No hace falta calentarse mucho la cabeza para ver la absoluta correlación que tienen las bolsas europeas con la cotización del euro.
 
Vean este gráfico de hoy del euro en 5 minutos.
 

s1
 
Como ven empieza el día con subidas constantes, y sobre las diez y pico forma una envolvente bajista y empieza a caer.
 
Pues vean ahora un gráfico del dax en 5 minutos.

s2
 
Abre la sesión constantes bajadas al revés que el euro, y cuando a las diez y pico el euro empieza a formar, el dax, casi forma otra envolvente, no la llega a completar, pero se da la vuelta justo en el momento en que lo hace el euro.
 
Esta es la clave ahora mismo para Europa, el ver si el euro de momento ha parado su caída o no… Y el caso es que no depende tanto de él mismo el que lo haga, sino más bien del dólar que fue el que generó ayer todas estas turbulencias al debilitarse después de ver el pésimo dato de PIB de EEUU, lo cual aleja la subida de tipos en EEUU.
 
El comunicado ayer de la FED no es claro y deja la puerta abierta a la subida en cualquier momento. Pero si algo sabe la FED es que sería un desastre sorprender al mercado con una subida que no se espere, y ahora mismo el mercado no se la espera. El mercado de futuros sobre fondos federales que es el que mira la FED para ver cómo están las cosas no da posibilidades hasta diciembre. Y la FED difícilmente se pondría contra mercado, daría numerosos avisos antes, que se verían con tiempo. Es muy dudoso que lo haga. Por mucho que le echen la culpa a la nieve los datos siguen siendo muy malos. ¿Y en abril que no ha nevado casi por qué siguen saliendo los datos macro igual de malos?
 
Hoy hay que recordar que puede ser un día raro, por un lado mañana estarán cerrados la mayoría de mercados europeos y por otro es la última jornada de trading del mes, y siempre amaños y ajustes. Normalmente los fondos tienden a vender los peores valores y a comprar los mejores en el último día del mes para salir guapos en la foto.
 
Sería importante, por si acaso el dólar se debilitara en serio, si es que esto no es un simple rebote, que aún no sabemos a quién ayuda cuando baja o a quien perjudica más cuando sube. Y es que esto es muy variable según sectores.
 
Por ejemplo, le trae sin cuidado, según datos de Bespoke Invest. a las utlities americanas, a las telecos, con ingresos  de menos del 3% internacionales.  Y afecta mucho a las tecnológicas y a materiales básicos con ventas foráneas de más del 40%.
 
Al que no podemos perder de vista es al valor rey absoluto de las tecnológicas, Apple. El gigante de los gigantes. Veamos su gráfico diario con Ichimoku
 
s3
 
Como vemos sus resultados que han sido excepcionales no le han ayudado, más bien han causado una corrección, pero claro a las alturas en que estaba posiblemente eso ya estaba descontado. No ha salido por debajo de la nube ichimoku desde enero del 2014 y eso solo supuso una corrección consumiendo tiempo en lateral.
 
El valor se pondría peligroso solo si pierde la nube por debajo. Aunque claro a la vista de este subidón el día que corrija en serio…
 
Así que lleven cuidado. Igual es momento de recordar algunas citas de Jesse Livermore, el legendario especulador, en su libro: "Recuerdos de un operador de acciones" contando sus vivencias en la bolsa de principios del siglo XX, muy pocas cosas han cambiado en estos 100 años.
 
Nunca vacilo cuando tengo que decir a un hombre si soy alcista o bajista. Pero nunca digo a nadie que compre o venda un determinado valor. En un mercado a la baja todos los valores bajan y en un mercado al alza, suben. Por supuesto, no quiero decir que en un mercado a la baja, causado por una guerra, las acciones de municiones no suban. Hablo en un sentido general. Pero el hombre medio no desea que le digan si el mercado es alcista o bajista. Lo que desea es que le digan, de forma específica, qué determinado valor debe comprar o vender. Quiere algo por nada. No desea trabajar. Ni siquiera desea pensar. Ya es demasiado trabajo tener que contar el dinero que recoge del suelo.

(.../...)

la historia de Dickson G. Watts acerca del hombre que estaba tan nervioso que un amigo le preguntó qué le pasaba. "No puedo dormir", respondió él nervioso. "¿Por qué no?", preguntó el amigo.

"Estoy manteniendo tanto algodón que no puedo dormir pensando en ello. Me está destrozando. ¿Qué puedo hacer?" "Vende hasta que puedas dormir," respondió el amigo.

(.../...)

¿De qué modo está protegido el público contra el peligro de compra de un valor por encima de su valor real? ¿Quién castiga al difusor de los injustificados artículos alcistas? Nadie; y sin embargo el público pierde más dinero comprando valores a causa de un anónimo consejo interior cuando el precio es muy alto, que vendiendo valores por debajo de su valor a consecuencia de un consejo bajista durante los denominados "ataques".

(.../...)

Estoy en el juego especulativo desde que tenía catorce años. Es todo lo que he hecho. Creo que sé de lo que estoy hablando. Y la conclusión a la que he llegado, tras casi treinta años de constantes operaciones, tanto con márgenes pequeños como con millones de dólares a mis espaldas, es esta: Un hombre puede vencer a un valor o a un grupo determinado en un momento determinado ¡pero nadie puede vencer al mercado de valores! Un hombre puede hacer dinero con el grano o el algodón, pero nadie puede vencer al mercado del grano o al mercado del algodón. Un hombre puede ganar una carrera de caballos, pero nadie puede ganar a las carreras de caballos. Si supiera cómo hacer más fuertes estas afirmaciones, o darles más énfasis, lo haría. No importa lo que nadie pueda decir en contra. Yo sé que tengo razón cuando hago estas afirmaciones.

En fin, lo que dice Livermoore, no se va contra el mercado, es demasiado fuerte para enfrentarse a él, ni a la tendencia, ni a la dirección que tengan tomada en cada momento las manos fuertes...