Las bolsas europeas siguen manteniendo sus tendencias alcistas sin mayor problema.
 
Las subidas son más fuertes en las bolsas periféricas como es normal. Y ello teniendo en cuenta que el motor de la subida es el BCE y todo el abanico de medidas que dictaminó ayer.  Lógicamente estas medidas benefician más a la periferia, y de hecho toda la mañana muchos bonos como por ejemplo el español, el italiano o el irlandés están tocando mínimos de rentabilidad a 10 años. Incluso el bono español ahora renta menos que el británico, algo que parecía impensable hace pocos meses.
 
 
 
Tampoco otros países no periféricos se quedan atrás, y por ejemplo los belgas también tocaban hoy mínimos históricos de rentabilidad. Toda la eurozona se ha visto muy favorecido por las medidas de Draghi, que personalmente me siguen pareciendo acertadas y necesarias. Y me sigue pareciendo que Draghi es muy buen presidente, que no lo tiene nada fácil con los alemanes y en todo momento en su mandato ha sabido moverse muy bien.
 
Al margen de que las medidas sean buenas, hay algunos detalles que no se nos deben escapar. En esta cita de José Luis Martínez Campuzano de Citi explica muy bien a lo que refiero, esta es:
 
Pero hoy mismo escuchamos a Constancio que si entramos en un escenario de ciclo vicioso de crecimiento/inflación a la baja se aplicaría sin problema un QE.  La segunda, su matización sobre la recomendación a los gobiernos para que sigan con el ajuste fiscal pero siempre que sea positivo para el crecimiento. Desconozco como se puede hacer esto.
 
No perdamos de vista ninguna de las dos cuestiones que se plantean aquí.
 
Esas declaraciones de Constancia son muy importantes, y las ha dicho esta mañana con toda naturalidad. Esto hace pocas semanas, habría sido contestado por los alemanes de forma muy dura. Pero ahora se dice con normalidad. Creo que no hace falta recordar lo que ha subido EEUU, o Japón o el Footsie 100 de Londres por una QE…
 
Lo segundo no es menos importante. Recuerdo “recomendación a los gobiernos para que sigan con el ajuste fiscal, pero siempre que sea positivo para el crecimiento”
 
Vamos, que manga ancha, porque cambian las prioridades y ahora hay que salir de esta debacle de bajo crecimiento o baja inflación como sea. Es evidente que no es el BCE quien marca este tipo de políticas, sino otros estamentos de la UE, pero es de suponer que Draghi está bien informado, y de hecho ayer estuvo en esa reunión con la vigía espiritual de Occidente de la ortodoxia presupuestario como es el gobernador del Bundesbank, que a su vez tiene influencia decisiva con quien de verdad manda en Europa, hablando claro, la doctora Nein.
 
En suma, los mercados lo tienen todo a favor para mantener la tendencia alcista en Europa, sólo se ve una cosa en el horizonte que pueda estropearlo todo, y es que a EEUU que está con su banco central justo en el ciclo contrario, lo estropeara todo con una caída, tras tantas subidas como lleva acumuladas, y contagiara a Europa.
 
En todo caso, todos podemos preguntarnos, lo que dice José Luis en esta otra cita y con razón.
 
La política monetaria ha probado su efectividad para enfrentarse a una Crisis financiera, económica y de confianza como la actual. Las medidas monetarias, en términos de tipos y facilidad de crédito, en ocasiones directamente convirtiéndose en el mercado (MBS en USA...quizás en el futuro ABS en la zona EUR), han sido útiles para detener el ajuste a la baja de los precios de los activos financieros aunque quizás no tanto para detener el ajuste del propio tamaño de mercado. Pero, especialmente, hay un tema siempre candente: ¿cuál es su límite?.
 
Pues sí, la pelota de deuda a nivel mundial, es de unas proporciones, pero bueno, de momento es lo que hay, y nadie quiere correr el riesgo de pinchar la pelota, sería imposible pararlo.
 
Volviendo a cosas más mundanas, debemos vigilar las grandes resistencias técnicas de los 10.000 puntos en el futuro del dax y de los 11.000 puntos en el futuro del Ibex.
 
