A estas horas tenemos el fenómeno más habitual de los últimos días pero invertido.
 
Hasta ahora lo normal era el Dax volando, el Eurostoxx no tanto pero subiendo mucho, y el Ibex subiendo menos que todos.
 
Hoy es al revés, el Dax bajando mucho, el Eurostoxx no tanto pero bajando claramente, y el Ibex con pocos cambios.
 
No nos debe asustar nada todo este movimiento.
 
Las bolsas no pueden subir eternamente en vertical. Llegó la hora de la corrección del Dax sobre todo, que finalmente no ha podido con la cota psicológica de los 12.000.
 
La gente se había puesto el stop real dando filtro al 12.000 por debajo de 11.900. En cuanto el futuro lo ha pasado han saltado stops por todos lados.
 
Los sectores que más subieron en la oleada anterior pues ahora son los que más corrigen como el de automoción. Y ojo, se ha subido tanto, que lo que ha bajado ahora no es nada. En el futuro del Eurostoxx el estocástico ni siquiera ha salido aún de la zona de sobrecompra.
 
Por tanto no hay que sacar las cosas de contexto, ni dar demasiada importancia a estos movimientos.
 
Además, no debemos olvidar que ésta es semana de vencimiento de derivados del primer trimestre. Hay muchos intereses creados, y hasta las 12h que vencen los derivados del Eurostoxx y las 13h que vencen los del Dax, podemos ver mucho movimiento y manipulaciones descaradas para llevar las cotizaciones a donde les venga mejor a las manos fuertes. No menosprecien este factor. Puede ser todo muy descarado y me permito recomendarles que lean el artículo que escribí tras el último vencimiento de opciones del Dax. Vean lo que pasó, y sólo era el vencimiento de opciones, imaginen lo que puede pasar el viernes que son futuros y opciones…
 
Las manos fuertes dibujan los gráficos como quieren. El escandaloso vencimiento de opciones del Dax del viernes.
 
Miren los gráficos, de ese artículo, y lleven cuidado con el vencimiento del viernes, desde hoy hasta ese día puede pasar de todo.
 
La gran cita de la jornada de hoy, la tendremos más allá del cierre europeo con el comunicado de la FED. José Luis Martínez Campuzano de Citi ha hecho un gran trabajo analizando todos los escenarios. Lo pueden ver en esta cita:
 
1.      Rebaja de las previsiones macro. También podría alertar sobre la subida del USD, aunque lo cierto es que le correspondería mejor al Tesoro. Quizás, por qué no, moderar la preocupación sobre el menor crecimiento durante el Q1 debido a las condiciones climatológicas

2.      Moderar el discurso sobre el inicio de la normalización monetaria al advertir de la mayor caída de la cifra anual de inflación de la mano de un descenso de los precios de importación. ¿Los salarios? Limitadas tensiones

3.      Interesante si Yellen alude a la reciente inestabilidad de los mercados financieros, en su comparecencia posterior al Comunicado

4.      ¿Y si finalmente mantiene el término de paciencia y alude al USD?

5.      Muchos dan por hecho que habrá una referencia clara al USD, especialmente si opta por incluirlo en el Comunicado

6.      En las previsiones habrá que enfocarse especialmente en la cifra de desempleo, previsiones a corto y medio plazo....los datos de empleo han sido uno de los mejores indicadores de fortaleza en la economía USA de los últimos meses, independientemente de la debilidad de otros datos de coyuntura

7.      ¿Qué dirá sobre las perspectivas de inflación? Todos damos por hecho que habrá una cierta subida, tras el aumento del breakeven en los tipos de largo plazo.....pero, la subida del USD y la debilidad que siguen mostrando los precios de commodities dejan un escenario de potenciales sorpresas

8.      Es importante enfocarse en las previsiones de crecimiento a medio y largo plazo, como sinónimo de la potencial subida de los tipos de interés más allá de cuándo comience a elevarlos

9.      Los mercados podrían no tomar muy bien si la Fed alude al estímulo que suponen tipos de interés a medio plazo bajos, subida de las bolsas por el efecto riqueza, el impacto monetario de la política expansiva desde otros bancos centrales y el descenso de los precios de commodities

10.     ¿Temporal? Una alusión a este factor a la hora de avanzar la debilidad del crecimiento en los primeros meses es más alcista de lo esperado

Como ven, hace mucho que las cosas dejaron de ser simples en los mercados…hay que tener en cuenta muchos factores de lo que diga Blancayellen y los 7 fednanitos, que eso sí, siempre procurarán dar poco miedo para que no los echen de la factoría Disney.
 
A estas alturas del año existe un indicador estacional que suele funcionar muy bien en cuanto a advertir de peligros venideros. Es el indicador que se conoce en EEUU como "December Low Indicator" que ya hemos comentado en otras ocasiones y que dadas las fechas en las que estamos vamos a dar un repaso. Y más teniendo en cuenta que si vuelven a mirar el gráfico del futuro del mini S&P 500 tampoco es imposible que se pierda, sería exactamente 1961,25.

Para entenderlo hay que tener en cuenta una cosa. El primer trimestre, como ya he comentado ampliamente, se ve beneficiado por pautas estacionales muy proclives a las alzas. Son días en que se tiende a subir, hay ajustes de cartera, recompras por motivos fiscales, etc. Por lo tanto, cuando durante los primeros tres meses se rompe el mínimo de diciembre, algo anda mal en el mercado. Queda poco para terminar marzo, y puede que este año no se pierda, aún le queda, pero por si acaso tomemos nota.
 
