo saben, pero como en el rugby “patada a seguir”.
 
No obstante aunque las bolsas no hagan caso, sí lo hace la deuda griega como podemos ver en este gráfico de Bloomberg de la deuda griega a 2 años en rentabilidades



 
 
Fuente: https://twitter.com/Schuldensuehner
 
La mejora es muy notable.
 
Muchos lectores me escriben, ahora que parece que vuelven los bandazos, consultándome cuáles pueden ser unas buenas reglas de drawdown y de beneficios, para quienes intentan tomarse el trading ya profesional o semiprofesional. Pues vamos a tomar por ejemplo los consejos que da John Carter, en su libro Dominar el Trading.
Esta es la forma de operar de Carter que es trader profesional desde hace muchos años:
¿Cuáles son mis reglas de drawdown?
 
Si voy perdiendo el 15 por ciento en el mes, parto el tamaño de mis posiciones
por la mitad durante el resto del mes. Si voy perdiendo el 20 por
ciento en el mes, dejo de operar el resto del mes. Si alcanzo un drawdown
total del 30 por ciento, es la hora de tomarme un descanso de seis semanas
sin operar. Mi drawdown diario máximo para la operativa intradía
es de $3.000 por cada $100.000. Si al final del día excedo este nivel, estoy
en libertad condicional al día siguiente. Si vuelvo a excederme de $3.000
por cada $100.000 esa semana, dejo de operar el resto de la semana. Este
es mi castigo por romper mis reglas de trading.

Tengo que señalar que muchos fondos hedge y gestores de capital
son mucho más conservadores en lo que respecta a los drawdowns y a
los objetivos anuales. Un drawdown mensual de más del 5 por ciento
en un fondo hedge puede ser devastador para su negocio y un beneficio
anual del 20 por ciento, año tras año, abre las compuertas de miles
y miles de millones de dólares para cualquier fondo. Tengo un par de
comentarios al respecto.

Para empezar, las estrategias intradía tratadas en este libro no van
a funcionar con un fondo de $400 millones. No hay, ni de lejos, la suficiente
liquidez para entrar y salir de los mercados con tanto dinero en un
periodo de tiempo tan corto. Muchos fondos, no obstante, asignan una
porción de sus $400 millones a aprovechar las oportunidades de operativa
intradía que describo en este libro. De los $400 millones, ¿cuánto asignarían?
Tal vez un millón. Eso es ¼ de un 1 por ciento de todo el fondo.
Saco este tema porque las personas deben tratar su cuenta de trading
como lo que es –una forma de ganarse la vida con un alto riesgo. La mayor
parte de los fondos de un trader deberían estar en instrumentos más
conservadores – cosas como bonos o fondos gestionados por gestores de
capital conservadores. Sólo debería asignarse a una cuenta agresiva de
trading una parte de los fondos totales, para generar ingresos mensuales.

¿Cuáles son mis reglas en cuanto a los beneficios?

Mi meta diaria media para la operativa intradía es $500 al día por cada
$100.000. Es una meta conservadora y que se puede conseguir y que
rápidamente supone un dinero importante. Me centro en generar cinco
días al mes en los que gane $2.000 por cada $100.000. Esto quiere decir
que no tengo que operar todos los días. Sé por mi experiencia previa que
mis mejores días de trading son los martes, miércoles y jueves. Por lo
tanto, me centro en operar más en esos días. Si llevo más de $2.000 por
cada $100.000 antes del mediodía, seguiré operando hasta que tenga una
operación perdedora, en cuyo punto dejaré de operar el resto del día. Si
tengo un día en el que gano $5.000 por cada $100.000, me tomo libre el
día siguiente para evitar esas sensaciones de euforia que hacen que los
traders hagan cosas estúpidas como añadir a las posiciones perdedoras u
operar sin un stop. Dejaré de operar el resto del mes cuando lleve $20.000
por cada $100.000. Hago un seguimiento diario de mi curva de capital
utilizando una hoja de cálculo de Excel.

Retiro el 50 por ciento de mis beneficios de trading al final de cada
trimestre. Nunca añado dinero a una cuenta que lleve pérdidas y nunca
aporto garantías adicionales. Añadiré capital a una cuenta que haya demostrado
tener resultados positivos. El motivo por el que retiro beneficios
es porque es la mejor forma de protegerlos. Es con esos beneficios con
los que invierto en más propiedades inmobiliarias, compro más monedas
de oro, pago unas vacaciones familiares y financio mis proyectos.

También es un recordatorio de que los números en la pantalla son reales
y representan dinero real.