Evidentemente tras la gran cita de ayer, no menos importante la que tendremos dentro de un rato con el dato de empleo en EEUU. La cifra que más volatilidad da a todos los mercados cuando sale desviado.
 
En los dos últimos años de media el S&P 500 sube un 0,66% en días de empleo en que este sale mejor de lo esperado. Y sin embargo baja de media el 0,12% cuando sale peor. ¿Y qué saldrá? Pues es uno de los meses donde hay mayor dispersión en los pronósticos de analistas. Normalmente suelen estar más cercanos unos de otros, pero esta vez no, así que lo mejor es esperar a ver que nos dicen los gráficos y punto, cuando pase un rato y se calmen las cosas tras la noticia.
 
Y volviendo a lo que comentábamos antes del tema de los ajustes y demás.
 
Volvamos a hablar del patrón oro en la Gran Depresión. El euro de la época, válgame la expresión, porque lo tomaban países que no eran europeos como EEUU.
 
Según el Catedrático de Historia económica de la Complutense de Madrid, José Luis García Ruiz, en su estudio Patrón Oro, Banca y crisis (1875-1936), cuenta cómo tras la conferencia de Otawa, Francia, principal defensora del patrón oro (la Alemania de ahora), se unió con Italia, Bélgica, Polonia, Suiza y Holanda, para defender a ultranza el patrón oro.
EEUU tomó la misma decisión de siempre... Salida del bloque, y dejar devaluar su moneda, dejando claro que ni estabilización ni gaitas, que sólo defendía crecimiento y empleo. El 20 de abril de 1933, salió del bloque mientras se decía que sufriría todo tipo de horrores.
 
El dólar se desplomó desde el día siguiente y hasta el 30 de enero de 1934, en total más del 60%... pero EEUU empezó a remontar, y es más, muchos países empezaron a anclar su divisa al dólar.
 
Mientras, los que habían decidido, que había que seguir una política ultraortodoxa procíclica en plena depresión, iban cayendo aplastados uno a uno.
 
La ortodoxia de ajustes les asfixió sin ninguna excepción, y al final sólo quedó Francia (la Alemania de ahora) máximo baluarte de la ortodoxia que renunció el 1 de octubre de 1936. Demasiado tarde, su economía estaba hecha trizas.
Choudri y Klouchin en 1980, dejaron claro que España que por ejemplo se mantuvo en libre flotación entre 1929 y 1932, quedó mucho mejor parada que los países que se aferraron al bloque del patrón oro.
 
Vean ahora todos estos datos, cuya fuente es el libro: Los Tiempos Modernos: Del Capitalismo a la Globalización, Siglos XVII Al XXI

Escrito por Alberto Lettieri,Alberto Rodolfo Lettieri
 
Tras la salida del bloque patrón oro el índice de producción industrial, de EEUU, subió de 112 en 1933 a 122 en 1934 y a 140 en 1935.
 
Sin embargo el de Francia, aferrada al bloque, pasaba de 120 en 1933 a 111 en 1934 y a 109 en 1935. En cuanto abandonó el patrón subió en 1936 a 116 y a 123 en 1937.
 
Reino Unido salió a finales de 1931 del bloque.
 
Su índice de producción industrial subió de 70 en 1932 tras un agrave desplome previo, a 79 en 1933, a 102 en 1934 y a 117 en 1935.
 
Es interesante ver como a Francia le bajaron las exportaciones ante la devaluación general de los otros países un 70% entre 1931 y 1933, con todo el mundo pensando que el franco estaba sobrevalorado además. (Posible similitud con lo que podría pasarle en cierta forma a Alemania al cabo de un tiempo).
 
Pero aún hay más parecidos. Francia tenía mucho miedo a un brote inflacionario como el de los años 20 ¿les suena? y por ello insistió en un entorno de depresión, en recortar violentamente gasto público, reducción de salarios que hundieron la demanda interna.
 
Con todo este desastre su producción industrial llegó a caer el 83% si tomamos como base 1.928.
Conclusiones: ¿La historia se obstina en repetirse.? Esperemos que no… Igual entonces no tenían a Draghi...