Las bolsas europeas se encuentran moderadamente alcistas a estas horas.
 
Principalmente, no nos confundamos, porque estamos en tendencia alcista, y esto siempre es lo principal, y sigue siendo mala idea ponerse contra las tendencias. Pero además hay varios motivos que apoyan:

1.- La bajada del euro del 0,40% tras el susto del rebote al alza que dio ayer.

2.- Vean lo fuerte que está el petróleo.
 
crudo
 
Y lógicamente el sectorial de petroleras y gas del Stoxx 600 está volando al alza casi el 2%, y son compañías de mucho peso.
 
3-      Hoy hay reunión del BCE y hay esperanzas de que Draghi vuelva a decir cosas que gusten al mercado, a fin de cuentas, de eso se trata con la QE.

 
Y por último, por sorprendente que pueda parecer se sube por los malos datos macro chinos.
Es increíble, pero cuando creíamos esta mañana que el sector de materiales básicos europeos lo iba a pasar mal, por los muy malos datos de PIB, de producción industrial y de ventas al por menor en China, ha sido todo lo contrario, y es el sector que más sube, con una ganancia en el Stoxx 600 de más del 2%, y también son valores de peso.
 
¿Por qué? Pues porque han decidido que los datos macro chinos, ya son tan malos, que el gobierno chino, no tiene otra que empezar a lanzar medidas de apoyo a diestro y siniestro. Y más teniendo en cuenta que no estoy solo en mis sospechas de que el gobierno se inventa el dato de PIB y realmente está bastante peor. Los indicios así lo muestran.
 
Vean por ejemplo este gráfico:
 
china pib

 
 
O vean este interesante artículo:
 
People don't believe China's growth figures and the truth about the economy could be far worse
De este artículo he seleccionado este otro gráfico:
 
china pib 2

 
Interesantes todos estos datos y para reflexionar. Si las bolsas deciden que mejor, que la segunda potencia económica mundial de facto tras EEUU, vaya fatal, porque así se toman medidas, no somos nadie para negarlo J El mercado es soberano.
 
En fin, me huele a manipulación. Y es que la manipulación es el pan nuestro de cada día. Y si no vean lo siguiente.
 
Muy interesante el estudio realizado por Ben-David, Itzhak, de la Universidad de Ohio, Franzoni, Francesco A. del Instituto de Finanzas suizo de Lugano, Landier, Augustin de la Escuela de Economía de Toulose y Moussawi, Rabih de la Universidad de Pensilvania.
 
Según sus conclusiones tras un sesudo estudio han encontrado lo siguiente:

Han encontrado evidencia matemática y estadística de que los hedge funds manipulan los precios de los valores en las fechas de informes críticos. Así, han documentado y probado, que los valores que tienen en cartera los hedge funds experimentan mayores subidas en el último día del trimestre, seguido por un retroceso al día siguiente... Por ejemplo, los valores que están más en manos de hedge funds tiene subidas anormales de 30 puntos básicos el último día del trimestre, y hay un reversal igual de anormal de 25 puntos básicos al día siguiente. Usando datos intradía, los profesores demuestran que una parte significativa de las subidas se producen en los últimos minutos del día, y se acelera casi pegados al cierre.
 
Comentan que esto evidencia que los hedge tienden a inflar su track record mensual comprando los valores que tienen en cartera.
 
¿Qué les parece?
 
Pueden encontrar el estudio en este enlace al completo:
 
Especialmente interesante el gráfico de la página 47 donde aparece la cantidad de dinero que hace falta para mover un 1 % un valor en los 10 últimos segundos de la sesión.
 
Depende, lógicamente, de lo grande que sea el valor, pero podríamos decir que un valor de los menos líquidos lo pueden subir un 1% a falta de 10 segundos con tan sólo de 100 a 500.000 dólares.
  
Mientras tanto, hoy veíamos otra subasta surrealista de bonos alemanes a 10 años, con rentabilidades ridículas, surrealistas. El mundo al revés, esto va contra la naturaleza del mercado y es la madre de todas las burbujas. Y nos estamos confiando demasiado, y esto puede terminar muy mal. Los bonos cuando se ponen tontos, se ponen. Y si no vean.
 
Muy interesante la reflexión que hacía el año pasado en Marketwach, el famoso analista Mark Hulbert y que invito a ver, aunque sea antigua, porque la situación de los bonos, cada vez da más miedo, no ha cambiado nada respecto al año pasado.

Lo pueden ver en este enlace:

What a bond bear market really looks like

Opinion: A long-term look at the bond market and interest rates

Lo que viene a decir entre otras cosas, es que ningún inversor u operador que esté en el mercado desde después de 1985, sabe lo que es en realidad un mercado de bonos bajista, y lo que eso significaría.
 
Y es cierto, incluso un servidor, que es bastante viejo ya, y llevo desde 1985 en los mercados, he vivido lo que es un mercado bajista de bonos. Sí recuerdo cuando la crisis de deuda del  Long Term Fund, el famoso fondo de premios nobel que quebró, que hubo una especie de rebrote bajista pero no tan grave, como era el pánico. La gente no entendía cómo se podía perder en bonos.
 
Pues imaginen que se les ocurre meterse en bonos por ejemplo en ---1948, vean este gráfico sacado del artículo antes reseñado:

tipos interés

Es impresionante.
 
Vean lo que pasó desde finales de los 40 hasta 1981, con los tipos pasando del 2 a casi el 16%...
 
Casi 30 años con los bonos cayendo, y las rentabilidades subiendo... la que se lio en España por pasar del 3,5 al 7,5% y en muchos periféricos, pues imaginen una tendencia así.
 
Como bien se desprende de las palabras de Hulbert, hay que mostrarse humilde después de ver ese gráfico, reconocer que no tenemos una idea clara de lo que tiene que ser funcionar con esa tendencia inversa a la que estamos acostumbrados. Y desde luego otra cosa parece clara, ya mucho más bajo de los niveles actuales parece difícil, a los bonos solo les puede quedar, empeorar o con suerte quedarse por donde andan, siempre hablando del medio plazo.
 
La verdad es que si algo he aprendido en todos los años que llevo es que la mayoría de la gente tiende a sentir que los mercados tienen un control, una eficiencia, un descuento perfecto de las cosas, que no son más que una leyenda urbana.