Las bolsas europeas consiguen rebotar. Dicen algunas crónicas que por una mayor tranquilidad con Espirito Santo… pero este banco está estabilizado en una caída cercana al 8-9 % con lo cual en todo caso, tendremos que decir: “por una mayor tranquilidad de que aunque Espirito Santo tenga muy serios problemas no va a contagiar a los demás”, que no es lo mismo.
En cualquier caso, los gráficos no hablan de que haya que lanzarse sobre la bolsa, ni mucho menos, hablan de movimiento lateral y punto.
 
Vean esta cita de hoy mismo de Reuters, refleja un poco el sentimiento general. Puede que se haya perdido demasiado el respeto al riesgo.
 
Concerns that Portugal's largest listed bank, Banco Espirito Santo was badly exposed to its owners' accounting problems has prompted investors to think about other potential banking sector problems in the pipeline. Fears of a bubble in some corners is also on the rise. Examples include the halt in trading in the stock of a company, Cynk Technology, with no assets or revenue, that had soared to a USD 6.4 bln market value, and the sudden collapse of Spanish wireless provider Gowex after a massive accounting fraud.
 
Interesante esta cita de La Caixa sobre este tema del menor temor al riesgo:
 
El BIS atribuye a las políticas de los bancos centrales un papel preponderante, casi exclusivo, en esta escena financiera. De entrada, provocando un doble efecto sobre los mercados de deuda pública de los países avanzados: tipos de interés (yields) muy bajos y muy estables, es decir, con apenas volatilidad. Estos dos efectos se combinan y refuerzan para poner en marcha un tercero: mayor asunción de riesgos y mayor apalancamiento por parte de los inversores, en su afán por obtener más rentabilidad (search for yield). Es fácil apreciar manifestaciones de este fenómeno. Por ejemplo, y con especial relevancia, el boom de los bonos basura, un mercado de moda entre los inversores y que cada vez da cabida a más empresas emisoras. A título anecdótico, llama la atención el aumento de las emisiones y la reducción de los spreads de los denominados cat bonds, instrumentos que transfieren al bonista el riesgo de catástrofes naturales como huracanes o terremotos. También es reveladora la proliferación de las estrategias de carry trade en los mercados de divisas.
 
Una excesiva prolongación de tipos bajos y volatilidad im­­perceptible puede exacerbar entre los inversores un falso sentimiento de seguridad, o un exceso de complacencia, que les incline a endeudarse adicionalmente para in­­vertir en activos de riesgo. Esto haría más vulnerable al sistema ante cualquier contratiempo con capacidad de provocar un repunte inicial de la volatilidad, en tanto que podría (a través del mismo canal de la asunción de riesgos), revertir el sentido de la espiral en los mercados de alcista a bajista.
 
Ahora haremos algunas reflexiones sobre esta pérdida de respeto al riesgo.
 
Mientras tanto, los gráficos son claros. En el corto plazo hemos perdido totalmente el momento alcista, y estamos otra vez dentro del lateral.
 
Es necesario que el futuro del Dax pase por encima de 9.800 para que empecemos a pensar en otra cosa. De momento no está lejos, a unos 50 puntos a la hora de escribir estas líneas, en esa zona 9.755, que cuando la perdió aparecieron los stops de venta agresivos.
 
Es bien sabido que la tendencia es la tendencia, que hay que seguirla, y que nunca se sabe. Que puede durar mucho, y exagerar mucho las cosas.  
 
Pero mi modesta teoría ya la saben. Wall Street está muy sobrevalorado. Y el dinero que le entra está viniendo de las recompras, a las que les da igual la sobrevaloración. Mientras este dinero siga puede seguir subiendo. Pero tampoco podemos cerrar los ojos a la realidad y en nuestro fuero interno tenemos que ser conscientes de que no está precisamente barata.
 
El fin de semana, me llamó mucho la atención este gráfico, que aparecía en este artículo de ese buen analista que es Mark Hulbert, que ya saben me gusta mucho seguir:
 
U.S. stocks will be ‘very disappointing’ for 10 years
 
Opinion: Equities have been overvalued for some time, six gauges show

ha
 
 
Como ven el gráfico, del Wall Street Journal, aunque comentado ampliamente por Mark es muy interesante:
 
El PER de Shiller ajustado por inflación está a un nivel superior al 89% de las ocasiones en que el mercado tocó techo tras tendencia alcista.
 
El ratio de precio/libros 82%.
 
El Q ratio, que por encima de 1 es mercado muy caro porque su coste de reposición del negocio es inferior 89%.
 
Ahora bien, la capacidad de exageración del mercado puede ser muy grande, si se fijan en cada apartado ha habido casos donde todo se exageró mucho más.
 
Esta tendencia alcista lleva desde el 9 de marzo de 2009 en que empezó a cierre del viernes el 193,5% subido y ya dura por tanto 1.942.
 
Según datos de Bespoke desde que existe la bolsa de EEUU, es decir bastante más de 100 años, sería el cuarto mayor mercado alcista de la historia.
 
Sólo ha habido tres mercados alcistas mayores en duración de tiempo. El que terminó el 28 de noviembre de 1980 con 2.248 días y una subida de 125,6%. El que terminó el 2 de agosto de 1956  con 2,607 días y 267,1% de subida. Y el que terminó el 24 de marzo de 2000 con 4,494 días y 582,1% de subida.
 
También siempre según datos de Bespoke está siendo de los más estables. El S&P 500 lleva 411 días sin perder la media de 200. Solo 5 veces en la historia consiguió algo así. El récord estuvo en 1956 donde consiguió estar 630 días sin perder dicha media.
 
Para terminar quisiera recomendar la lectura de un interesante artículo que he visto en Rankia de GFierro. Realmente aporta mucho, estudia los resultados de una hipotética inversión que acertara a comprar en los mínimos de los ciclos. Los resultados sorprenden al autor ¡y a mí también!. ¡Prácticamente desde 1970 gana lo mismo que con el típico Buy and Hold! Realmente muy interesante. Aporta mucho valor. Lo pueden leer aquí:
 
El mejor inversor de la historia.