Mercado alcista a estas horas en Europa, con los operadores tomando posiciones en función de lo que esperan que pase a partir de las dos y media que es cuando empezará la verdadera sesión de hoy.
Con la rueda de prensa de Draghi y el dato de empleo, a la misma hora, vamos a tener mucho movimiento.
 
El Ibex poco a poco lo han vuelto a arrimar a los 11.000 puntos, la resistencia psicológica que vuelve a estar cercana tras la corrección, que por otro lado no ha sido nada serio desde el punto de vista técnico. El futuro del Dax también se está acercando a su resistencia de los 10.000 puntos.
 
De Draghi, ya saben lo que quiere el mercado que diga algo sobre medidas a tomar, por ejemplo que explique cómo serán los TLTRO. Si dijera algo sobre QE, cosa que nadie espera, sería una gran sorpresa y Europa podría volar.
 
En cuanto al dato de empleo, veamos con datos de Bespoke cómo han sido las últimas reacciones a esta cifra.
 
En los últimos dos años, un dato de empleo mejor de lo esperado, genera de media una subida de 0,65% en el S&P 500. Un dato peor de lo esperado, una subida de 0,10%. Como vemos es tal la euforia, que se sube siempre, de media claro está, salga lo que salga, pero evidentemente se sube mucho más cuando el dato sale bueno, por una vez siguiendo la lógica.
 
De las últimas 19 publicaciones solo se ha bajado en 3. Y de las últimas 19 publicaciones, solo en una se bajó algo significativo. En la del 4 de abril de 2014, donde perdió el 1,25% con un dato tan sólo 8.000 peor de lo esperado. En suma que desde hace casi año y medio, salga lo que salga el dato de empleo está siendo usado como excusa para subir. Si hoy no fuera así, y se bajara con fuerza, ojo, porque sería señal de que las manos fuertes están cambiando de opinión.
 
Lo que está claro es que su decisión está tomada de antemano y aprovechan el fuerte volumen para poder entrar o salir de posiciones fuertes que de otra manera no sería posible pues arrastrarían mercado.
 
Hoy además la reacción de Wall Street al dato de empleo, puede ser algo extraña por la coincidencia de que la sesión terminará a las siete de la tarde hora española en lugar de a las diez, y además habrá muchos operadores de puente. Puede que se exageren las cosas más de la cuenta para bien o para mal, y todo irá evidentemente más rápido.
 
La clave del día va a estar en ver si al final de la sesión el futuro del Dax es capaz o no de romper la resistencia 10.000 (o de perder el soporte 8.000), si hay un día propicio para estas cosas, ese es hoy. Vamos a ver cómo termina todo.
 
Y maña a seguramente volveremos al muermo total de la ausencia de volatilidad. Hoy es un día excepcional por todo lo que tiene que pasar, pero ayer el S&p 500 tuvo el menor rango intradiario, bueno, mejor dicho, el segundo menor desde nada menos que el año 1993. Esto no es normal. La volatilidad es tremendamente baja. Por eso me parece un buen consejo este que da Ahorro Corporación en boletín de volatilidad de esta semana:
 
Los bajos niveles de volatilidad son adecuados para realizar coberturas mediante la compra de opciones put. La volatilidad ATM a 3 meses del EuroStoxx 50 ha repuntado moderadamente en la última semana,hasta 14,4%, tras haberse reducido hasta 13,1% el pasado 20 de junio, mínimos desde febrero de 2007.
El promedio del periodo 2006–2007, antes del estallido de la crisis financiera fue de 15,7%.
Los bajos niveles actuales son adecuados para cubrir las ganancias acumuladas por el EuroStoxx 50 (+29% desde junio de 2013) mediante la compra de opciones put con vencimiento en septiembre de 2014. Pensamos que el margen para nuevos descensos de la volatilidad desde los niveles actuales es limitado.
 
Pues ya han visto la cita, volatilidad a 3 meses del Eurostoxx 50 de poco más del 13% cuando en el año 2006 un año tranquilo antes de la crisis era de 15,7%, esto de ahora tampoco es precisamente normal… el tema de los bancos centrales está convirtiendo los mercados en algo un poco raro.
 
Vista la actualidad del día, hablemos de otros temas.
 
Muy interesante el estudio que se publicó recientemente por los profesores de la Massey University en Auckland, Nueva Zelanda: Jiali Fang,, Yafeng Qin y Ben Jacobsen, y del que se hacen eco esta semana algunos medios de EEUU. Merece la pena darle una mirada.
 
Estos investigadores han hecho un estudio de la rentabilidad que podrían dar en mercado nada menos que 93 indicadores técnicos.
 
Inicialmente vieron que de los 93 solo 30 daban posibilidades de predecir mercado. Pero cuando aplicaban una serie de filtros científicos y añadían las comisiones, ningún indicador de los 93 predecía el mercado.
 
Pero sí en cambio empezaban a funcionar si se tenía en cuenta el ciclo económico. Según se usaran teniendo en cuenta si el ciclo económico estaba en contracción o en expansión empezaban a funcionar muchos de ellos.
 
¿Y estás conclusiones para qué sirven? Pues sirven para mucho. Ayer veíamos un ejemplo de un estudio parecido. Ningún indicador es el Santo Grial, no vale encontrar el indicador mágico y aferrarse a él como si fuera la piedra filosofal,  la única manera de afrontar el trading es compilando varios, aprendiendo a manejarlos, sumarle análisis técnico básico, soportes y resistencias, situación de mercado, money management… No hay camino simple, de “este indicador lo sigo y a forrarme”, solo hay trabajo duro. El sueño existe, pero el camino es largo :-)