Las bolsas europeas a estas horas siguen su camino alcista, iniciado ayer. Ahora mismo si no se estropea más adelante el Dax tendría sus mejores dos días desde 2012.
 
Técnicamente la situación del futuro del Dax, queda de esta manera:
 
 
s1
 
Como vemos a pesar de la subida aún no ha pasado nada relevante, pues está justo a la altura de la zona de techos del canal bajista en el que se mueve desde hace mucho.
 
Si consigue escapar, el siguiente objetivo alcista sería la zona de 11.800 donde, como podemos ver, pasa la antigua directriz alcista que le guio desde octubre de 2014 en toda la subida.
 
El mercado sigue total y absolutamente dependiente de lo que pase con Grecia. Resumiendo mucho esta sería la situación:
 
1-      El acuerdo es aceptable por la Troika, esta vez si que han sido más serios en las propuestas. Y más o menos se puede aceptar. Por ello ahora mismo hay muy altas posibilidades de llegar a un acuerdo.
2-      ¿Posibles peligros? El parlamento griego y las reticencias del FMI, que no lo tiene nada claro. Y también el peligro de los detalles, en Europa el diablo siempre está en los detalles, no es la primera ni la segunda vez que se estropean las cosas por los detalles. Y no olvidemos una cosa, la troika no entra en Grecia desde que Syriza está en el poder. Podrían empezar a pedirles detalles, pasos previos, leyes…
 
Lo que queda diametralmente claro, es que si hay acuerdo es una extensión del actual, con condiciones, y que la viabilidad de la economía griega sigue siendo muy baja, por lo que las posibilidades son muy altas de volver a las discusiones y a los insultos en breve. Grecia está callada con la reestructuración de la deuda, y otros temas, porque ha visto las orejas al lobo con la fuga de depósitos de los bancos, y la posibilidad de que el BCE cortara la ELA de un momento a otro. Pero al día siguiente de firmar el acuerdo, van a volver a sus antiguas reclamaciones, y con las cuatro cosas que se reforman en este acuerdo, a Grecia le va a volver a hacer falta dinero en breve.
 
Alguna de las reformas que proponen parecen inviables en la realidad, por el contexto de recesión que ha generado la excesiva demora en esta negociación, que desde el punto de vista económico ha sido un gran error. No sólo por la recesión, sino por lo más de 30.000 millones de euros que se han ido de sus bancos y que muy difícilmente volverán.  Es más ya veremos si se para la fuga de depósitos incluso con el acuerdo…
 
¿Y Wall Street?
 
Hay un poco de intoxicación informativa de la prensa económica americana, que pone en titulares nuevo máximo histórico de este índice y del otro. Pero la realidad parece otra, miremos el gráfico del Dow Jones.
 
s2
 
No es ese un gráfico para salir dando botes a comprar, está casi en el mismo sitio donde cerró el año pasado, y se le ve muy atascado, sus máximos históricos que llegan de vez en cuando son por porcentajes mínimos para volver enseguida atrás.
 
El S&P 500 y el NYSE están exactamente igual, y por lo tanto los grandes operadores se lo toman  con tranquilidad.
 
Pasemos a ver ahora una interesante estrategia con opciones.
 
Cómo aprovechar el pago de dividendos utilizando Calls Cubiertas.

Muchas empresas pagan unos dividendos cada trimestre a unos tipos de interés muy altos. Y muchos son los inversores que intentan beneficiarse de este acontecimiento comprando las acciones el día anterior y vendiéndolas el día siguiente, sólo para encontrar que el precio de las acciones, nada más pagar el dividendo, bajan en la misma cantidad. El pago del dividendo está descontado en el precio de las acciones y el inversor se da cuenta de que la operativa no ha tenido ningún tipo de beneficio.

Sin embargo, existe otra forma de poder beneficiarnos de este acontecimiento con mayor éxito comprando las acciones y vendiendo una call que está muy en el dinero. Una call cuyo precio de strike se encuentra muy por debajo de donde se encuentra el precio de las acciones en ese mismo momento. El precio de strike de la call más la prima ingresada por su venta más los dividendos recibidos deberían sumar una cantidad por encima del precio de las acciones.

Es una táctica que hemos visto muchas veces en http://optionelements.es/, y el día que nos da el derecho a cobrar el dividendo (fecha ex-dividendo) y baja el precio de las acciones, el precio de nuestra call, muy dentro del dinero, baja en la misma cantidad. En este mismo momento deshacemos de la posición, cubrimos lo que perdemos en las acciones con la venta de la call y nos quedamos con los dividendos recibidos.

Veamos un ejemplo para apoyar la explicación. El día 30 de Junio empresa X paga dividendos de $1,50. El día antes, la cotización de la empresa es de $50, y la Call 40 Jul cotiza a $10,20. Nosotros compramos 100 acciones por $5000 y a la vez vendemos la Call 40 Jul por $1020.

Al día siguiente el precio de las acciones cae a $48,50 y de forma simultanea baja el precio de la call vendida a $8,70. Al salir de la posición perdemos $150 con la venta de las acciones (compra a 5000 y venta a 4850) y ganamos $150 con la recompra de la call (recompra a 870 y venta a 1020). Nos quedamos en break-even con la operativa de las acciones compradas y la call vendida y ganamos al recibir nuestro dividendo de $150.

Y oportunidades como estas hay muchas que podemos aprovechar dentro del mundo de las opciones siempre y cuando sabemos y entendemos bien la operativa con ellas.
 
Ricardo Sáenz de Heredia