Nueva jornada de bajadas en Europa, y como siempre con todo muy condicionado a lo que está pasando en las negociaciones entre Grecia y la Troika.
 
Ambas partes están enrocadas y dicen que seguirán negociando si la parte contraria presenta nuevas propuestas. Con lo cual la situación de bloque es total.
 
Y cada día que pasa la situación económica en Grecia es más desesperada, sin un euro en las arcas, un país cuyo gobierno no gobierna desde que entró hace 6 meses, pues dedica todo su tiempo a los líos de la negociación.
 
Grecia quiere una reestructuración de la deuda, porque ve que si no es patada hacia adelante, todo ello en una estrategia muy equivocada desde el principio, muy agresiva. Tenía varios aliados al principio, pero al final los perdió a todos.
 
En la troika tenemos que separar: el FMI quiere cobrar y tiene muchísima desconfianza hacia Grecia. No quiere ceder si no ve reformas que den esperanzas de cobro. El BCE es un ente que no tiene opinión propia en todo esto.
 
Y todo depende de Europa, el tercer componente de la Troika.
 
Y ayer se le escapó al ministro de finanzas belga dónde está el problema. Los demás piensan lo mismo pero no se atreven a decirlo.
 
1-      Si ceden, abren un precedente, un país se puede comprometer a lo que quiera, basta con cambiar el gobierno, se sale con lo del mandato democrático y ya está. Europa teme que en poco tiempo haya muchos países con cambios de gobierno a posturas radicales que pidan exactamente lo mismo.
2-      En segundo lugar temen que el mercado vea falta de reglas y de control.
 
Este es el problema, y tiene muy mala situación. Y ojo, si no se ponen de acuerdo en el trazo grueso, ni contarles lo que serían los detalles, porque en Europa el diablo está siempre en los detalles.
 
Tsipras no ha ayudado en nada a las negociaciones al hacer unas muy agresivas declaraciones hace escasos minutos que van a levantar ampollas en la parte contraria.
Ha calificado de “criminales” las estrategias del FMI, al que culpa más que a nadie de lo que está pasando. Ha dicho que Europa lo que quiere es humillar a Grecia, hacer una demostración de poder, cuando ellos van de muy buena fe.  Que no se dejará llevar por las amenazas…
 
Todo esto veremos cómo sienta a los  demás pero no parece demasiado favorable.
 
Además ha dicho que la negociación real “empieza ahora”, vamos que aún nos queda mucho de aguantar todo este culebrón político y económico que tanto está condicionando a los mercados.
 
Esta postura tan agresiva de Grecia, complica las cosas.
Todo este lío sigue contagiando a la deuda periférica. El empeoramiento de las primas de riesgo es notable en máximos desde casi el otoño pasado. Y los países con más riesgos de gobiernos radicales peor que los demás, como España.
 
El mercado lo tiene claro. De momento no es nada alarmante porque se partía de unos niveles de tipos de interés tan bajos, incluso en la periferia que el movimiento no es grave, pero podría ponerse peor, el BCE, ya debe tener el helicóptero preparado para frenar todo esto, vía QE, que le permite comprar gran cantidad de bonos en el mercado.
 
Desde el punto de vista técnico, hay que vigilar al futuro del Dax, vean su gráfico diario actualizado:
 
s1
 
Como vemos en el mínimo del día de hoy se ha apoyado de nuevo en la base del canal bajista perfecto que arrastra desde hace tiempo.
 
Además se ha parado por segunda vez en pocos días, justo a la altura del retroceso de Fibonacci de todo el gran tramo al alza desde octubre de 2014.
 
Y además sigue relativamente cerca de los 11.000.
 
Por tanto la pérdida de toda esa zona de soportes, sería francamente peligrosa para el resto de Europa.
Sigamos dando vueltas como en días anteriores, a si Wall Street está caro o barato, siempre teniendo en cuenta que la tendencia siempre es la que manda.
 
Interesante a este respecto este artículo de Ryan Detrick:
 
 
Se fija primero en el Indicador conocido como el Indicador Warren Buffett:
 
 
s2
 
Mayor nivel en 15 años…nada barato…Segundo mercado más sobrevalorado desde los años 50…
 
En esta imagen un poco más atrasado, se ve mejor como se calcula en el cuadro de la izquierda. .
 
 
s3
 
 
Segundo indicador en que se fija Ryan, el ratio Q:
 
s4
 
Este ratio inventado por Tobin mide el valor de todo el mercado, dividido por el coste de reemplazo.

Teóricamente no tiene por tanto sentido invertir en algo con ratio Q por encima de 1, pues vale menos empezar de cero con la empresa.
 
Ahora mismo el ratio Q está claramente por encima de 1, y a los niveles más altos de la historia, si hacemos excepción de los disparates de la burbuja del 2000 debido a las tecnológicas. Ahí el ratio llegó a 1,64.  Ahora está a 1,06.
Nunca ha estado Wall Street tan sobrevalorado excepto en la locura .com
 
 
Y eso, que lo que cuentan los índices es una verdad a medias, que si nos ponemos meticulosos con los índices sería mucho peor aún…
 
Y es que quitan a los valores malos del índice y meten a los que están subiendo. Pues bien vean esta cita de este muy interesante artículo que recomiendo leer, algo atrasado pero de plena vigencia:
 
Descubre por qué es lógico perder en bolsa, y cómo evitarlo
 
 
Lo comprobaba hace tiempo un estudio de Blackstar Funds, que revela que el promedio de rentabilidad anualizada del conjunto de las acciones del NYSE, entre los años 1983 y 2006 es del -1,06%.
 
¿Negativo, tras 23 años?. Sí, no hay fallo.
 
Por tanto si compras una acción, lo más probable es que te baje a largo plazo.
 
Sin embargo, el índice que mejor representa al mercado americano, el Russell 3000, ha obtenido una rentabilidad en el período 1987 a 2006 del orden del 7% anual. En el período 1987 / 2014, sobre el 8% anual.
 
¿cómo es posible?
 
La razón se debe a que el establishment nos engaña al publicitar tanto los índices bursátiles. El Ibex35, el SP500, el Russell 3000.. todos son índices con sesgo de rendimiento. Es decir, cada 6 meses o menos, las autoridades eliminan de los índices las acciones que lo están haciendo mal, e incorporan las acciones que mejor van. Con lo que, a largo plazo, los índices tienden a a hacerlo mejor que el promedio de las acciones.
 
Pues ya ven que es la realidad, ¿Cuánto valdría el Nikkei con las acciones que lo componían antes del super crash? Pero así vamos jugando con una especie de Matrix utópico.  Recomiendo que se lean el artículo al completo es muy interesante y además aporta un curioso sistema de largo plazo que funciona bien, y que al final lo hace al final mejor que el conjunto de las acciones.