A estas horas sesión con pocos cambios en Europa. Una Europa que no se termina de fiar de Wall Street.
 
El cierre lejos de mínimos de EEUU salva los muebles, y en el caso del futuro del mini S&P 500 por enésima vez este año la media de 200, como puede verse en gráfico adjunto.

 
 




Pero los operadores no termina de fiarse, porque la situación de fondo sigue siendo la misma que hizo quedar pegados de nuevo a esa media.
 
 
 
Se está hablando mucho en los últimos días de la encuesta de sentimiento de la Asociación americana de Inversores Individuales, AAII, que está realmente en un extremo de sentimiento negativo, lo cual por ley de sentimiento contrario no es bueno. Pero cuidado, normalmente en los extremos está encuesta suele coincidir con la de Investors Intelligence.
 
Bien es cierto que el colectivo al que se dirige esta última, es diferente. Se hace entre gestores profesionales de cartera. Es decir suelen ser algo a medio camino entre los particulares y las manos fuertes, que no están en ninguna de las dos encuestas.
 
Ya la realidad es que estos gestores no están para nada en extremo negativo, más bien todo lo contrario, están hasta demasiado alcistas.
 
Todo esto se explica muy bien y en profundidad en este artículo en inglés:
 
Making Sense Of Recent Market Sentiment Polls And Data
 
 
Les voy a seleccionar del artículo dos gráficos con los que creo es suficiente para entender esta divergencia:
 
Vean primero la posición alcista en Investors Intelligence:

 
 
Como ven lejísimo de estar anunciando extremos negativos que son los buenos. Las dos zonas en gris, son los mercados bajistas, que se dieron cuando el número de alcistas era muchísimo menor.
 
El segundo es el de la AAII
 



 
 
Como ven aquí hay mucho menos optimismo, pero insisto en que al no coincidir con los otros hay que andarse con ojo.
 
Mientras se siguen produciendo fenómenos que me dejan inquieto.
Uno de ellos lo pueden ver en este artículo.
 
 
 
Vean este gráfico donde está la clave de todo: