Las bolsas europeas están a excepción de Londres, en rojo, durante toda la jornada.
 
Por un lado el sector de automoción y por otro algunos resultados empresariales negativos son los dos polos negativos del día.
 
Esta mañana se ha publicado el indicador de sentimiento de los inversores de la eurozona Sentix, que se ha degragado ante los temores que despierta la posible política de Trump.
 
Como decíamos, el sector de automoción es el que más daño hace. El sectorial de automoción del stoxx 600 baja 0,6% y eso que se han dado buenas matriculaciones en enero en Europa.

Continental, es quien más baja con -1,6% y es el peor del Dax alemán. Volkswagen baja 1,2% tras la demanda de Deutsche See, ya que aseguran haber sido engañados por haber recibido vehículos para alquiler que se suponía cumplían con las normas medioambientales.
 
Ryanair baja 2,5% tras advertir que va a ser un año complicado en su sector.
 
Unicredit cae alrededor del 3,7% en el primer día de su ampliación de capital.
 
El mercado de deuda de la eurozona está en todos los monitores de noticias. Y es que el spread entre el bono francés y el bono alemán a 10 años  se ha ido a 69 puntos básicos, es decir el peor en 4 años. Y lo importante es el motivo. La declaración de intenciones de este fin de semana de Marine Le Pen, con un pograma económico que incluye la salida del euro, y un numerito populista de sustituir su deuda de euro a francos franceses. Y se queda la buena señora tan fresca. S&P ha advertido esta mañana que eso sería rating de default inmediato para Francia. Y claro a los mercados, muy tranquilos no les ha dejado la posibilidad de que gane Le Pen. Las encuestas dicen que no gana, pero también lo decían de Trump y del Brexit y no acertaron ni una ni por equivocación.  Todo esto está afectando al euro que baja por el mismo motivo.
 
Este movimiento del bono francés está contagiando a casi todos los bonos periféricos, que empeoran sus spreads contra el bono alemán, especialmente el portugués que parece bastante tocado del ala, desde hace tiempo. La coalición de izquierdas actual en el poder no goza del favor de los mercados desde el principio.
 
Cuando ya han publicado 274 compañías de las 500 del S&P 500 es un buen momento para hacer balance de como va la campaña de publicaciones.
 
Veamos.
 
En cuanto a beneficios, el 67% de las empresas han dado por encima de lo esperado, el 12% en línea y el 22% por debajo.
 
Tecnología el mejor sector, con 90% mejor de lo esperado, cuidados de salud 78% mejor, le siguen materiales básicos y financieras con un 73%.  El peor sector con mucha diferencia Real State, sólo 36% mejor de lo esperado. Consumo discrecional e industriales sólo 57%.
 
En ventas el panorama cambia mucho. 48% mejor y 52% peor. Y esto se repite trimestre tras trimestre, y nadie le hace ni caso, y a mí me parece muy relevante. Los beneficios están muy maquillados, por la contabilidad creativa y por las recompras de acciones propias que los inflan. Como hay menos acciones pues parece que hay más beneficios. Pero vender, lo que se dice vender…
 
Consumer staples solo tiene un 13% de las compañías con ventas por encima de lo esperado.  Real State 36%. Financieras, ojo, que se supone que son una maravilla ahora, el 43%.  Pero tecnología 67%. La campaña de la tecnología está siendo excepcional, tanto en resultados como en ventas.
 
Tanto % de resultados mejor de lo esperado como de ventas está por debajo de la media de los últimos trimestres, así que no son tan buenos. Los resultados están por encima de la media de largo plazo, pero las ventas no, están por debajo. En suma esto no termina de justificar valoraciones actuales.
 
Con estos resultados tendríamos al S&P 500 con un PER proyectado de 17,3, no está barato, y el Russel de 24 veces.
 
Pero claro ahora todo va a depender mucho de si cumple Trump su promesa de bajar los tipos de sociedades al 20%.   Este aspecto es la clave de todo con diferencia.

¿Cuál es la tasa efectiva de impuesto que tiene descontada el mercado? Pues a nivel del S&P 500 para finales de este año del 26,2%...Es decir que el mercado no ha descontado que realmente las tasas corporativas quedarán al 20%. Esto automáticamente nos lleva a algo muy claro, es una cuestión de matemáticas. Si Trump baja al 20% hay margen de subida y mucho, porque no está descontado, los números son los que son.
 
Si la bajada al 20% se aplicara por igual a todos los sectores atención a esto:
 
Según datos de Reuters:
 
Energía incrementaría los beneficios en 2017, año completo, el 66% nada menos.
 
Utilities el 20,5%
 
Consumo discrecional 14,7%
 
Telecos 14,3%
 
Consumo staples 13,9%
 
Financieros 12,7%
 
Materiales 11,6%
 
Industriales 10%
 
Y beneficiaría muy poco a cuidados de salud y tecnología con poco más del 2%
 
Como vemos subidas muy importantes.
 
Si esto se llevara a cabo el PER del S&P 500 bajaría automáticamente a algo más de 14 y se iría a la media histórica, dejaría de estar caro Wall Street.
 
No perdamos tiempo con muros e historias, la suerte del mercado va a depender de si aplica la rebaja de impuestos o no. 

Pasemos a la renta fija. Un lector nos pide si podemos hacer un resumen de los ratings al completo de la eurozona, pues aquí los tienen en esta tabla.

s1

Fuente Natixis.
 
El viernes como siempre se publicaron las posiciones de los grandes especuladores en los mercados de futuros de EEUU. Estas son algunas que me han llamado la atención.
 
Espectacular la acumulación de largos en el petróleo a nuevo récord histórico

s2

En el euro los cortos se van a mínimos de 35 semanas, normal, desde que Trump ha dejado claro que no quiere dólar fuerte y menos con el euro:
 
s3
Fuente gráficos: hedgopia.com