Durante la primera hora de sesión las bolsas europeas han descontado todo lo que tenían que descontar en relación con las elecciones europeas, para a continuación quedar absolutamente paradas durante varias horas, ante el enorme condicionamiento que supone el cierre por festivo de Wall Street y de Londres en la jornada de hoy.
 
Posiblemente haya poco movimiento, o muy poco hasta el final de la sesión por este motivo, demostrando una vez más la poca personalidad que tienen las bolsas europeas. Wall Street sigue estando a años luz.
 
De momento el descuento de las elecciones ha sido positivo, la deuda periférica ha vuelto a recuperar las posiciones perdidas por las ventas de la semana pasada, y las bolsas han subido con fuerza, gracias a la subida de la bolsa italiana que ha terminado arrastrando a los demás.
 
Las bolsas consideran que los partidos euroescépticos siguen siendo una minoría, y que lo más les preocupaba, que era que Italia se desestabilizara por la subida del partido 5 Estrellas, no se ha producido.
 
Todos estos efectos se desvanecerán rápidamente, y será raro que como mucho para el miércoles se acuerden de estas elecciones.
 
También ha sido importante el hecho de que Draghi haya hablado a media mañana, dejando claro que sigue dispuesto a actuar. Y sobre todo ha vuelto a hablar de la QE, si es que la inflación bajara más aún. Este es un tema que el mercado daban casi por descartado, pero es muy posible que Draghi juegue a partir de ahora a poner el caramelo, a menudo, siempre con la coletilla “si la inflación bajara mucho más”, a sabiendas de que lo normal sea que no. Es un poco el juego de aquel famoso verano, en que 12 palabras suyas bastaron para dar la vuelta a la crisis de la deuda.
 
Con todo esto, hay que seguir muy de cerca la evolución del futuro del Dax que en estos momentos se mueve en zona de máximos históricos, y por tanto estaría intentando romper el techo del canal lateral. Evidentemente es muy pronto, y más en un día así, con Wall Street y UK cerrados, para cantar victoria, pero habrá que estar atentos. La gran baza de las bolsas europeas para romper el lateral sigue siendo el BCE. Qué tristes son estas bolsas, como pasan olímpicamente de fundamentales y de todo, sólo importa el BCE. Interesante esta cita de José Luis Martínez Campuzano, de Citi, a este respecto:
 
Hace unos días tuve un interesante "encuentro" con alumnos de un Master al que tengo la oportunidad de asistir durante tres jornadas al año. Esta era la tercera "asistencia" (el término de dar clase a estas alturas creo que sobra). Se trataba más bien de una tutoría para poner los pies en la actualidad de lo aprendido hasta el momento, en términos de teoría macro y del resto de las materias que ya habían recibido en los cinco meses de existencia del Master. Alrededor de 20 personas, no mayores de 30 años. Algunas trabajando y otras invirtiendo en lograrlo. Algunas con ganas de aprovechar al máximo todas las oportunidades de conocer que se les presentan, la mayoría. Unas pocas simplemente buscando un nuevo título para decorar su cv. Era muy fácil diferenciar a unos de otros. También triste por estos últimos. El mundo actual no necesita titulados teóricos; necesita gente despierta dispuesta a comérselo. Pero esto no es el motivo de esta nota.
 
Observando que el G20 (o G21/G22...ahora dudo del número de asistentes) no acababa de ver el callejón en que estamos todos inmersos, les propuse un sencillo ejercicio: les daba 1M. de eurosjl (es mi moneda particular; la utilizo también con mis hijos, un toma/daca particular que mantenemos) y ellos tenían que pensar dónde y cómo invertirlo en el contexto actual económico y financiero. ¿Quieren saber las respuestas?
 
1.      Entre un 35 /85 % se invertiría en efectivo a tipos nulos
2.      Entre un 15/ 45 % en bolsa...europea especialmente; norteamericana una pequeña parte; no más del 5 % emergente
3.      Apenas un 10 % consideraba la posibilidad de invertir en la economía real (aunque uno de ellos creo que confundía el término de inversión con donación)
4.      Un 1 % lo utilizaría para buscar oportunidades de desarrollarse en el exterior
5.      Otro 1 % consideró la tradicional inversión en ladrillo
 
¿Les parecen tristes estas respuestas? Pues, sinceramente, creo que representan muy bien el mundo actual. ¿La política monetaria de los bancos centrales? Es parte del argumento. Si lo ven en perspectiva, infravalorar al máximo el precio del dinero obliga a los inversores a buscar activos de riesgo.     Y a larga, es positivo para la economía real. Pero a corto plazo tiende a sobrevalorar los activos financieros. Por otro lado, tiene un efecto perjudicial en términos de deterioro de las perspectivas a futuro tan importantes para emprender negocios. Es irónico que unas condiciones monetarias laxas llevadas al límite puedan ser perjudiciales para la economía. Naturalmente, esto último es objeto de debate mientras el impacto positivo en los mercados y en las condiciones de financiación es algo que observamos todos los días.
 
