El plato fuerte principal del día va a ser la reunión del Banco Central europeo y no sólo por su decisión sobre tipos, sino la rueda de prensa que tendremos a las 2:30 de la tarde, hora española, en donde se esperará el anuncio de alguna medida para apoyar la economía y luchar contra la baja inflación.
El evento de hoy es de suma importancia porque el mercado ha descontado algún tipo de medida, más o menos en la misma proporción que ha habido presiones para que hagan algo, incluso desde el Fondo Monetario Internacional.

La cuestión es que esas presiones llevan tiempo en el aire y la percepción que tiene el Banco Central Europeo de la baja inflación es que es temporal, y si es temporal, hay una probabilidad importante de que hoy no hagan absolutamente nada.

En este sentido se muestra Societe Generale, ya que consideran que puede haber decepción en el mercado cuando no se toquen los tipos y además no se anuncie ese ansiado programa cuantitativo a la europea.

En su opinión, marzo puede seguir presentando tendencia negativa en la inflación pero piensan que esta debilidad va a ser temporal porque la actividad económica ha mejorado y además los mercados monetarios no han presentado movimientos bruscos a pesar de que sigue desapareciendo liquidez. La principal preocupación está puesta en el IPC y además esperan que siga cayendo este mes, pero esperan una recuperación gradual en abril y hasta finales de 2014, por lo que si las condiciones económicas han mejorado y se cumple la perspectiva de un fortalecimiento gradual de la perspectiva del crecimiento, el BCE puede dejar la situación intacta dejando que evolucione ella sola.

Ahora, el banco francés piensa que se pueden incrementar las presiones de liquidez según se vaya acercando la fecha de la revisión de la calidad de los activos (AQR) y además con la devolución de las operaciones de refinanciación de largo plazo. Esta conjunción de factores, es lo que ellos consideran que sí puede hacer que el Banco Central Europeo mueva pieza para poder apoyar a los bancos más dañados en el corto plazo, con otra posible LTRO incluso el fin de la esterilización de la compra de deuda, que es la herramienta más fuerte para inyectar una buena cantidad de dinero en el sistema.

Por lo demás, tenemos un comportamiento en Europa bastante tranquilo a la espera del BCE, en donde sólo Alemania está cayendo y España e Italia lleva la voz cantante con subidas cercanas al +1% y +0.7% respectivamente.

Punto fuerte de la sesión ha sido la subasta de deuda española de largo plazo en donde se ha colocado algo más de lo esperado y hemos tenido baja de tipos en todos los plazos, aunque la demanda ha sido un poco irregular, pero esto es algo normal cuando se está en una situación en donde hay otros activos que empiezan a ofrecer algo más de rentabilidad.

Durante bastantes meses, la deuda española y la italiana han sido las más deseadas porque eran las más seguras dentro del riesgo y con más rentabilidad, pero ahora nos sale un verdadero competidor en Grecia, que es la única deuda que está cayendo hasta acercarse al 6%, debido a que ya hay movimientos serios dentro del gobierno para poder salir al mercado y ya hay informaciones acerca de que posiblemente salgan al mercado buscando deuda a cinco años este mismo mes.

En cuanto a datos macro, hoy hemos tenido los PMI de servicios en Europa y España lo da mejor de lo esperado, italianos hace una faena metiéndose en contracción, Francia mejor de lo esperado, Alemania ligeramente peor de lo esperado y lo mismo en Europa y el Reino Unido.

Los bancos son los mejores ahora mismo con +0,55% animados por el rebote desde los bancos españoles tras el PMI y la subasta de largo plazo. Les siguen las aseguradoras con +0,32% y las petroleras con +0,17%.

El peor del día es el de telecos que está pendiente de una votación en Europa, viajes y ocio baja -0,26% y las químicas con -0,21%.