El Banco de Inglaterra esta vez sorprende a favor, lo cual refuerza la subida de las bolsas preexistente, gracias al sectorial bancario y al petróleo. Véase vídeo adjunto