Las bolsas europeas a estas horas se mueven con claras alzas pero vigilando de cerca la amenaza de la volatilidad de los precios del crudo
 
Varias bolsas periféricas están siendo las mejores, así la de Italia y España por ejemplo subiendo alrededor del 2% en algunos momentos del día. Y es que el sector bancario es el sector estrella hoy, y estas bolsas están muy cargadas de bancos en sus índices. También la bolsa griega sube con fuerza alrededor del 2,5% gracias a sus bancos, pero por otros motivos, por la consideración de que el eurogrupo va a tomar medidas para aligerar el peso de la deuda en Grecia, que igual es mucho descontar.
 
Los bonos griegos por primera vez este año han bajado del rendimiento del 8%.
 
Los bancos griegos vuelan con Eurobank subiendo 9,5% y Alpha Bank más del 5%.
 
Este es el primer factor que aclara el motivo por el que suben los bancos hoy. Pero hay más. Pesa mucho la subida de dos grandes bancos como Credit Suisse e ING que ganan el primero casi el 6% y el segundo más del 4% y eso que inicialmente han dado resultados peor de lo esperado.
 
Además de este buen día de los bancos, tenemos una recuperación del sectorial de materias primas, tras el desplome de ayer, aunque ha tenido excursiones en terreno negativo que han levantado nervios.
 
Limitan las ganancias muchas otras compañías importantes que han dado hoy resultados y no están pasándolo bien. La lista es larga. Natixis baja 7%, Thyssen 2,5%, Adecco casi 4%, Munich re 2,5% y Nokia lo mismo.
 
Sigo pensando que la verdadera clave de los últimos  movimientos es el rebote del futuro del Dax contra su directriz alcista desde febrero, y en el mini S&P 500 contra su media de 50 días, cuando ambos entre otros índices se encontraban sobrevendidos.
 
El petróleo anda inestable y un reciente bandazo a la baja, ha alejado a las bolsas europeas de la zona de máximos del día, especialmente al Dax que ha perdido casi 100 puntos en pocos minutos.
 
A destacar igualmente que esta mañana se han dado unos datos de producción industrial por parte de Alemania, Francia e Italia, que a cual peor, todos mucho peor de lo esperado.
 
Veamos ahora un interesante artículo del Doctor Steenbarger sobre psicología del trading:
 
Tres pasos para convertirse en su propio entrenador de trading.

Un tema que destaco en mis relaciones con los traders es que no quiero ser su entrenador de trading. Lo que quiero es que los traders aprendan las habilidades necesarias para entrenarse ellos mismos.

¿Qué pasos pueden tomar los traders en desarrollo para entrenarse mejor? Me vienen a la mente inmediatamente tres cosas:

Separe sus papeles. Cuando es su propio entrenador, es tanto el que opera como el que evalúa cómo opera. Es tanto jugador como entrenador. Eso requiere la creación de mecanismos para separar al jugador del entrenador y adoptar una mentalidad de evaluación, fijación de metas y aprendizaje. La forma más básica de crear esta separación es dedicar un tiempo fijo cada día a revisar el rendimiento, escribir en el diario y fijar metas para mejorar a corto plazo. He descubierto que el tiempo y el esfuerzo dedicados a estas actividades tienen una correlación positiva con el éxito de los traders. Los traders de éxito han conseguido crear una separación efectiva que les permite dar un paso atrás y observarse objetivamente.

Esté siempre trabajando en algo. Me gusta preguntar a los traders: “¿En qué, específicamente vas a trabajar hoy?” Cuanto más difusa sea la respuesta, menos probable es que se produzca de verdad un aprendizaje y una mejora. Podría ser trabajar en extender un punto fuerte o en corregir uno débil; podría ser trabajar en la operativa o en la concentración. Da igual, lo importante es hacer que cada sesión de trading sea una sesión de aprendizaje.

Oblíguese a ganarse el derecho a operar con mayor tamaño. No opere con un tamaño mayor hasta que haya conseguido tener éxito y haya ganado confianza operando con un tamaño menor a lo largo de un periodo de tiempo que incluya distintas condiciones de mercado. Cuando se haya ganado un aumento en el tamaño, impleméntelo de forma lo suficientemente gradual para que no le descoloque. A la inversa, si está experimentando una mala racha debido a motivos personales o a unas condiciones de mercado cambiantes, reduzca rápidamente su tamaño hasta que recupere el tacto del mercado. El objetivo es conseguir una consistencia en la rentabilidad, así como una buena rentabilidad ajustada al riesgo.

Sólo puede ser un buen entrenador de sí mismo si practica entrenarse a sí mismo. He conocido a muchos traders que se vieron atraídos por el trading por lo que percibían como un estilo de vida fácil: la capacidad de ganar mucho dinero trabajando poco tiempo. De todos los traders que he conocido que se vieron atraídos al trading por estos motivos, no he visto a ninguno que haya triunfado a la larga. Si pasa tiempo delante de la pantalla aprendiendo patrones de mercado y a continuación invierte tiempo entrenándose a sí mismo, afinando su ejecución y desarrollando nuevas estrategias, ¡ya conoce el estilo de vida asociado con el éxito!


Traducido del original: Three Steps Toward Becoming Your Own Trading Coach