Esta anécdota que cuenta Martínez Campuzano no es para tomar a broma, a pequeña escala muestra muy claramente, el pequeño efecto que tiene toda esta política de los bancos centrales sobre la economía real, y sin embargo como incita al riesgo y a las burbujas de determinados activos, que luego intentamos justificar con todo tipo de argumentos peregrinos.
 
Comentaba ayer Bespoke que en los últimos 3 meses el spread entre el máximo intradía del S&P 500 y el mínimo es el menor desde octubre de 2006. Casi nada. Desde 1984 sólo en 6 ocasiones se ha visto algo parecido, como vemos no es nada usual. Es realmente muy sorprendente ver esto, mientras la FED para lo que ha causado la subida previa el dinero de la QE.
 
Para que se hagan una idea, el spread medio normal sería 2,5 veces más alto que el normal…como vemos la bajada de la volatilidad es espectacular.
 
Pero muy importante. Si vemos en estos datos de Bespoke que pasó hasta 6 meses después de que llegaran las lagunas de volatilidad, vemos en todos los casos, un mes después, tres meses después, 6 meses, que se registran subidas medias muy por debajo de las medias normales. Hablando claro, que cuesta mucho cambiar la dinámica de estas lagunas de volatilidad, o lo que es lo mismo, que no es tan fácil que muy pronto tras estas lagunas llegue una tormenta de volatilidad, como más de uno podríamos estar pensando.
 
De hecho por ejemplo al cabo de un mes, solo en una ocasión se bajaba,  y no fue grave un 1,28%, el resto subidas. La media de subida fue de 1,42%, cuando la media normal desde 1984 era de +2,37%.  Al cabo de 3 meses había una media de subida de 1%, menos de la mitad de la media normal del período que era de 2,4%. Repito, que esto deja claro, que a corto plazo, cuesta muchísimo cambiar una dinámica de laguna de volatilidad total como es ésta.
 
 
Claro está, que aquí concurre un factor diferente a las otras ocasiones, y es el fin de la QE. Una QE que ha impulsado a las bolsas a una subida extraordinaria y que ahora se acaba. Esta es la QE3, el final de la Q1 causó un 17% y el final de la QE2 casi el 16%. Y esta QE3 ha sido mayor que la anterior y termina en octubre. Realmente sería una gran sorpresa que no afectara nada a Wall Street el no tener ya esos 85.000 millones de dólares mensuales encima de la mesa, no directamente en dinero que iba al mercado de acciones, pero sí indirectamente. El mercado aparenta no estar haciendo caso a nada de todo esto, pero esta impresión puede ser errónea por una razón. Porque por mucho que anticipen las bolsas las cosas, la realidad, es que la QE no ha terminado y aunque con menor fuerza que antes, pues ya ha habido varias rebajas, la realidad es que sigue entrando mucho dinero hasta que no termine en octubre. Más bien habría que ver esto al revés, en cuanto se ha empezado a rebajar la subida se ha ralentizado hasta haberse convertido en un lateral en los grandes índices como S&P 500 y Dow Jones.
 
En esta foto de Bloomberg que aparecía ayer en el diario galo Les Echos se puede ver el VIX índice de volatilidad, durante la última QE
 
s1
 
También favorable para el mercado, la lectura de la que hoy hablaremos de la Asociación Americana de inversores individuales. Según los expertos de EEUU desde 2009 en que empezó este festival alcista sin fin, solo en dos ocasiones anteriores marzo y noviembre de 2012, la media de 10 semanas de alcistas en esta encuesta estuvo tan baja, lo cual evidentemente por ley de sentimiento contrario, es muy favorable, ya saben cómo van estas cosas, y si no, a las pruebas me remito.
 
Vean este gráfico del euro, y como están posicionadas las manos débiles.
 
Muy interesante este gráfico que aparece en el twitter de Christopher Vecchio. Muestra en el euro contra dólar las posiciones de las manos débiles, tras haber estado cortas toda la subida del dólar haciendo su papel habitual de indicador contrario, ahora están a punto de pasar a largas, lo cual sería según Vecchio, y parece que tiene razón por sentimiento contrario señal bajista clara para el euro.


s2


La línea roja es posición neta de manos débiles bajista, la verde posición neta alcista. Como ven toda la subida enterita del euro desde 1,20 se la han tragado las manos débiles cortos, esperando que se diera la vuelta, sin acertar claro. La verdad es que asusta, pensar que podemos ser un indicador contrario J, luego tenemos que hacer lo contrario de lo que nos diga el stablishment, y su enorme aparato de propaganda mediático y de manipulación  para evitarlo, no tenemos otra.  
 
Por cierto que la lucha de este par con la media de 200, está en todas las portadas de actualidad económica. Aquí tienen el gráfico al cierre de la semana pasada, y como pueden ver la lucha sigue y aún no está claro nada, su pérdida, le podría hacer caer a plomo, de momento ya saben hasta el rabo todo es toro.
 
 
Y la misma historia para el cruce del dólar yen y si no vean de nuevo el cierre de la semana pasada en este gráfico:
 
 
Para terminar un interesante gráfico de Perpe sobre la deuda española. Ahora tiene un % sobre el PIB demasiado alto, pero si miramos desde 1880 hubo otra época peor aún: