A pesar del brillante cierre de ayer de Wall Street, las bolsas europeas se mueven con no muy fuertes subidas en el día, tras dos días de fuertes subidas. Desde luego que ha vuelto a quedar claro que si no llega a ser por San Wall Street las cosas podrían haber ido mucho peor.
 
Hoy el freno lo están echando los bancos, por varios motivos.
 
En primer lugar ha causado bastante decepción que Deutsche Bank y Santander no pasen los test de esfuerzo de la FED, y no es la primera vez pero no toman medidas. Hay que tener en cuenta que hablamos de sus filiales en EEUU, no de sus matrices. El castigo de ambas entidades que ya de por sí no gozan del beneplácito inversor desde hace mucho, está siendo claro.
 
RBC baja por una rebaja de recomendación de Morgan Stanley.
 
Y la banca italiana tiene un mal día. Ayer se había beneficiado del rumor de que habría un rescate de 40.000 millones de euros, y hoy Merkel ha dicho que ese rumor es falso.
 
Los sectores de energía, y el muy defensivo de consumo, están compensados bastante en el día los males bancarios. Los sectores defensivos vuelven a ser importantes. Hay que recordar que ayer el de cuidados de la salud, del stoxx 600, fue el primero que recuperó todas las pérdidas del Brexit.
 
No obstante, no va a ser un buen mes para el amplio índice stoxx 600, pues salvo que hoy se subiera mucho, va a ser el peor desde agosto del 2015, del que hablábamos antes que fue un mes muy complicado.
 
Los grandes brokers siguen sin tenerlo claro, UBS por ejemplo ha pronosticado hoy que el que viene será un semestre plano en Europa y con bajadas en la bolsa de Londres.  Hay que recordar que pronto empezaremos a vigilar las elecciones en EEUU, porque las de este año, se presentan con fuertes repercusiones sobre los mercados según salga Trump y Clinton. A nivel sectorial, la victoria de uno u otro puede mover muchísimo, va a haber mucho spread interesante en este sentido.
 
El mercado sigue completamente obsesionado con el Brexit, pero durante la mañana muchos operadores están avisando que andan algo cautelosos, por un viejo problema, que el verano pasado dio muchos problemas y que ahora vuelve a resurgir. La devaluación del yuan. El banco central chino está cambiando de discurso y diciendo que se no se siente incómodo con un yuan a la baja y están salido rumores de todos los colores. Vean gráfico adjunto. Hay que recordar que esto de la devaluación del yuan no es una cuestión menor y fue lo que causó la dura caída de agosto, y alguna menor que le sucedió. Tema a vigilar de cerca, cuando se nos pase un poco la fijación con el tema del Brexit. Un tema que promete durar mucho mucho tiempo perdido en papeleos larguísimos, y mientras UK va a seguir dentro de la UE, y puede que hablemos de años.
 
s1
 
 
Al calmarse más las aguas sobre el tema del Brexit, inmediatamente se empiezan a cortar las posibilidades de bajada de tipos, sobre las que se llegó a hablar en EEUU, como pueden ver en gráfico adjunto.-
 
s2

 
En fin, que como decía antes, aquí nos ha salvado de la quema ha sido San Wall Street. Estaba realmente sobrevendido.
 
Y por tanto. No es nada de extrañar el rebote que se inició en el S&P 500 hace unos días. La sobreventa era extrema, y se ve muy bien en este gráfico
 
s3

 
Fíjense en los círculos verdes, son los momentos en que el S&P 500 ha llegado a estar a 3 desviaciones típicas de su media de 21, y desde hace varios años, cuando eso pasa siempre se ha formado un suelo durante una buena temporada.
 
Una de las derivadas del Brexit está siendo la bajada de perspectivas de más subidas de tipos de interés, lo pueden ver en este gráfico de Bloomberg, la línea azul probabilidad de mantener tipos hasta septiembre, la lila de subirlos y la blanca de bajarlos. Como puede verse dan más posibilidades a bajarlos que a subirlos… los bancos centrales vuelven a ser la gran baza de los mercados ante este nuevo lío.
 
s4
 
 
En estos días volátiles, como ya hemos advertido en varias ocasiones, es donde se ve la bisoñez del futuro del mini dax, que no tiene liquidez suficiente, como para fiarse demasiado de él, vean estos dos pantallazos que capturé ayer, vean lo que marca el grande, la diferencia que marca el mini, y el desfase con la horquilla que lleva fruto de no cruzar ningún cambio durante mucho tiempo. Creo que con estos pantallazos sobra para darnos cuenta de lo que hay. Para operaciones de aguantar bastante sí, pero para el muy corto plazo, no es válido.
 
s5

s51
 

s52


Veamos ahora un trabajo muy interesante que me manda un amable lector, Gabriel Suñer. En la tabla se ve al Ibex en los grandes movimientos a la baja y los días que tarda en recuperarse. Muchas gracias por la aportación.
 
s6

 
Recuperación media casi 27 días.