Las bolsas europeas se siguen moviendo al alza, tras ver que todo parece indicar que el acuerdo con Grecia va a terminar por llevarse a cabo.
 
Incluso Alemania ha llegado a decir que si todo va bien, esta misma semana debatirían la extensión en el plan en el parlamento.
 
La única posibilidad de que se liaran las cosas, es que el 30% más extremista de Syriza, estalinistas, nada menos, les frenen. Pero más bien que esta batalla se la guardarán para la siguiente ronda de negociaciones, hay que recordar que este acuerdo solo es por cuatro meses.
Y precisamente por esto no parece que el tema griego acabe aquí. Mucho nos tememos, que va a seguir siendo una fuente de volatilidad a corto plazo, que aparecerá y desaparecerá como ha venido haciendo siempre. Vean este gráfico de mis compañeros de redacción en Estrategias de Inversión:
 
s1
 
Lo que llevamos ya y lo que nos queda. Por cierto, que recomiendo leer el artículo donde aparece este gráfico  de Laura de la Quintana donde se pregunta:
 
¿Y si Grecia abandonara (de verdad) el euro?
 
Mi opinión ya la saben, volatilidad a corto, que sería una gran ocasión de compra, porque a medio plazo, mucha más gente dentro del mercado de la que parece, consideraría que Grecia se fuera de un euro más un alivio que un problema. Ya pasaron los tiempos en que esto se consideraba como la puerta al apocalipsis.  Y de hecho ese 30% de Syriza del que hablábamos antes muy extremista, es precisamente los que quiere la salida inmediata del euro, en lucha con otras facciones de esa coalición que no están de acuerdo.
 
De momento recuerden que hoy es festivo en Grecia y sus mercados están cerrados, por lo que no tenemos esta referencia en el día de hoy.
 
Mientras tanto vean la volatilidad actual de los diferentes mercados, según datos de José Luis Martínez Campuzano de Citi:
 
 
s2
 
Las zonas técnicas en que nos movemos ahora son clave.
 
El futuro del Eurostoxx está ligeramente por encima de 3.500 y el futuro del Dax está rompiendo 11.000.
 
Si ambas cosas se confirman tenemos muy buen tramo al alza.
 
Lo que está empezando a deteriorarse de nuevo, si es que alguna vez ha mejorado es la situación en Ucrania. El alto el fuego no se está respetando, para variar, y hoy el gobierno alemán sin ir más lejos se ha manifestado muy preocupado a este respecto.
 
La semana pasada veíamos cómo el Nasdaq volaba al alza, en máximos desde 2000. En aquella valoraciones ya como estas se consideraban (a posteriori, claro) como demasiado altas, ¿ahora no lo son? Pues la realidad es que los beneficios no las justifican.
 
Pero no hace falta irse al volátil Nasdaq, basta con quedarse en el S&P 500 por ejemplo. Vean este gráfico de FacSet:
 
s3
 
Como vemos el PER está en 17,1. Nivel más alto desde el año 2004, y netamente por encima de las medias históricas de 5, 10 o 15 años. Bien es cierto que sigue lejos de los niveles de la burbuja del 2000, pero las cosas como son, Wall Street, a estas alturas de barato nada.
 
En cualquier caso, caros o baratos, muy atentos al gráfico clave que miran todas las manos fuertes en EEUU, el del NYSE, está en el momento clave.
 
s4
 
Como vemos nuevo ataque a la resistencia mayor de mercado de 11.100 que resiste desde el verano pasado, si es perforada y se confirma la ruptura el potencial alcista sería muy alto, si vuelve a contener al NYSE todos los demás se frenarán, muy atentos por tanto a estos niveles.
 
La economía debería acompañar, aunque los analistas no las tienen todas consigo. Un claro ejemplo lo tenemos en el dato de Indicador de la FED de Filadelfia. Bespoke comentaba este fin de semana, que si tomamos el  período de 3 meses desde noviembre, ha sufrido una muy fuerte bajada de nada menos que 35 puntos.
 
Han mirado desde 1981 hasta la fecha y todas las anteriores recesiones sin excepción, estuvieron precedidas de una bajada de este indicador del mismo calibre.
 
Eso sí, también se han visto algunas caídas similares a mitad de los ciclos económicos.
 
Aun así si vemos lo que ha hecho el S&P 500 tras una caída así en 3 meses del indicador de Filadelfia, tenemos que:
 
Un mes después sólo el 38,5% de las ocasiones el S&P 500 estaba en positivo, lo cual es claramente anormal desde el punto de vista estadístico.
 
Las últimas 3 veces que el fenómeno apareció fue en 2001, en 2008 y en 2011, y coincidieron con serios problemas en bolsa tanto a un mes, como a tres meses e incluso a seis meses.
 
No es desde luego un dato definitivo, pero es un dato inquietante. Donde se supone que hay una economía apabullante tras la QE, no deberían aparecer estas cosas… Y tampoco estas:
 
El indicador de sorpresas económicas de Citi, toca esta semana el nivel más bajo desde julio de 2012. Y de hecho desde los problemas de 2008, solo en tres ocasiones había estado más bajo que ahora. Aquí hay algo que no cuadra.
 
Sin embargo este mismo indicador de Citi para Europa, está justo al revés, al mejor nivel desde 2012…
 
Puede que no se vea a simple vista, pero parece que EEUU podría andar en declive, y Europa justo al revés.
 
Si la economía al final no fuera tan bien como parece en EEUU, el dólar podría resentirse y más viendo la absoluta euforia compradora alrededor del dólar, vean este gráfico que lo deja bien claro, refleja las posiciones netas abiertas a favor del dólar en los mercados de futuros de Chicago, están rompiendo récords…

s5
 
 
Por ley de sentimiento contrario, algo de vértigo sí que empieza a dar…