Sesión bastante aburrida en Europa a estas horas en donde casi mantenemos una actitud neutral como cómputo general en la zona aunque el Ibex 35 está descendiendo -0,4% y es el índice italiano el que mejor se está comportando con un incremento del 0,64%.

Las cosas están tan paradas que las pocas noticias que podrían dar algo de movimiento no lo están consiguiendo.

Por un lado, la mayoría de súper sectores en Europa están descendiendo con el de tecnología -0,68% por malas opiniones acerca de la guerra legal que tiene Nokia con Apple por patentes. Los analistas consideran que si se sigue jugando este juego Nokia podría pasarlo muy mal porque el pago de royalties podría retrasarse mucho y la empresa no está como para retrasar demasiado los pocos ingresos que tiene.

El súper sector de recursos básicos es el peor del día con un descenso de -1,41% siguiendo los nuevos descensos que tiene el precio del cobre que está tocando la zona de mínimos de un mes.

Por otro lado, el súper sector de automoción y recambios es uno de los pocos que está en positivo subiendo 0,02%, así que es uno de los pocos puntos de apoyo que tiene el índice alemán que es uno de los que menos movimiento está teniendo con respecto al cierre regular de la sesión de ayer.

El súper sector bancario tampoco es que se mueva demasiado, con un descenso ahora mismo de -0,06%, pero ver que el índice italiano es uno de los mejores ya nos esta dando una pista acerca de lo que puede pasar dentro del súper sector.

Monte dei Paschi ha vuelto a tener movimiento al comienzo de la sesión porque aparecieron informaciones en la prensa italiana diciendo que ya hay planes de rescate estatal y que se tardarían unos cuantos meses en llevarse a cabo, lo que generó descensos en un comienzo, pero la realidad es que ver que el Estado va a meter mano ha servido de alivio a muchos y en estos momentos el sector italiano es el que mejor se está comportando con unos ascensos superiores al 7% en algunos casos.

Por lo que respecta a la parte española, tenemos mezcla con algunos valores como Bankinter subiendo el 0,6% o Santander descendiendo -0,2%. En general, no hemos recuperado totalmente las pérdidas de ayer, pero tampoco se han incrementado demasiado, por lo que en este momento la situación casi se puede calificar como de neutral.

En el mercado de divisas tenemos nueva fortaleza del euro en varios cruces que debería apoyar a las materias primas pero hay algo de nerviosismo, no demasiado, en la deuda tanto italiana como española. El problema está en que una de las agencias de calificación ha dicho que el rescate público del banco italiano de moda podría afectar a la calificación de crédito de Italia, lo que de rebote podría afectar a la de España. La deuda española y la italiana ha subido ligeramente los tipos en el secundario, pero no demasiado.

Nos es verdaderamente complicado a atacar la zona de máximos de ayer ya que Estados Unidos tuvo un día negativo en la última sesión, por lo que si los americanos son los que llevan las riendas del empuje alcista, cuando ellos tienen un paso atrás, a nosotros nos cuesta dar uno adelante.