Las bolsas europeas tienen bajadas muy moderadas a estas horas.
 
Todo el mundo está dejando pasar el tiempo pendientes de la votación en la Cámara de Representantes de EEUU sobre la reforma de los seguros de salud, y el intento de derribar el Obamacare. Todos consideran este asunto como un gran test, para tener claro, cuál es la capacidad real de Trump para iniciar reformas.

 
De momento, no está el asunto claro, no ha convencido al ala más conservadora, pero es que si cediera quien le vota en contra es el ala menos conservadora…
 
Esta mañana se ha dado un buen dato de PMIs de la zona euro, superando con claridad las previsiones. De hecho el euro, y esto es noticia, ha reaccionado al alza. Y digo que es noticia, porque el euro lleva mucho tiempo sin hacer ni pastelero caso a sus propias noticias macro, y en ese período siempre ha sido la sombra contraria de lo que hacía el dólar. Hoy no ha sido y sí que ha subido pero eso sí, de forma moderada.
 
Ojo si llega el euro a la zona de la media diaria de 200, cerca del 1,09, porque es muy difícil que atraviese ese nivel a las primeras de cambio y puede dar bastante juego.
 
Las cosas no evolucionan mucho en las bolsas. No entran las manos fuertes desde hace mucho, y son las manos débiles las que mueven los bandazos. La desconfianza hacia Trump es bastante clara, y creemos que incluso ganando la votación antes citada, no va a cambiar demasiado. Mucho que perder, y poco que ganar en esa votación.
 
Así que mientras esperamos, recomiendo leer este muy interesante sistema de largo plazo, que ha publicado hoy Gonzaga, nuestro profesor de largo plazo en el master anual.
 
Vean una cita:
 
La idea para conseguir las acciones más rentables es elegir las que están subiendo mucho. ¿Cuanto? Las acciones que al menos han doblado desde su mínimo anterior.

Aquí, como siempre, se puede elegir varias opciones:
 
  • El mínimo, ¿de cuanto tiempo? del último mes, del último año, del último lustro?
  •  
  • Han doblado significa que han multiplicado su mínimo x2. Pero, ¿porque no x3? ¿O x4?
  •  
Este tipo de dudas son las que crean el analisis paralisis“, esa eterna duda que bloquea a tantos inversores y les impide ganar.
No hay que liarse.

Las acciones más rentables van a tener que superar varias condiciones, asi que no importa demasiado la precisión de estas cifras.
  • Asumimos por tanto el mínimo a doblar es el mínimo de 1 año.
  •  
  • doblar es suficiente. Podría ser triplicar, pero no tiene tanta trascendencia
  •  
Si usamos un universo grande de acciones, como el Rusell 3000, habitualmente vamos a obtener entre 50 y 100 acciones, o más que cumplen estas condiciones.
 
Pueden seguir leyendo el artículo al completo en este enlace:
 
https://slowinver.com/acciones-mas-rentables/?mc_cid=b4b34c8f74&mc_eid=6c34ac3925
 
Pasemos a hablar de psicología de Trading
 
Me ha gustado mucho este artículo del doctor Brett Steenbarger, los que hayan leído mi libro, Leones contra Gacelas,  ya se imaginarán que me recuerda una época de mi vida pasada.
 
Opere como un “pelete”: cuente las cartas.

En dos artículos recientes, he resumido las probabilidades de alcanzar varios puntos de referencia, incluyendo los máximos y mínimos del día anterior y el precio de trading medio del día anterior.

Lo que hace al trading tan interesante es que estas probabilidades cambian dinámicamente: a medida que los mercados se mueven, también lo hacen las probabilidades de alcanzar esos puntos de referencia. Es la incapacidad de los participantes en el mercado para actualizar sus perspectivas en base a los sucesos más recientes la que crea una importante fuente de ventaja de trading a corto plazo.

Cuando se compara a la bolsa con los juegos de azar, lo que se insinúa es generalmente negativo: que los traders son poco más que gente que lanza los dados esperando dar un pelotazo. Pero los juegos de azar tienen la otra cara de la moneda, tipificada por el contador de cartas. El contador de cartas, o pelete, cuando recibe una mano es consciente de las probabilidades de ganar con esas cartas en concreto. El pelete también sigue qué cartas ya se han repartido, actualizando dinámicamente las probabilidades de que salgan nuevas cartas favorables para su jugada. Es este conocimiento de las probabilidades – y la habilidad de actualizarlas en tiempo real – que hace que se prohíba la entrada en muchos casinos a los que cuentan las cartas.
El mercado de ayer es como una mano de cartas que se nos ha repartido. A continuación, por la noche el mercado nos da otra carta. En la apertura, el mercado nos da otra carta. Todo el rato, las nuevas cartas mejoran o no las probabilidades de que alcancemos los objetivos de precios a medida que avanza el día.

Como esta analogía deja claro, una fuente importante de ventaja en el trading viene de la decisión de cuándo no operar. Al igual que el jugador de póker profesional pasará muchas manos cuando las probabilidades son desfavorables, perdiendo una pequeña cantidad para preservar la oportunidad de apostar fuerte cuando las circunstancias sean más favorables, el trader profesional no necesita operar. En vez de eso, el trader apuesta cuando las probabilidades de ganar mejoran.

Este enfoque de trading da el mismo valor a la salida – el objetivo de precio – que a la entrada. Sí, es importante obtener un precio de entrada lo mejor posible, pero es saber cuáles son las probabilidades de alcanzar esos precios de referencia lo que al final define lo que es una buena idea de trading si está operando como un contador de cartas. Al controlar el tamaño de la apuesta – no apostándolo todo a una idea y arriesgándose a la ruina – y al salir tan pronto como dejen de estar las probabilidades a su favor, permite que las probabilidades trabajen a su favor.
 
Observe que esto supone una forma totalmente distinta de considerar los stop-loss. Un nivel de stop-loss no se define por cuánto está dispuesto a perder. Más bien, se define como el punto en el que las probabilidades dejan de estar a su favor. El jugador de póker si saca una carta que no mejora su jugada se plantará al poco: la actualización de las probabilidades le dice que pare. Pero si ya de entrada no sabe cuáles son las probabilidades, es difícil mantener las posiciones hasta que se alcancen los objetivos y es difícil saber cuándo y dónde dejar de jugar.

Todos los días el mercado nos ofrece jugar unas cuantas manos. Para ganar el torneo del trading, jugamos muchas, muchas manos. La consistencia – conocer y seguir las probabilidades – distingue al jugador profesional del tipo enganchado a las tragaperras. Tal vez no sea tan diferente en los mercados.

Traducido del original: Trade Like a Card Counter
 
http://traderfeed.blogspot.com/2007/10/trade-like-card-counter.html