Nueva sesión de extremo aburrimiento en Europa en donde están pasando más bien pocas cosas.
No se está haciendo demasiado caso a ligero cierre de Estados Unidos en el día de ayer, aunque por lo menos parece que eso nos está intentando sostener cerca de los máximos anteriores, aunque el futuro del Ibex 35 se ha colocado en gráficos de 30 minutos por debajo de la media de 200 pues siguen los descensos en el sector bancario con los bancos italianos otra vez en cabeza de los descensos y también nuevas recogidas de beneficio en la banca alemana.

Los dos puntos importantes que tenemos ahora mismo encima de la mesa son, por un lado, la mejora superior al 3% del súper sector de recursos básicos tras una mejora de los precios del mineral de hierro por encima del 2,5% y que está ayudando de manera importante, junto con las petroleras, a que el índice británico se esté acercando a los máximos de este año.

La mejora de los minerales sigue estando sustentada en los planes de aumento de las inversiones en infraestructuras por parte de la nueva administración norteamericana y quizá también se les una la de China.

Otro factor que está ayudando a Europa, pero que hace de lastre para las materias primas, es que el eurodólar vuelve a los descensos con una caída ya de -0,6% al no poder el rebote superar la zona de resistencias de los mínimos del mes de noviembre. La vuelta a la baja es bastante importante y supone un apoyo para las exportadoras, aunque el súper sector de automoción y recambios está completamente plano.