Las bolsas europeas, bajan moderadamente a estas horas, lo cual no es poco. Porque tras la bajada de ayer de Wall Street podría haber sido bastante peor.
 
El problema es que todo ha cambiado de repente. Con la tranquilidad en cuanto a tipos, Wall Street estaba con mucha calma aunque las bolsas europeas no fueran capaces de capitalizarlo, pero ahora, se acabó la calma. Los futuros sobre tipos de interés en fondos federales han aumentado fuertemente las expectativas de subidas de tipos y eso no es nada bueno para Wall Street.
 
Lo que pasa es que Europa no baja mucho porque este cambio de correlaciones, fortalece evidentemente al dólar, y debilita al euro, lo cual consigue compensar un poco las cosas.
 
También la cercanía de fuertes soportes en Wall Street.
 
El sectorial de materiales básicos tiene problemas claros, tras bajar el mineral de hieero y el acero en Asia.
 
Sin embargo el sectorial de automoción remonta gracias a la recuperación de Fiat, que ayer se desplomó tras tomarse fatal una bajada de recomendaciónd e un broker. Esta recuperación del fabricante italiano viene por los rumores que corren por el mercado de un grupo chino estaría interesado en lanzar una oferta de compra.
 
Otro de los factores positivos según el mercado es la subida del petróleo, pero este tema es muy delicado. Está muy bien que se quiera que suba el petróleo para que el sector petrolero suba, pero al menos en EEUU, esta subida del petróleo, puede empezar a hacer subir la inflación de manera peligrosa y por encima del objetivo de la FED, y pasaríamos con rapidez de soñar con la subida del petróleo, a tener pesadillas con él… El equilibrio es muy delicado, es como el título de la película… “La delgada línea roja”.
 
De momento todo es un lío francamente, y los más listos, los de las grandes instituciones, que como venimos controlando cada día, están tan ricamente neutrales desde hace un mes. Ni cortos ni largos, fuera, tranquilos. Un ejemplo caro es el millonario Icahn se ha quitado en zona de máximos una buena parte de su cartera, y no ha comprado ni una acción en lo que va de año. Ni corto ni largo, a verlas venir, que ahora mismo, y tal y como están las cosas, es la mejor postura.
 
Y todo ello suponiendo, como así parece por los sondeos que el Brexit no gana. Si por lo que fuera ganara, o los sondeos, giraran previamente,  el veranito caliente, tan de moda en los últimos tiempos, y no por temperatura, estaría asegurado…
 
Den un vistazo a este informe sobre la inflación que hemos preparado, y que viene bien para centrar las ideas
 
http://www.estrategiasdeinversion.com/carpatos/vuelve-inflacion-vuelve-temor-mercado-318710 
 
Otro factor al que el mercado no está haciendo mucho caso, ya en clave local, es a las elecciones de junio en España. Pero esto es depende de quién gane o de quién se haga con el poder. No todos los resultados quedarían indiferentes para las bolsas, de hecho algunos de los escenarios posibles podrían provocar tras las elecciones una desbandada masiva de inversores extranjeros. Habrá que esperar, de momento el mercado no es este el escenario que parece tener in  mente.
 
Hoy habrá que estar atento, tal y como ha cambiado la perspectiva de las subidas de tipos en EEUU, a la lectura de actas en dicho paóis de la última reunión de la FED, por si da pistas sobre lo que están pensando en realidad.
 
Soporte mayor, válido para todos los mercados en la zona de los 2.000 del S&P 500. Mientras no se pierda, y no parece nada fácil a corto plazo perderlo, no hay que ver tampoco demasiado peligro. De hecho podría montarse un fuerte rebote si llegara a esa zona. Si se da el escenario menos probable y se perdiera con facilidad habría que andarse con cuidado.
 
Una de las cosas que muchos analistas están valorando de cara a los próximos meses, es que nos pudiera favorecer el hecho de que haya elecciones presidenciales en noviembre. Y es posible, que pueda influir en que la FED se refrene en subir tipos y cosas así, pero en bolsa la historia no dice eso. Y si no vean este gráfico:
 
s1

Fuente: https://twitter.com/VolatilityWiz
 
La línea violeta es la media de 50 años de un año medio del S&P 500. Como vemos lo normal, de media claro está es empezar el año bien, parada en seco desde mediados de junio a finales de octubre con marraneo lateral, para subir en los dos últimos meses.
 
Pero ahora viene lo importante.
 
La línea azul es la media de 50 años de un año electoral como éste. Y como vemos básicamente no difiere mucho de un año normal. Marraneo desde junio hasta poco antes de las elecciones. En suma la historia nos dice, que de media, la bolsa, no tiende a subir para nada antes de las elecciones de EEUU. Sigue teniendo ese período de quedarse atascada durante todo el verano, exactamente igual que un año normal.
 
Siempre claro está hablando de estacionalidades medias.
 
Pero creo que la conclusión es importante, las elecciones repito, no es un factor decisivo para las bolsas antes de las elecciones. Pero aún le podemos dar una vuelta más a este tema, vean este gráfico del Wall Street Journal
 
s2


Lo que me interesa es el segundo gráfico. El promedio en año de elecciones donde hay reelección es mucho mejor, que en los años en que como este, las elecciones están más abiertas, y por mucha diferencia. Desde 1933 hasta la fecha no se habría ganado nada comprando a mediados de mayo, como ahora hasta finales de año, en un año electoral, como este, con presidente abierto nuevo. Esto vuelve a reiterarnos que por estacionalidad de las elecciones, no tenemos que esperar gran  cosa. Se podrá subir o bajar, pero no porque esperemos que este factor ayude.