Según el Stock Trader´s Almanac de los hermanos Hirsch, Lucien Hooper fue el inventor de esta pauta de la que hablamos a continuación. Este analista de Forbes en los años setenta escribió que era peligroso cuando en el primer trimestre del año se perdía el mínimo de diciembre; posteriormente, Jeffrey Saut, de la firma Raymond James, lo estudió en serio; y se popularizó en EEUU cuando lo publicaron los Hirsch en su calendario de la bolsa anual y que van repitiendo cada año dada la importancia del modelo.

Según el estudio sistemático de los Hirsch desde 1952 hasta 2009, y que cualquiera puede comprobar viendo los datos en cualquier base de datos, el mínimo de diciembre se ha visto rebasado durante el primer trimestre en 31 ocasiones. Como vemos, es frecuente y además para el resto del año sirve bien poco pues en estas 31 ocasiones, 13 veces el año terminó al alza, lo que deja claro que no hay pauta demasiado clara a priori.

Pero la verdadera pauta viene por otro lado. De las 31 veces en que esto ha sucedido, en 28 se siguió bajando desde la pérdida de ese mínimo de diciembre, normalmente de forma dura, y tan sólo dos veces, en 1996, y precisamente el 2006 no se bajó. El anterior, el 2005, por ejemplo fue uno de esos años. El mínimo de diciembre estaba en 10.440,58. El 21 de enero se cruzó a la baja y el Dow Jones terminó en 10.012,36. El 2007, fue otra de las raras excepciones, se perdió el mínimo de diciembre en 10.708 y sólo se bajo a 10.668, si bien ese año fue un poco raro, porque ya diciembre cerró en mínimos del mes lo cual es bastante anormal y ya el primer día del año cerca de la apertura se perdió el mínimo.

Lo verdaderamente importante de este "December Low Indicator", como lo llaman los Hirsch, es que la media de bajada desde el cruce del mínimo es de más del 10,5 por ciento y esa mucha bajada, en tiempos normales. Lógicamente es una media y así en el 2005 se limitó a bajar el 4%, pero por ejemplo vean la lista de las últimas veces en que se dio este fenómeno acertando (quitamos por tanto el 2006 donde falló):

- En el año 2000, la bajada desde mínimos fue del 10,9%. La fecha de cruce fue el 4 de enero.

- En el año 2001, la bajada desde mínimos fue del 19,3%. La fecha de cruce fue el 12 de marzo.

- En el año 2002, la bajada desde mínimos fue del 25%. La fecha de cruce fue el 16 de enero.

- En el año 2003, la bajada desde mínimos fue del 7,5%. La fecha de cruce fue el 24 de enero.

- En el año 2005 volvió a pasar como ya he comentado antes.

- En el año 2007, la bajada de mínimos fue mucho menos de lo normal con 1,4 %, la fecha de cruce fue el 27 de febrero.

- En el año 2008, la bajada de mínimos fue del 11,4%, la fecha de cruce fue el 2 de enero.

- El año 2009, la fecha de cruce fue el 15 de enero. Se bajó en el Dow Jones de 8117 a 6470 el 6 de marzo. Es decir un desplome de nada menos que 1.647 puntos o lo que es lo mismo del 20,3 %, ahí es nada.

- En el año 2010, la fecha de cruce fue el 22 de enero, y el Dow Jones bajó de 10.334 a 9.835. Es decir un 4,8% que no es poco.

- En el año 2011, no se llegó a cruzar el mínimo de diciembre en el primer trimestre.

- En el año 2012, tampoco se llegó a cruzar.

- En el año 2013 con la euforia total no se llegó a cruzar.

- En el año 2014 si se perdió, pero la bajada fue pequeña de 1,4%.

Podríamos pensar que quizá esa media sea poco indicativa y que haya muchos cruces de muy poquito compensados por otros grandes, pero no es así. Y si no, vean cómo quedó el asunto en los 31 cruces a la baja del último medio siglo hasta el 2009:

- Tan sólo tres veces se siguió bajando menos del 1 por ciento.

- Otras tres quedaron en el entorno del 2 por ciento.

- Del resto, 21 superaron el 5 por ciento de bajada, teniendo en cuenta que en estas últimas nada menos que 9 superaron el 15 por ciento de bajada. El récord 1962 con el 25,1 por ciento de bajada.

Por cierto, en el caso contrario, es decir, cuando el mínimo de diciembre no se rebasó a la baja en el primer trimestre, cosa que sucedió 30 veces desde 1950, en 28 el año terminó al alza, con una media de subida de nada menos que dos dígitos anuales, lo cual también es realmente muy interesante y digno de tener en cuenta. La última vez que esto sucedió fue en el 2010 y 2004 y antes en los años 1999, 1997, 1995, 1992 y 1989. Este año, aún no ha sido rebasado. y de momento se está lejos.

Esta pauta puede aportar bastante en un año normal, y no está de más recordarla para guardarla en el arsenal de pautas.
 
En caso de pérdida uno puede intentar jugarse unos contratos corto a ver si se cumple.