Las bolsas europeas han iniciado la sesión al alza, amparadas por la tendencia alcista de Wall Street que parece no tener fin, y por varios resultados empresariales favorables que se han publicado.
 
Además parecía que iba a ayudar el dato de confianza empresarial alemana IFO que ha quedado muy por encima de lo esperado, casi al mejor nivel desde 2014.
 
Pero al final las ganancias se han diluido, en parte por el mal desempeño que lleva en el día materiales básicos, y también por motivos técnicos. El futuro del Dax ha llegado a la barrera psicológica de los 12.000 puntos y ahí le ha salido mucho papel, que ha terminado arrastrando a los demás índices.  Esos niveles de números redondos, son prácticamente imposibles de pasar a la primera.
 
Y como decía más arriba, mientras la tendencia de EEUU nos arrastra, a todos, hacía mucho que no se veía una tendencia así, pilotada por manos débiles, y para nada por manos fuertes, y si no vean estos esclarecedores datos que publica hoy Bank of America Merril Lynch.
 
Los clientes de Bank of America tienen un saldo neto en la última semana por primera vez desde la elección de Trump, vendedor de 2.100 millones de dólares. No se veía una cifra tan alta desde junio de 2016.  Esta cifra comprende, hedge funds, institucionales y particulares, pero evidentemente los particulares son los menos.
 
O sea que toda la semana dando máximos históricos mientras las manos fuertes empapelan a los que compran.
 
Las recompras en interanual al menor nivel desde  el año 2013.
 
Ya ven, esta es una tendencia muy rara, donde las manos fuertes no han participado, lo cual suele ser poco habitual. Trump, convence a los particulares, pero desde luego no a las manos fuertes, que claramente no se fían de él, al menos no a estas alturas. No recuerdo ocasiones anteriores, donde haya pasado esto.
 
Ayer salió un estudio, que si no fuera por el periódico donde apareció, The Telegraph, y los periódicos británicos son poco fiables cuando airean estas cosas, es para reflexionar con el tema del euro y de la eurozona.
 
El estudio es este:
 
University of Michigan professors Christopher House y Linda Tesar, con  Christian Proebsting of the Ecole Polytechnique Federale de Lausanne.
 
La verdad es que aunque el Telegraph no es muy fiable los autores del estudio de la Universidad de Michigan y de la Lausana, pues parecen más tranquilizadores. Así que vamos a ver lo que tienen que decir porque ya lee anticipo que es profundamente perturbador.
 
El estudio parte de la crisis de 2008. Se remonta a ese año, y hace una compleja simulación de lo que habría pasado si no estuviera el euro.
 
Esta cita es clave:
 
Greece, Ireland, Italy, Spain and Portugal between them contracted by 18pc in total. Then they ran a simulation in which there was no euro, and those countries had been able to devalue their currencies, or simply seen them weakened by the markets. In that universe, output by the end of 2014 would have been 7pc higher than it actually was. The rest of the eurozone was roughly neutral, because it already benefited from a weaker exchange rate.
 
In a second simulation, they ran the same figures for a world in which the austerity demanded by the European Central Bank, and by a German-led European Union, had not been imposed, and those countries were free to set their own fiscal and monetary policy. The result? The peripheral countries would have contracted by only 1pc, not the 18pc that they actually did. So, in total, output is now 17pc lower across those countries than it would have been without monetary union and the austerity that it demanded.
 
Vamos que si no hubiera estado el euro, la contracción del PIB habría sido mucho menor e incluso neutral, contando desde 2008 a 2012. En otra simulación suponen que no había euro y por lo tanto no se impone la austeridad que se llevó a cabo, liderada por Alemania. El resultado vuelve a ser el mismo la periferia no se habría contraído.
 
También parece que el endeudamiento no sería tan alto como el actual. Un estudio inquietante, que está corriendo por todos lados. Evidentemente la prensa británica está cargando con él para justificar el Brexit.
 
Yo creo que en relación con todo esto, un fracaso gordo, ha sido el tema bancario. Se pretendió separar el riesgo de los bancos de los estados, pero no se ha conseguido nada de eso, como destaca un interesante estudio de Natixis.
 
Muy al contrario, los bancos han sido los compradores del incremento de deuda pública, con lo cual tienen unida su suerte indefectiblemente al de la deuda del estado en donde están ubicados.
 
s1


En ese gráfico la deuda pública en manos de los bancos en % del valor del PIB, y es muchísimo.
 
Y miren el dineral de recapitalización de bancos pagado por los estados y los fondos europeos destinados a este fin, vamos pagados por el contribuyente que mientras vive en un infierno fiscal.
 
s2

Como ven aquí no se libra nadie. Socialización de las pérdidas bancarias.
 
Quieren marearse un poco con las cifras. Pues vean.
 
Los bancos españoles tienen a julio de 2016, 251.780 millones de euros, de deuda pública, Los alemanes 287.790 millones.  Los franceses 385.230 millones. Los italianos 255.640 millones.
 
Las cifras son mareantes, son gigantescas, imaginen una crisis de la deuda soberana. Sería la liquidación definitiva de la banca europea, sin excepciones. La correlación es total.
 
Y viendo todo esto. ¿Estamos seguros de eso que se dice día tras día de que a los bancos les viene bien una subida de tipos para aumentar margen? Pues es cierto en parte, con tipos tan bajos no tienen negocio, con tipos más altos, ganarían más, pero si los tipos, no se limitaran a subir un poco, sino que subieran mucho, la deuda soberana entraría en crisis, y los bancos no resistirían ni el primer envite.  El sector bancario en el largo plazo, es bastante complicado para la inversión.