Sigue la tranquilidad en Europa, y la tendencia alcista tras romper la parte alta de los canales laterales. 

El parlamento alemán como se esperaba, ha dado el visto bueno al rescate, y el tema de Grecia, parece que por fin nos va a dar un fin de semana tranquilo. 

En EEUU todos pendientes del Nasdaq, que se encuentra hoy con otro valor tecnológico de los importantes que está “como una moto”. Es Google, que sube casi 13%... tras dar unos resultados realmente muy buenos. 

En este momento de máximos del Nasdaq, es bueno que comprobemos cómo está un asunto que me gusta mucho mirar. ¿Con cuántos valores está llegando el Nasdaq a máximos? Ya saben que esto es una buena medida de lo fiable que pueda ser la subida.

Voy a basarme en un trabajo que me ha mandado un buen amigo Miguel Larrañaga, que ya ha colaborado en la sección en otras ocasiones.

Aquí lo tienen:

La posición de partida es la que ves en los gráficos que te adjunto

s1


En el Nasdaq 100 es muy evidente que son cada vez menos los valores que acompañan al índice a máximos. Menos del 20% están en máximos o a menos de un 1%, cuando a finales de diciembre el porcentaje era del 51%. Parece evidente que las ponderaciones están jugando a favor del precio del índice.

Por eso nos vamos al Composite a ver qué ocurre:

s2


También cae, pero se puede observar claramente cómo la secuencia de máximos es ascendente en el conjunto del mercado, igual que ocurre en el índice. Lógicamente, los valores en máximos ayer no superan aún a los del máximo previo, pero estamos comparando un máximo esporádico tras una corrección que viene de más abajo que las precedentes con secuencias de máximos bastante más correlativas. Si en este arranque se hacen más máximos estaríamos en situación de comparar más cabalmente. Si se producen más máximos volveremos a calcular los gráficos y ver su evolución.

Lo que sí parece claro es lo que ya dedujimos en su momento del estudio de todos los índices y los mercados: es más eficiente la medición en el conjunto del mercado que en los manipulados índices.

Gracias a Miguel por su ayuda en el análisis de situación.

Hoy hemos tenido vencimientos de opciones del Eurostoxx y del Dax y han sido muy sosos y con poco movimiento para lo que suele ser habitual.

Muchas personas nos preguntan, que si es posible que la tendencia alcista siga en Europa, con el lio que hay en Grecia con perspectivas de que el acuerdo en meses vuelva a complicarse, con subida de tipos en EEUU. Pues la respuesta es muy clara, claro que puede.

Es importante que tengamos en cuenta siempre que por muy compleja que esté la situación macro, esto no es motivo para que las bolsas no puedan subir. Y les voy a poner un ejemplo extremo.

Piensen en un momento mucho más caótico que el actual, la II Guerra Mundial. Más confuso y dramático todo imposible. Pues bien, lean esto.

Este artículo es realmente interesante. Ya lo cité hace unos años, pero es que me parece de lo más revelador.
Bolsas de Valores (1939-1945)

www.exordio.com/1939-1945/paises/bolsa_valores.html

Esta cita es tremenda:

Apenas estalló la guerra, la Bolsa de Valores de Londres supo qué hacer, estaba preparada para sufrir el embate y puso en práctica las medidas pertinentes. Por esa razón no ocurrió el pánico que se desató en agosto de 1914, cuando estalló la Gran Guerra.

En 1939, los grandes países europeos (Inglaterra, Alemania, Francia) estaban convencidos de la victoria de sus armas; ni los Aliados ni los alemanes dudaban que ganarían la guerra. Hasta el 10 de mayo de 1940, las bolsas de Berlín, Londres y París registraron altas lentas, pero sostenidas. Con la derrota de Francia todo cambia; Londres se pone en la baja, mientras que Berlín manifiesta una importante propensión al alza. Hasta el 31 de agosto de 1941, Berlín, seguido de cerca por Milán y Amsterdam (por el hecho de la supresión de la barrera de cambio), tuvo una alza del 75% con relación a su curso del 26 de agosto de 1939. La Bolsa de Londres, seguida de bastante lejos por la de Nueva York y Montreal, señaló una franca recuperación después del fracaso alemán en la Batalla de Inglaterra y la inobjetable duda que se produjera una invasión, pero hasta fines de julio de 1943 no se alcanzó el nivel de septiembre de 1939.

(.../...)

Desde poco después de junio de 1940 los franceses y los belgas recuperaron su confianza en la victoria aliada. A partir de julio de 1941, París y Bruselas vieron un movimiento al alza sin cesar. Las victorias soviéticas de Timochenko, la conquista de Libia y el desembarcos de Dieppe (aunque fue un fracaso, fue una advertencia) y el de Argel fueron las causas de aquella subida vertiginosa, que alcanzó su punto culminante el 19 de enero de 1943 en Bruselas (alza del 280% con referencia a septiembre de 1939) y el 21 de enero de 1943 en París (alza del 350% con relación a septiembre de 1939), después de la gran victoria de Stalingrado.

(.../...)

El gobierno del Reich, que a ningún precio quería dejar libre curso a las especulaciones de los compradores de la bolsa de Berlín, decidió el 25 de enero de 1943 fijar los Stopkursen (cambios máximos). Lo mismo se hizo en Amsterdam, pero esta última bolsa dejó entrever ciertas tendencias a la baja. Aparentemente, los cambios seguían una línea horizontal, pero la intervención a que estaban sometidos no reflejaba el verdadero sentir de los compradores o vendedores.


Pues ya ven, según este artículo hasta en plena II Guerra Mundial qué subidones más tremendos de las bolsas... con los europeos muriendo en la guerra a millones... pero a las bolsas les daba igual. Esto de ahora comparado con aquello es una merienda de boy scouts, o sea, que en bolsa nunca digas nunca jamás...