Las cosas no pueden estar más claras. La bolsa europea estuvo en una larga etapa donde el tema de Grecia le importana muy relativamente, y se tomaba a broma las ocurrencias de aquel ministro de finanzas griego que se presentaba a las reuniones con una especie de chaquetilla del pijama en lugar del traje… Pero esto ha cambiado mucho… Y las bolsas se mueven como una hoja en el río, a merced de la corriente, a cada nueva historia nueva que nos llega de este culebrón surrealista con fondo de drama humano que es la Grecia actual.
 
Empezábamos la sesión fatal. Y todo ello porque las noticias de Grecia eran malas. Alemania incluso reconocía que se prepara para u default. Varoufakis escribía un twitter con una cita de Roosevelt, bastante dura.
 
Pero de repente a media mañana nos dábamos la vuelta al alza con violencia y ahora mismo las subidas son notables, tras rumores de que Tsipras cede en algunas cosas, y daba al mercado más esperanzas de que esto tenga arreglo.
 
Así que dependemos totalmente de Grecia. Ahora mismo esto tiene pinta de que hay un acuerdo sorpresa y subimos en Europa un 10% en tres días. Lo malo es si seguimos así.
 
No descarten la posibilidad tarde o temprano de un default y que sigan dentro de la zona euro. No obstante la hipótesis más probable, aunque parezca increíble, sigue siendo la misma de siempre, que Tsipras se deje de dogmatismos e intente llegar a un acuerdo razonable, porque es de suponer que a estas alturas ya se habrá dado cuenta que unos cuantos errores de cálculo más pueden llevar a Grecia a la edad media económica.
 
Sigamos viendo otras cuestiones del mercado.
 
Ya saben que me gusta seguir el trabajo de Mark Hulbert a quien considero un gran analista. Entre otras cosas se ocupa de calcular una especie de índice con todos los profesionales que recomiendan valores. Y este indicador está dando ahora mismo una señal no tan buena. Lo cuenta en este artículo.
 
Investors’ exuberance is at a frighteningly high level
 
 
Se ve en este gráfico que hay un nivel extreme de optimismo entre los que publican diarios, webs  y revistas recomendando operaciones
 
s1

 
Este indicador ha pasado del 70%. Según sus propios datos, desde hace 15 años:
 
-          Cuando su indicador está por encima de 70%, en las dos semanas siguientes el Dow Jones pierde media el 0,9%. Y en el mes siguiente pierde de media el 1,5%.
-          Y sin embargo, al revés cuando está en cero o menos, es decir en el otro extremo de gran pesimismo,  el Dow Jones gana de media en las dos semanas siguientes el 0,4% y al cabo de un mes gana 1%.
Una señal interesante y a tener en cuenta.
 
Y para compensar, ahora una estadística de sentido contrario. El Nasdaq este principio de año, pasando el viernes ya claramente de 5.000. Pues bien Bespoke Invest, ha investigado y se ha dado cuenta de que al Nasdaq le cuesta mucho cambiar de tendencia cuando empieza el año fuerte.
 
Así ha estudiado desde 1972, que pasa el resto del año cuando el Nasdaq sube más del 5% a estas alturas del año.
 
Esto ha pasado desde entonces en 24 ocasiones. Y solo en 5 de ellas el resto del año fue bajista, en las otras 19 veces, el resto del año fue alcista, con una media de subida del +8,7%.  No es fácil girar las tendencias fuertes, nada fácil.
 
Ya que hablamos del Nasdaq, vean este gráfico del Wall Street Journal, las estrellas del Nasdaq que le han llevado de nuevo a las nubes, estos son los principales “culpables”

s2
 
Qué bonito es todo el circo mediático, diciendo que el Nasdaq en máximos históricos. ¿Seguro? Esto de los índices es muy poco fiable, y es que el Nasdaq de 2000 se parece al de ahora lo mismo que un huevo a una castaña.
 
Para empezar en aquella época tenía más de 4.800 valores, ahora tiene 2.569… luego no es el mismo índice, y evidentemente los que se han ido no eran alcistas, eso se lo puedo asegurar…
 
Las tecnológicas propiamente dichas entonces eran el 65% en el Nasdaq, ahora ponderan en el 43%...
 
Es otro índice, la comparación con el 2000, es tremendamente inexacta.
 
Y si nos ponemos ortodoxos como comentaban muchas crónicas de EEUU este fin de semana, si ajustamos por inflación el máximo histórico del Nasdaq Composite está en 6.900, lejísimos del nivel actual.
 
También habría que hablar de la aportación excesiva de algunos valores como Apple al total.
 
Ya ven qué relativo es todo, en esto de la bolsa, nada es verdad, nada es mentira, todo depende del color del cristal con que se mira.
 
Según Goldman, durante los últimos 10 años el Nasdaq tenía un PER 30% mayor que el S&P 500 de media, ahora sólo es del 8%....
 
Muy difícil comparar, el 2000 con lo de ahora, es que son cosas diferentes…muy diferentes…
 
Pero bueno sigamos. ¡Y otro factor positivo!. Vean en este gráfico de Bespoke que la campaña de resultados en EEUU, de momento no marcha nada mal.
 
s3
 
Aún queda mucho, pero ahora mismo sería la mejor desde el año 2010 casi. Lo malo es que las ventas no están siendo nada brillantes
 
s4
 
Fuente: bespoke Invest, group.
 
Sigamos con más señales positivas, esta la han detectado los hermanos Hirsch en su Traders Almanac…
 
Siempre se habla mucho de los cruces de la muerte en el S&p 500 que es cuando la media de 50 días cruza por debajo de la de 200 días, lo cual se considera una señal bajista. Pues bien, si aplicamos esto al indicador de volatilidad VIX, significaría volatilidad a la baja, y por lo tanto bueno para la bolsa. Aquí los cruces de la muerte son buenos.
 
Pues acaba de suceder uno en el VIX…
 
s5
 
¿Y cómo de bueno es esto? Pues los hermanos Hirch en este artículo lo estudian:
 
Se resume muy bien en este gráfico:
 
s6
 
Como ven cuando se cruza el VIX como ahora en ese cruce entre la media de 50 y 200 a la baja, es la línea negra, y suele irle muy bien. El cruce contrario, significa que le va mal, no gana nada.
La línea vertical, marca como suele moverse el S&P 500 antes del cruce, que suele ser alcista como es lógico, su la volatilidad estaba ya tiempo bajando, y a partir de la línea durante 25 días de trading después de la señal sigue subiendo claramente, y luego se estanca. Pues no sería un escenario en absoluto descartable para la situación inicial, un tirón más fuerte, y luego un parón en seco, entrando ya en la época mala de vacaciones y demás…incluso de acercamiento de la subida de tipos para el otoño.
 
Me ha parecido este enfoque de los hermanos Hirsch, una excelente innovación técnica, digna de seguir teniéndola en cuenta.