Las bolsas europeas, tienen alzas claras a estas horas.
 
La subida clara del petróleo y también de los metales básicos está siendo un factor clave, que anima a sus respectivos sectoriales.
 
El cobre y el zinc tienen subidas claras, ante la esperanza de que China tome medidas, ante los últimos malos datos macro. Glencore por ejemplo sube más del 4%.
 
El sector bancario está animado tras la subida de Credit Agricole de más del 3%, es el mejor del CAC, tras lanzar un plan hasta 2019 para conseguir un aumento de los beneficios del 20%.
 
Telecom Italia sube casi 4%, tras, según comenta Reuters, los comentarios de Hollande, de que haya mayor cooperación entre Francia e Italia, en diversos sectores, en especial en el de telecomunicaciones para conseguir empresas potentes y competitivas.
 
Burberrys es el estrellado de la jornada, con una caída del 6% tras una rebaja de recomendación de HSBC de comprar a mantener.
 
Las alzas se ven limitadas porque el S&P 500 vuelve a estar muy cerca del 2.000 que es un nivel psicológico y muy cerca, en 2015, lo refuerza el nivel de la media de 200, un nivel que ya saben cuesta siempre mucho pasar.
 
No hay que olvidar que las grandes instituciones siguen con saldo comprador desde el cierre del 29 de febrero en el entorno 1.928, y esto siempre es un factor clave, mejor no ponerse contra ellos. Y es que desde luego en EEUU la tendencia a corto es alcista.
 
La tendencia de corto sigue siendo alcista, y es operativa desde hace días.
 
Para los que operen a largo plazo, la situación debe seguir siendo neutral, vean esta tabla de Ned Davis Research con un modelo buenísimo que tienen desde hace años:
 
s1

 
A la vista está lo sensacional que va desde 1980, casi sin fallos, dio cierre de largos a mediados de 2015, y desde entonces sigue neutral, que debe ser insisto la posición que debe tener el operador de largo plazo. El de corto es otra cosa.
 
 
El gran dilema para los operadores es lo que pase mañana con el BCE. Creo que es primordial que para centrarnos de manera correcta, con la QE del BCE, tengamos en cuenta una cosa. Se instauró la QE en Japón y la subida fue arrolladora. Lo mismo en EEUU, y la subida duró años y fue imparable. Pero aquí en Europa, tenemos más trampas que en una película de Bruce Lee, y si no vean este gráfico.
 
s2
 
 
Dependemos de tantas cosas en Europa, tenemos tan poca personalidad como bolsa independiente, y tenemos siempre tantos líos, que es la única excepción entre las grandes potencias. Desde que se puso en marcha la QE, a diferencia de todos los demás no hemos hecho más que bajar. Seamos realistas. En EEUU la QE fue un acicate para subir. Pero aquí, ojo, no es que no hayamos hecho caso, es que si no fuera por la QE, el desplome de Europa, inmersa en mil y un líos, y con una construcción europea que hace aguas desgraciadamente por todos lados, estaríamos muchísimo más abajo. ¿Ha servido la QE en los mercados? Pues claro, para evitar un desastre.
 
No olvidemos que todo el día de Grecia se hizo dentro de la QE, las bajadas podrían haber sido devastadoras. Y vean el gráfico siguiente: ¿Imaginan lo que habría pasado en Portugal tras su reciente crisis bancaria y el giro político a una coalición de izquierdas que nunca tuvo la confianza del mercado?
 
Además a los bancos les está yendo mal con la QE y esto también se ha notado. A unas entidades que no se habían recuperado ni de lejos de los rescates, se les ha estrechado el margen de una manera muy difícil de sostener, mientras se les pedía nuevas aportaciones de dinero para sus ratios de capital.
 
s3

 
Pues seguro que ya habríamos tenido otra crisis de deuda en Portugal, y puede que en España ante el cacao político que tenemos.
 
La QE sí está sirviendo, vaya que si ha servido, si no fuera por ella… así que igual no le podemos pedir peras al olmo.
 
Ahora el problema es lo que pase mañana.
 
  1. Si Draghi no cumple las expectativas, batacazo de las bolsas garantizado de mínimo el 3%.
  2.  
  3. Si Draghi, cumple, es decir, baja tasa descuento 10 puntos básicos, alarga plazo 6 meses de la QE, y sube un mínimo de 10.000 millones su importe, es lo descontado. Y es muy difícil saber la reacción. Posiblemente el último tramo al alza ya lleva mucho de este descuento. No se puede descartar aquello de compra con el rumor y vende con la noticia. De hecho posiblemente es lo que haya pasado ya el lunes y el martes.
  4.  
  5. 3- Si Draghi da la sorpresa con todas las medidas anteriores, pero más aún, subidón. No durará muchos días, ya lo han visto en el gráfico de antes que la QE no está siendo motor de la bolsa europea, pero a corto subidón.
  6.  
¿Y cómo podría dar la sorpresa? Pues por ejemplo con cantidades de aumento mensual más fuertes de lo esperado. O por ejemplo con compras fuertes de otros activos. O tomando otras medidas complementarias que mengüen el daño que le hace todo esto a los bancos europeos.
  
Draghi, perdió su magia el 3 de diciembre, cuando el Consejo del BCE no le dejó hacer lo que quería. Ya no es el hombre que con 12 palabras hizo subir los mercados durante varios años. Y por ello la cita de mañana es más importante de lo que parece. Siempre teniendo en cuenta, lo que hemos dicho antes, la falta de personalidad propia de las bolsas europeas. Draghi puede decir misa, que como el S&P 500 se atasque en la media de 200…Y al revés como pase, se puede subir con Draghi y sin él.
 
Mañana conforme se acerque la rueda de prensa y el comunicado la volatilidad de las bolsas europeas puede tomar el ascensor, habrá que estar atentos y no meterse en líos en intradía.